La Habana rechaza decisión de EU de aplicar demandas contra empresas cubanas por propiedades confiscadas
El gobierno de Donald Trump anunció que comenzará a aplicar, por primera vez desde que EU estableció el embargo contra Cuba en 1960, un apartado para que empresas puedan demandar en la isla por las propiedades confiscadas tras la Revolución.
Foto: Reuters

El gobierno de Cuba rechazó este lunes la decisión de Estados Unidos de permitir demandas de ciudadanos de ese país contra algunas empresas de la isla caribeña que utilizan propiedades confiscadas por el gobierno tras la Revolución de 1959, un movimiento que endurece simbólicamente el embargo comercial impuesto hace seis décadas.

“Rechazo enérgicamente anuncio del Dpto. de Estado #EEUU de autorizar demandas, bajo Título III de la Ley Helms-Burton, contra lista de compañías cubanas sancionadas arbitrariamente por el gob. de Trump. Prórroga 30 días en el resto de los casos es inaceptable amenaza vs. el mundo“, escribió en un tuit el canciller de cubano, Bruno Rodríguez.

Más temprano, el lunes, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, confirmó que la excepción al Título III de la Ley Helms-Burton tardará 30 días, abriendo la posibilidad de más sanciones en el futuro.

A partir del 19 de marzo, será posible entablar demandas legales en el caso de “entidades y subentidades” incluidas en una lista del Departamento de Estado, que incluye empresas vinculadas a la defensa y el sector de la seguridad nacional de la Habana, así como hoteles, agencias de viajes y tiendas.

La lista de unas 200 empresas fue dada a conocer el 8 de noviembre de 2017, como parte de las medidas del gobierno del presidente Donald Trump para limitar el comercio con Cuba y los viajes de los estadounidenses a la isla, que habían sido liberalizados por su antecesor, Barack Obama, por un breve periodo.

“Estados Unidos tomará el primero de una serie de pasos para hacer al régimen cubano responsable por sus 60 años de crímenes e ilegalidad que incluye su apoyo al criminal régimen de Maduro“, escribió en Twitter el senador de Florida Marco Rubio y, adviritó, “Viene la justicia, y ya vendrán más decisiones”.

Rodríguez agregó en otro tuit que la decisión del Departamento de Estado “es un acto hostil e irresponsable que busca recrudecer el bloqueo y asfixiar la economía cubana. Esta es una medida que tiene oposición en el mundo y en el propio EEUU, cuyos empresarios están en contra del bloqueo y favorecen el comercio con Cuba“.

A su vez, la subdirectora general de Estados Unidos de la cancillería cubana, Johana Tablada, anotó también en Twitter: “A pesar apoyo en Estados Unidos al levantamiento del bloqueo y a favor de la libertad viajes, figuras más reaccionarias del gobierno y el Congreso imponen nuevas medidas hostilidad que concitan rechazo en Estados Unidos, Cuba y la comunidad internacional”.

“Carácter extraterritorial ley Helms-Burton no solo agrede a #Cuba, sino al mundo. El imperio pretende pisotear soberanía de todos. Aquí seguiremos trabajando por el desarrollo en beneficio del pueblo. El capital extranjero mantendrá garantías e incentivos para trabajar en #Cuba”, tuiteó a su vez el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca.

Entre los principales inversionistas en Cuba se encuentran el gigante británico de la industria del tabaco, Imperial Brands, que opera una empresa conjunta con el gobierno cubano para producir habanos de gran calidad; las compañías hoteleras españolas, Iberostar y Meliá, que tienen decenas de hoteles a lo largo y ancho de la isla caribeña y el fabricante de bebidas francés Pernod-Ricard, que hace el ron Havana Club con una destilería estatal cubana.

(Con información de AP y NTX)



Temas relacionados:
Cuba
Donald Trump
Estados Unidos
Mundo





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.