Pobreza en la Ciudad de México y cómo reducirla (Artículo) - Aristegui Noticias
opinión*
Pobreza en la Ciudad de México y cómo reducirla (Artículo)
por Araceli Damián

Por Araceli Damián

Durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera no se ha experimentado una reducción de la pobreza por ingresos en la Ciudad de México. Por el contrario, datos del CONEVAL (Consejo de Evaluación de la Política Social) muestran un aumento de ésta de 32.2% a 34.4% de la población, entre 2008 y 2016.

Cabe aclarar lo que el CONEVAL mide con su línea de bienestar (LB) es realmente la pobreza extrema por ingresos, no la pobreza total, ya que utiliza umbrales muy bajos para medir este flagelo. Por ejemplo, en 2016, la “línea de bienestar” era de $2,654 pesos al mes por persona ($88.5 por día), con lo cual, supuestamente una persona podía vivir bien, sin pobreza en las zonas urbanas del país; no obstante, a todas luces el monto es insuficiente.

En los hechos, la pobreza por ingresos afectaba a 55% de los capitalinos en 2016, (1) de acuerdo con el indicador de pobreza por ingresos del Método de Medición Integrada de la Pobreza (LP_ MMIP). Este monto se igual al de 2008, mostrando también que no hubo mejoramiento de las condiciones de vida en la Ciudad de México entre 2008 y 2016.

Cabe destacar que la pobreza extrema con este método también se mantuvo en 32% de la población, siendo este monto similar al de la pobreza por ingresos del CONEVAL. Las diferencias en los niveles de pobreza se deben a que la LP_MMIP fue de $3,184 pesos por persona al mes (106 al día) en 2016 (2).

La persistencia de altos índices de pobreza por ingresos es reflejo del escaso crecimiento económico, de la generalizada informalidad del empleo (53% de los ocupados en la Ciudad declararon no tener acceso a los servicios de salud en 2017) y del ineficiente uso del gasto público por parte del gobierno local. Además, se observa que este último ha abandonado la vocación de servicio y apoyo a los más desfavorecidos, que caracterizó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (2000-2006).

Durante la gestión del ahora pre candidato a la presidencia por Morena, se creó la Universidad de la Ciudad de México, se fundaron 16 preparatorias, se rescató el centro histórico, se apoyó el mejoramiento de la vivienda popular y se estableció el Programa de la Pensión Alimentaria para Adultos Mayores, (PAAM), entre otras muchas más acciones. En cambio, el actual gobierno de la Ciudad tiene un rezago de casi 30% en el PAAM, mantiene una lista de espera de 70 mil personas, algunas de las cuales han tenido que esperar hasta cuatro años para recibir la pensión y sólo la obtienen cuando alguno de los beneficiarios fallece.

Por otra parte, los programas sociales de la Ciudad han sido utilizados con fines partidistas. Por ejemplo, el pasado 23 de enero se publicaron en la Gaceta Oficial de la Ciudad las Reglas de Operación de dos “acciones institucionales”, mediante las cuales la Delegación de Iztapalapa contratará a 1,003 promotores que darán “seguimiento” a los programas delegacionales. Curiosamente, el número de promotores coincide con el total de secciones electorales de la delegación y empezarán a trabajar precisamente ahora que estamos en la antesala de las elecciones del 1º de julio.

Para evitar el uso discrecional y partidista del gasto de la Ciudad se requiere replantear la política social. Actualmente existen más de 100 programas sociales, una veintena de ellos administrados por el gobierno central y el resto por las delegaciones, por lo que se facilita el uso partidista de éstos. Los dos principales programas sociales de transferencias monetarias, el PAAM y Prepa Sí, junto con otros pocos más del gobierno central, cubren a alrededor de 10% de los capitalinos. Sin embargo, las coberturas son muy dispares según el programa. Mientras que el PAAM cubre a casi 70% de la población objetivo, el de Apoyo a madres solteras sólo cubre a 0.2% de la población objetivo. Este último programa otorga $290 pesos al mes por hogar, mientras que el de adultos mayores transfiere $1,209 por persona.

Es importante señalar que la Pensión para AM tiene un enfoque universal, es decir, cualquier persona de 68 años y más que sea residente de la Ciudad (con antigüedad mínima de tres años) tiene derecho a exigir el beneficio. Prepa Sí, no es universal, en tanto que exige que los jóvenes estén inscritos en la educación pública, por lo que puede considerarse focalizado a las preparatorias públicas, mientras que el resto de programas tiene una serie de requisitos que permiten la discrecionalidad en el otorgamiento.

Mi propuesta para transformar la política social en la Ciudad parte de la necesidad de que el próximo gobierno de la Ciudad atienda la obligación de hacer vigentes, de manera progresiva, los derechos sociales reconocidos en la nueva Constitución de la Ciudad de México, sobre todo el derecho a un “mínimo vital” (Art. 9, Inciso A.2), que incluye el ingreso ciudadano universal (ICU).

Parto de la iniciativa de reforma Constitucional que presenté en la Cámara de Diputados para otorgar este derecho. Pero dado que los recursos son escasos a nivel local, considero que el programa puede llevarse a cabo de manera conjunta con el gobierno federal y las alcaldías de la Ciudad.

Propongo que, en la primera etapa del programa, que abarca los siguientes seis años de gobierno de la Ciudad, se otorgue un ingreso básico alimentario (IBA) a los menores de 18 años, tomando como referencia el costo de una Canasta Normativa de Alimentos, que en 2016 ascendía a $1,760 pesos al mes por persona. Como se ve en la gráfica, la reducción en la pobreza extrema por ingresos sería enorme, sobre todo entre los menores de edad. Este monto se podría otorgar si, por ejemplo, el gobierno de la Ciudad otorgara $760 pesos al mes por persona, y el gobierno federal, junto con las alcaldías, otorgaran $1,000 pesos.

  1. Con este método, 72% de la población del país padece pobreza por ingresos. Cálculos propios con base en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016 (modelo).
  2. La pobreza extrema en el MMIP se compone de aquellos hogares cuyo ingreso por persona es menor al 66% de la Línea de Pobreza.

Araceli Damián

Es Profesora-Investigadora con licencia del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es Doctora en economía urbana por la Universidad de Londres, Inglaterra. Es Diputada Federal por Morena y preside la Comisión de Seguridad Social en la Cámara de Diputados.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. 1% más rico de la población mundial acaparó 82% de la riqueza: Oxfam
    enero 22, 2018 9:17 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]