“Peligroso”, que AMLO acuse a jueces a partir de información privada; denuncias deben hacerse ante la FGR: Cossío
José Ramón Cossío, ministro en retiro de la SCJN, señaló que sería muy preocupante que el presidente lance acusaciones sin una denuncia penal, pues eso "acabaría con la división de poderes".

Si el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, u otro funcionario tiene evidencia de que algún juez comete algún delito, debe denunciarlo ante la Fiscalía General de la República (FGR), afirmó el ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío.

Muy peligroso me parece que el presidente diga algo así como ‘yo tengo una información privada, que no puedo compartir, donde el juez A, el juez B o el ministro C están cometiendo un delito’. Eso me parecería muy preocupante, porque lo único que hace es aprovechar el enorme poder político de Presidente de la República para estar golpeando”, dijo.

El lunes, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador advirtió que su respeto por el Poder Judicial no será impedimento para que denuncie a ministros, magistrados y jueces que solapen actos de corrupción o que protejan a delincuentes de cuello blanco y sentenció que no será cómplice de este tipo de actos porque “el pueblo se cansa, de tanta pinche transa”.

Al respecto, Cossío comentó que los jueces tienen una condición muy importante en cuanto a la inmunidad procesal.

“Si se considera que un juez, cualquiera que sea su jerarquía, ha cometido un delito, lo que procede es presentar las denuncias ante el Ministerio Público, esa es la forma correcta. Me parecería muy peligroso que el Presidente de la República, a partir de una información privada, empezara a acusar jueces, porque eso sí acabaría con la división de poderes. Si el presidente o algún otro funcionario tiene una información que cree que puede ser comprobada en un proceso, lo que debe hacer es abrir una denuncia penal“, aclaró.

En el marco del 102 aniversario de Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (1917), Cossío Díaz comentó que la Carta Magna ha recibido tantos cambios que sólo han quedado sin modificarse el artículo 15 y algunos fragmentos.

Al ser cuestionado sobre la prisión preventiva, recordó que en 2008 el Poder Judicial hizo una reforma para establecer los juicios orales y el proceso penal acusatorio.

“Se estableció ahí muy pocos delitos con los cuales se podía ir a prisión preventiva… La idea general fue: no queremos que las personas vayan a la cárcel, que enfrente su proceso en libertad, y sí claro, si resultan condenadas, a la cárcel”, aplicó.

Lo que estamos viendo en este momento, observó, es una idea de generar más delitos para que las personas puedan estar durante su proceso en la cárcel.

Cossío refirió que durante muchos años la mala calidad de las investigaciones policíacas y ministeriales hacían que “el delito preferido para someter a las personas a estos procesos era la portación de arma de fuego, que es cualquiera, o la portación de arma de fuego prohibida, que es la de calibre 38, nueve milímetros, para arriba, que es el propio de las Fuerzas Armadas”.

Con la reforma, apuntó, si una persona trae un arma de su automóvil o ‘fajada al cinto’, no debe enfrentar la prisión.

Expuso que Morena ha presentado una iniciativa para que se incluya la prisión preventiva a nueve delitos.

“Al final se están discutiendo tres: la corrupción, el uso indebido de los programas sociales, vinculados con las elecciones y el robo de los hidrocarburos“, abundó.

Respecto a la Guardia Nacional, citó el artículo 129 de Constitución el cual establece que “en tiempos de paz, los miembros de las Fuerzas Armadas no pueden realizar más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”.

Explicó que con la modificaciones que se hicieron en la Comisión de Puntos Constitucionales, en el Congreso de la Unión, sí hay un problema importante, porque los miembros de la Guardia Nacional gozarán de lo que se llama fuero en la justicia militar.

“Es decir, son personas que por la comisión o la realización de ciertas conductas, estarán sometidas a tribunales militares no a tribunales civiles“, acotó.

En segundo lugar, añadió, hay una mezcla muy grande entre el mando civil y el mando militar.

Un tercer punto, destacó, es un artículo transitorio (cuarto), el cual indica que hasta que funcione la Guardia Nacional, se retirará el Ejército.

“Si se precisaran las condiciones en las cuales se haría la sustitución, o aún mejor, el retiro del Ejército, sería bueno. Yo no estoy a favor de que estén, pero tomando esa lógica, sí es mejor señalar condiciones muy puntuales, ‘una vez que pase esto y esto’, pero definidas y desglosadas, no nada más tres menciones generales o poner de plano que en dos años se regresan”, subrayó.

El jurista consideró que México está ante una “emergencia” en materia de seguridad y justicia.

“Cuando hicimos la reforma penal dijimos ‘es judicial, ocupémonos de los jueces, todo lo demás no forma parte de la reforma porque no es judicial’. Yo creo que hubo una miopía enorme, no entrenamos policías, no tenemos servicios forenses, más allá de que tengamos los camiones llenos de cadáveres, es una cosa horrenda, pero más allá de eso, no tenemos habilidades forenses“, sostuvo.

En esas condiciones, afirmó, “es muy difícil hacerle frente a una delincuencia tan bien organizada como la que está padeciendo el país”.

El ministro en retiro compartió que le preocupa la falta de liderazgo, pues “nadie está hablando de lo que se tiene que hacer en materia de justicia penal”.

A continuación la entrevista completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.