La juventud en China no quiere hablar de Tiananmen: Dieterich en CNN
“Cuando preguntas a alguien joven, sea estudiante o alguien que trabaja, ¿qué presidente te parece mejor? la respuesta estereotipada es 'no me interesa la política'", expuso el sociólogo y profesor Heinz Dieterich.

“Me parece que la juventud no quiere hablar de esto en China, porque es un asunto traumático, como la juventud tampoco quiere hablar de la revolución cultural de Mao, que generalmente se ve hoy en día como un error”, comentó el profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana, Heinz Dieterich a 25 años del desalojo y asesinato de estudiantes en la Plaza de Tiananmen en China, por parte de militares.

La juventud “cuando tu preguntas a alguien sea estudiante o alguien que trabaja, ¿qué presidente te parece mejor? la respuesta estereotipada es no me interesa la política y pregunto ¿entonces qué te interesa?, me interesa un gobierno que aumente mi calidad de vida, es decir, la juventud no discute Tiananmen ni discute la revolución cultural, está despolitizada en gran medida pero el problema estructural para el futuro de China está allá”, precisó.

El profesor explicó que lo de Tiananmen “era un típico movimiento estudiantil, las demandas que tenía la gente eran democratizar el sistema en todos los aspectos, en los derechos civiles, en los derechos políticos, eso es lo que ellos pidieron y después de largas deliberaciones en el partido se impuso la fracción que decía no podemos tolerar esto más tiempo porque Estados Unidos está metido en esto, y entonces se mezclaron diferentes factores pero es un típico movimiento estudiantil pro democrático”.

Que al “no lograr a través del tiempo sus demandas empieza a radicalizarse porque el Estado siempre hace lo mismo contigo, cuando tú te enfrentas al Estado te dejan cierto tiempo y después dicen se acabó el juego de la democracia o desalojas la plaza o te sacamos a patadas, siempre pasa esto” finalmente “llegó ese momento y se tomó la decisión que no se podía tolerar más”.

Explicó que “no hay datos verídicos sobre cuántos muertos hubo, pero no hay la menor duda de que los hubo porque la Plaza de Tiananmen estaba ocupada siete semanas y finalmente cuando el gobierno envía a la fuerza armada para recuperarla entonces los manifestantes se enfrentan y es cuando empieza la represión armada, pero cuántos murieron no podemos saber realmente hoy en día”.

Sobre la imagen del joven que se pone frente a un tanque militar el día del desalojo, el profesor afirmó que “es eterna, eternamente tú vas a tener un conflicto entre movimientos sociales o personas y el Estado, el Estado siempre ha sido y siempre será un instrumento de represión de los poderosos, para eso tienes a la policía, para proteger a los ricos, cuando hay protesta el Estado siempre te reprime, eso siempre ha sido así, entonces esa imagen del joven es eterna. Es un símbolo eterno del conflicto entre el Estado como fuerza de represión y gente disidente”.

“Quien era el líder en ese entonces se planteaba que cualquier joven podía ser empresario… pero debían prescindir del sueño de tener una democracia partidista, pero en lo económico tienen el cielo abierto, esa era la gran oferta”, señaló

En este momento “los jóvenes en China creen que tienen estabilidad y que no necesitan varios partidos”.

Dieterich habló sobre su viaje a China en días recientes: “Se han aumentado las medidas de seguridad, pero con todo, hay un dato sorprendente Si tú ves cuántos policías hay por cada 100 mil habitantes en China son como 125, en Estados Unidos son como 250, en Singapur son como 700, la relación entre cantidad de policías y ciudadanos en China es muy por debajo de la media que se calcula internacionalmente”.

Ya que “internacionalmente se piensa que necesitas 250 o 300 por 100 mil habitantes y en China están muy por debajo de esto, tú no ves policía armada prácticamente, casi no ves policías en ninguna parte, apenas empezaron a armar una policía especial contrario a la imagen que muchos medios proyectan es una sociedad en la cual la policía no está presente”.

El debate en China “va activarse a través de la revolución cultural, porque la revolución ha sido denunciado como un error”.

“El segundo debate público de gran importancia es qué tipo de democracia vas a tener, el último va a ser el de Tiananmen porque es el más reciente… por lo que Tiananmen va a ser en la cadena de debates públicos y de saneamiento público y de la mente, etcétera, posiblemente el último tema que vamos a tener”, aseveró el profesor.

Agregó que “en la medida en que crece la economía y la calidad de vida, el gobierno tiene mayor maniobra para tocar temas difíciles”.

Hoy en día “el grado de libertad en China es muy alto, creo que es más alto que muchas sociedades latinoamericanas, en el debate público, sin duda mucho más libertad de discusión que en Colombia por ejemplo”.

“La verdad es lo único que no puedes tapar para siempre en la historia, el poder puede ocultarlo y puede aplastarlo pero al fin y al cabo la verdad se impone, indicó Dieterich.

Sin democracia no va a haber socialismo en el futuro pero sin socialismo tampoco va a haber democracia, no la burguesa, no la parlamentaria sino la real, participativa, es decir, hay conciencia en el liderazgo de que no puedes separar el avance de la libertad, el avance del bienestar y de la satisfacción de la gente, lo tienen muy claro”, enfatizó.

En un proceso de “desarrollo nacional necesitas siempre un horizonte, una metafísica, algo con qué identificarte, y la economía de mercado que ahora domina en China, no te da esto. Tú quieres un auto último modelo pero eso no te da la satisfacción”.

 El sueño de China, “es el de salir del subdesarrollo, desarrollar una arquitectura democrática”, dijo Dieterich.

En todas la universidades de China “hay una carrera que se llama Filosofía Marxista, allá los jóvenes se supone son los que van a hacer los cuadros para el partido y para el Estado, su orientación política va a ser fundamental. Es una enseñanza escolástica, no es una enseñanza del siglo XXI basado en la ciencia más avanzada, sino que todo es del pasado. Se está perdiendo a la juventud… si no se reconquista a la juventud de una manera atractiva entonces el socialismo se va al diablo”, finalizó.

 

 



Temas relacionados:
China



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]