“Nahui Olin, una mujer que rompió las normas a cambio de su libertad”: Adriana Malvido
La periodista y editorial Circe reeditan la biografía de la artista.
(Océano).

María del Carmen Mondragón Valseca (1893-1978) pasó a la historia como Nahui Olin, nombre que le fue dado por Gerardo Murillo ‘Dr. Atl’, en referencia al poder con el que el sol hace girar a los planetas. Hija de una familia acaudalada, vivió el México del principios y mediados del siglo XX; periodo inédito social, política y culturalmente.

Además de poeta y pintora, fue una mujer adelantada a su tiempo, explica la periodista Adriana Malvido, autora de Nahui Olin (Circe), biografía dedicada a un personaje indispensable de la historia cultural de nuestro país. “Las reivindicaciones por las que luchó toda su vida todavía las escuchamos en las demandas de las mujeres. Su vida es una apuesta por la libertad, la soberanía, autonomía, por otra forma de relacionarse con las parejas”.

A veinticinco años de su primera edición, el libro vuelve a circular. Malvido recuerda que entonces emprendió la investigación de un personaje casi desconocido. “Había muy poco sobre ella y siempre en relación a un hombre. Hija del general Mondragón, amante de Dr. Atl, modelo de Diego Rivera, esposa de Rodríguez Lozano. Pero había que encontrar a la mujer y su vida. La leí con muchísimo gusto porque era algo nuevo. Sentí la necesidad de reconstruir a un personaje importante en un momento de México tan luminoso en términos culturales y artísticos como fue la posrevolución”.

En su momento, José Emilio Pacheco llegó a decir que Nahui Olin sería más importante incluso que Frida Kahlo. “La nahuimananía reemplazará a la fridomanía. Habrá postales, camisetas y gorras con las iniciales N.O., líneas de perfumes y productos de bellaza”, vaticinó el poeta.

Por el momento la profecía no se ha cumplido. No obstante, Malvido sostiene que hoy día ofrece otra perspectiva, “tiene mucho que decir a los jóvenes que no la conocen. Es una mujer que apostó por romper cánones en busca de su libertad, un sentimiento acorde a como veo a los jóvenes hoy, quienes replantean las relaciones e  inventan espacios propios. La mujer ya no obedece el manual del destino doméstico inevitable”.

Para la periodista, la vida de la artista es una invitación a revisarla más allá de lo erótico y a comprometerse con la libertad. “Intenté darle voz. En su momento solo se resaltaba su belleza y yo quise profundizar en su necesidad de expresión. En la escritura como poeta; en la pintura; en su trabajo como modelo y como personaje en sí. Para la nueva edición de mi libro incorporé una especie de ensayo sobre los últimos años de su vida. Necesitamos reflexionar sobre aquellos personajes que en su momento fueron tachados de locos. Es más fácil etiquetar como locura a quien confronta e incomoda a las costumbres”.

Tras años de olvido, en pleno del siglo XXI, la figura de Nahuin Olin vuelve a suscitar interés. A la par del libro de Adriana Malvido, Gerardo Tort está en la postproducción de una película sobre su vida.  La periodista apunta que si bien han cambiado algunas cosas todavía hay mentalidades que viven en el rezago. “Un lector me pidió que no sacáramos a personajes como Nahui Olin porque lo consideraba un mal ejemplo. Todavía hay quien te de aquellos que promueven la libertad de las mujeres. Los cambios en las mentalidades son lentos, incluso más lentos que los cambios políticos”.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.