Las limosnas millonarias de Maciel; 1 mdd a Juan Pablo II
El sacerdote fundador de los Legionarios de Cristo hacía diferentes regalos económicos a altos jerarcas de la Iglesia Católica, entre ellos al propio papa.
Maciel fue acusado de cometer abusos sexuales contra miembros de los Legionarios de Cristo desde 1997, aunque hay constancia de la existencia de quejas desde los años 40. (Foto: Tarcisio Samaniego/Cuartoscuro)

El nuevo libro del periodista estadounidense Jason Berry, llamado “Las finanzas secretas de la Iglesia” -del cual presenta un adelanto la revista Proceso-, informa cómo el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, gastaba en regalos para clérigos de alta jerarquía de la iglesia católica. El libro relata que el fundador del grupo religioso le dio un millón de dólares a Juan Pablo II.

“En 1995, según ex integrantes de la Legión, Maciel envió al Papa Juan Pablo un millón de dólares por medio de monseñor Stanislaw Dziwisz, cuando el Papa viajó a Polonia. Como secretario papal, Dziwisz, oriundo de Polonia, fue durante décadas el hombre más cercano a Juan Pablo. Manejar dinero era parte de su trabajo”, explica la obra.

En el capítulo “El padre Maciel, señor de la prosperidad”, se expone que el sacerdote michoacano “quería comprar poder”, por lo que gastaba en Roma “grandes sumas de dinero para aislarse de la justicia” y para obtener el aval del Vaticano a los centros de formación que abrían los Legionarios de Cristo en diferentes países.

“Los cardenales y los obispos que decían misas para los legionarios recibían pagos de 2 mil 500 dólares y más, de acuerdo con la importancia del evento”, agrega.

El documento apunta que el secretario del papa se encargaba de recibir los donativos de las “familias pudientes” a las que Maciel llevaba a las misas privadas del pontífice.

(Con información de Proceso)



Temas relacionados:
Marcial Maciel
México



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]