Hoteles invaden Parque Nacional Tulum; hay 17 denuncias ante FGR
La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas interpuso las 17 denuncias con el fin de recuperar estos terrenos que son parte del patrimonio de la nación; uno de los hoteles pertenece al actor Roberto Palazuelos.
(Fotos: Conanp)

Alejandro Castro

El Parque Nacional Tulum, ubicado en Quintana Roo, cuenta en su interior con hoteles, restaurantes y clubes de playa instalados, pese a que los terrenos fueron expropiados desde 1981 y decretados como área de conservación.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), dependencia encargada de gestionar las 664 hectáreas con las que cuenta el parque, tiene interpuestas 17 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) con el fin de recuperar estos terrenos que forman parte del patrimonio de la nación, ubicados en una de las zonas de mayor plusvalía de la Riviera Maya.

Christopher González Baca, titular de la Dirección Regional de la Conanp en la Península de Yucatán, dijo en entrevista que con la expropiación de la tierra ningún particular tenía derechos sobre la misma, pero el mal manejo del área provocó el desorden territorial.

Explicó que Parque Nacional Tulum fue decretado como área natural protegida el 23 de abril de 1981, pero después de ello no hubo autoridad que vigilara el cumplimiento del decreto, por lo que comenzaron a comercializarse terrenos en el interior, con escrituras que alegan son reales y permisos de construcción autorizados tanto por la autoridad municipal como por la propia Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Antes no existía la Conanp, durante mucho tiempo la presencia del gobierno federal en las áreas naturales protegidas no fue puntual y en esos 30 años hubo mucho movimiento de la tenencia de la tierra. Hubo varios con supuestas escrituras, unas antiguas y otras recientes”, dijo.

Apenas en septiembre pasado, el director de esta área protegida, Francisco Orozco Ojeda, envió un oficio a la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos del Gobierno de Quintana Roo, para que, a su vez, esta dependencia comunicara a los notarios públicos que deben abstenerse de dar fe a contratos de compra-venta de terrenos en el área, con base en la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitida en 2011.

Dicho documento señala que en toda la superficie de esta área solo podrá permitirse la realización de actividades relacionadas con la protección de sus recursos naturales, investigación, recreación y educación ambiental.

“El pleno de la SCJN confirma que el único propietario y poseedor legítimo del área natural protegida es la Federación y, por tratarse de un bien de dominio público de la nación expropiado para uso público y conservación de sus recursos naturales, es inalienable e imprescriptible, por lo que lo los particulares no pueden adquirir válidamente derechos sobre él”, apunta.

Asimismo, la Suprema Corte resolvió que el municipio de Tulum extralimitó sus facultades al incluir el área protegida dentro de su Programa de Desarrollo Urbano 2006-2030, por lo que fue invalidada la sesión de cabildo donde dicha decisión fue aprobada.

Entre los complejos que invaden terrenos de propiedad federal se encuentra el hotel Diamante K -propiedad de Roberto Palazuelos-, hotel Mi Amor, Kore Tulum Retreat, hostal Pocná, hotel El Paraíso, Ikal Butique, hotel Villa Pescadores, cabañas Zazil Kin, hotel Caleta Tankah, parte del Pavo Real Beach Resort y el Dreams Tulum Resort, éste último, con una ocupación de más de 15 hectáreas.

Christopher González Baca refirió que las denuncias ante la Fiscalía llevan alrededor de cuatro años en curso, pero los particulares han utilizado sus propios recursos legales para defender su permanencia en el sitio.

“Hay 17 denuncias con diferente grado de avance, unas más que otras. En unas ya se llegó al aseguramiento, pero ellos se han defendido, todo es por la vía legal. En tanto no tengamos la resolución de los jueces nosotros no cantamos victoria. Nuestra función es hacer las denuncias, denunciar el despojo de la propiedad federal y las instancias judiciales serán quienes emitan las resoluciones”, sostuvo.

¿Ha habido intentos de sobornos para dejar de lado el caso?, se le cuestionó al funcionario.

“‘Pónle el número que quieras’, te dicen. Sí, sí ha habido intentos. Hasta por el solo hecho de dejar pasar material de construcción, ha habido amenazas, publicaciones constantes en contra del director. Sí, los intereses que se afectan ahí son bastantes”, respondió el director regional.

En tanto, mientras las denuncias siguen su curso, en el interior de dichos hoteles no está permitida la ampliación de infraestructura, la realización de eventos masivos o cualquier otra actividad que represente una amenaza para la conservación de la zona, pues están construidos en medio de los ecosistemas de manglar y duna costera.

El Parque Nacional Tulum cuenta con 184 hectáreas de playas y algunas zonas rocosas de alta importancia para la conservación de las tortugas marinas blanca y caguama, ambas en peligro de extinción.

Además, refiere González Baca, el área natural protegida también rodea la zona arqueológica de Tulum y es el hogar de de especies de flora y fauna endémicos de la región.

De acuerdo con los inventarios de biodiversidad, en el polígono crecen 85 especies de flora, de las cuales nueve están en peligro de extinción; 59 especies de mariposas; 45 especies de aves; 10 de anfibios; 42 especies de reptiles, de las cuales 15 son endémicas y al menos 21 se encuentran bajo algún esquema de conservación especial; así como 45 especies de mamíferos.

Hoteles invaden Parque Nacional Tulum; hay 17 denuncias ante FGR by Colegas AN on Scribd








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.