opinión*
La Torre de la Canción: un universo en expansión (Artículo)
por Redacción AN

Por José David Cano
@pepedavid13

Ahora son 35. Así es: nuevos inquilinos han llegado a esta Torre de la Canción: son 35 canciones extraídas de 35 discos de 2018. Hablamos de novedades que —usted perdonará lo tajante— debería estar escuchando en este momento. Son álbumes que ahora mismo están llamando no sólo la atención, también están acaparando listas y portadas.

Aclaro (por si usted es un recién llegado): hilvanamos nuestra playlist, siempre, a partir de discos como concepto —invitando, con ello, a que se escuchen en su totalidad—, y no a partir de canciones… Eso sí: las aquí reunidas son rolas bastante sustanciales pero no abrumadoras.

Y no, no se preocupe por la diversidad: nuestra lista de reproducción es un universo en expansión. Hay un poco de todo: blues, funk, soul, R&B, jazz, pop, rock, indie, alternativo, electrónica, y eso que algunos llaman world music.

Así que, ¿cuáles son los discos que hemos seleccionados para hilvanar esta playlist? Veamos. Éstos son los autores y los títulos…

Nuestra lista de reproducción empieza con el oscuro y urgente nuevo disco de Fantastic Negrito, Please Don’t Be Dead. Le sigue el reciente trabajo de Buddy Guy, The Blues is Alive and Well. (Recuerde: es uno de los mejores guitarristas vivos. Entre otros, le veneran Eric Clapton, Keith Richards y Jeff Beck; estos dos últimos, por cierto, colaboran en un par de temas.) Tampoco se pierda la presencia intensa e hipnótica de Bettye LaVette —una de las grandes cantantes de soul—; en Things Have Changed, le da nueva vida y remodela 12 clásicos de Bob Dylan.

Hemos incluido un tema del nuevo álbum de la multinstrumentista y compositora Kadhja Bonet, Childqueen. La riqueza instrumental, y lo que hace con la música negra, es sorprendente. Por ese mismo rumbo, musicalmente hablando, va Bon Voyage de Melody’s Echo Chamber. Agregando colores psicodélicos, su disco es una incursión en el mundo de la sanación espiritual y el autodescubrimiento (a través de diversas texturas y emociones musicales).

Otro trabajo que no debe perderse es el de la querida Angélique Kidjo, Remain In Light; en efecto: la cantante homenajea uno de los álbumes más emblemáticos de la década de 1980, con el mismo impacto que le imprimieron sus autores: los Talking Heads. Por otra parte, uno de los discos más solicitados de Ghana emerge ahora de la oscuridad gracias al sello Vintage Voudou: la banda Basa Basa publicó en 1979 Homowo (también conocido como Basa Basa Experience, Together We Win), un álbum que sigue siendo rompedor y muy influyente. (Recordemos: en él colaboró Themba T-fire Matembese, quien —inspirado en la música tradicional ghanesa, soul y el afrobeat, y agregando elementos de disco y sintetizadores— impulsó el sonido del grupo, llevándolo a una nueva dimensión.) Otra joya que encontrará: African Scream Contest Vol 2 / Benin 1963-1980, excitante y vibrante compilación que se centra en el afrofunk y el afrobeat que surgió en Benin y Togo en dicho periodo. Es verdaderamente imperdible.

También están llenos de soul, R&B, y, sobre todo, apabullante funk, lo nuevo de Brownout, Fear Of A Brown Planet; el de la mítica Tower of Power, Soul Side Of Town; y lo que ha hecho Shawn Lee and The Soul Surfers, Shawn Lee and The Soul Surfers. Muy recomendables.

Si el jazz está viviendo un nuevo momento dulce es gracias a proyectos como el de Kamaal Williams —nombre artístico del londinense Henry Wu. Su flamante The Return confirma y justifica su meteórico ascenso a las grandes ligas. Otro que está revolucionando la estética del jazz es, sin duda, Kamasi Washington, quien ahora edita Heaven and Earth, un álbum casi —insisto: casi— tan perfecto como su monumental The Epic (publicado en 2015, es uno de los mejores de esta década). No se queda atrás la incomparable guitarrista, compositora y cantante Mary Halvorson. Su maravilloso Code Girl es a la vez sofisticado jazz, indie rock y avant-garde.

“Las canciones exploran temas globales que son importantes para mí y para todos nosotros”, dice el gran Idris Ackamoor, quien con su banda The Pyramids ha editado An Angel Fell. ¡Jazz espiritual y afrobeat que echa fuego! Asimismo, hemos incluido el disco “perdido” del indómito y genio John Coltrane, Both Directions At Once: The Lost Album. Con dos temas hasta ahora inéditos, la grabación data de 1963, la época del mítico y temerario cuarteto integrado por McCoy Tyner, Elvin Jones y Jimmy Garrison. No digo más que lo evidente: ¡es John Coltrane!

En cuanto al rock y sus satélites, la playlist incluye verdaderas delicias musicales. Están Dave Matthews Band, cuyo álbum Come Tomorrow ha resultado ser un éxito de ventas; Father John Misty, quien vuelve a demostrar que es un maestro de la melodía clásica con God’s Favorite Customer. Por su parte, Natalie Prass continúa en plan ascendente: su The Future and the Past son apuntes apremiantes de la incertidumbre y realidad ante Donald Trump, coloreados con pop fino, rock, y toques de jazz. Y a su manera complejo y anárquico, musicalmente hablando, el tercer trabajo de Ben Howard, Noonday Dream, es un viaje divino y surrealista y apasionante.

Asimismo, hemos agregado a nuestra lista tracks de la nihilista nueva entrega de Nine Inch Nails, Bad Witch. Trent Reznor deja en claro que aún se puede hacer rock (industrial, post-punk… ¡pónganle la etiqueta que quiera!) visceral, intrépido, feroz, con trasfondo social. Y lo mismo se puede decir de Wide Awake! de Parquet Courts. Estos chicos, hasta el momento, no tienen discos malos (es cierto: algunos son irregulares pero no son erráticos), y este estupendo trabajo tampoco lo es. Si bien es verdad que siguen aquí sus arrebatos punk, el grupo ha ampliado su paleta de sonidos. Líricamente, hay enojo político y crítica cultural, y después hay canciones de amor y el tipo de catarsis que viene con la alegría y la felicidad.

Originalmente lanzado en 1993, Exile In Guyville, de Liz Phair, es un álbum seminal y punto de referencia feminista. Su estela e influencia sólo ha crecido a lo largo de estos años. Para festejar el 25 aniversario, el sello Matador Records publica un box set: Girly-Sound to Guyville: The 25th Anniversary. (Permítame decirlo así: 25 años después, este trabajo musical sigue siendo desafiante y sigue rompiendo barreras).

Otra mujer que ha editado un disco estupendo es Neko Case: Hell-On deja en evidencia su gran talento como vocalista y como compositora; sus letras son lecciones estimulantes, complejas, reflexivas, envueltas en pop-rock muy bien construido (y, sobre todo, expansivo). Lucrecia Dalt, la colombiana radicada en Alemania, ha lanzado su provocativo Anticlines: desafiante electrónica experimental y abstracta.

La lista también incluye varios bautizos musicales. Hemos incluido un tema de Bad Contestant, debut de Matt Maltese. En muy poco tiempo, este chaval se ha posicionado como uno de los compositores británicos emergentes más emocionantes en los últimos años. Otro debut es el de la también joven Snail Mail. Intitulado Lush, Lindsey Jordan, nombre de la chica de 19 años que está detrás del proyecto, propone un álbum audaz, íntimo, y, sí, muy emocional; casi como una montaña rusa. Por otro lado, no se pierda por nada el excelente estreno de Sophie, Oil Of Every Pearl’s Un-Insides. La productora escocesa transgénero entrega uno de los álbumes del año, llevando el pop y la electrónica a caminos nuevos y excitantes.

Hay otros dos debuts: el de los chicos de Boy Azooga y su volcánico 1, 2, Kung Fu. Con canciones inteligentes, perversamente divertidas, y composiciones brillantes de pop (con fuertes dosis funk y Krautrock), este trabajo es muy, muy recomendable. También lo es Hope Downs, la primera entrega como álbum completo de los australianos Rolling Blackouts Coastal Fever. Luego de publicar dos EP de extraordinaria factura, el excelente Talk Tight (2016) y el brillante The French Press (2017), este nuevo disco —sofisticado, subversivo y electrizante en la misma medida— confirma afortunadamente lo que ya sabíamos: que tienen un talento descomunal.

Como ya es verano hemos incluido algunos temas electrónicos gozosos y harto bailables. Aunque desde la pasada entrega queríamos incluir el monumental Knock Knock de DJ Koze, en último momento decidimos aguantarlo. Ahora está aquí, y, de verdad, escúchelo completo. Aclaro: no se trata del punchis-punchis tradicional. La imaginación de Koze le permite enredar géneros y estilos que en un mundo normal no debería funcionar, pero el de aquí es el “mundo Koze” y todo es posible. Audaz y sorprendente, emocional e innovador, está entre lo mejor del año.

Otro track que sumamos a la lista es del vibrante y colorista Palenque Records AfroColombia Remix Vol 2. En él, los mejores productores de la escena mundial del global bass se han unido de nuevo para repasar y reinterpretar varios clásicos de la música afrocolombiana, sobre todo los provenientes de la champeta, ese ritmo que nació hace 30 años en las barriadas de la ciudad de Cartagena y que reivindica hoy sus raíces africanas. De igual forma, hemos añadido algo del atractivo y seductor Havana Cultura: ¡Súbelo, Cuba! Proyecto dirigido por Gilles Peterson y el fabricante de ron cubano Havana Club —quien creó la plataforma Havana Cultura en 2007 para promover la cultura contemporánea de la isla—, el disco reúne (y revela) una generación de músicos con ideas afines y progresistas que impulsan la música cubana hacia delante, sin renunciar a sus tradiciones y raíces.

Finalmente, también hemos extraído un tema de Son de los Diablos, el nuevo EP de Dengue Dengue Dengue. Además de llevar el nombre de la danza tradicional, en este trabajo el dúo de productores peruano ahora remodela sus estructuras electrónicas para ceder más protagonismo a instrumentos tradicionales. Cierra la lista Chancha Via Circuito, quien ha publicado Bienaventuranza. Pedro Canale —el argentino detrás del proyecto— ha logrado nuevamente mezclar con destreza los elementos folclóricos andinos con ritmos electrónicos bailables. Místico e íntimo, funciona además para la ceremonia que se realiza en la pista de baile.

Escucha la «Torre de la Canción», sesión 14, por Spotify:

También, vía YouTube:

 

Redacción AN

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Cultura
Música
Opinión


    Contenido Relacionado


  1. Explosivas sesiones en vivo (La Torre de la Canción)
    mayo 25, 2018 8:23 pm
  2. La Torre de la Canción: emocionantes mundos sonoros
    abril 25, 2018 8:17 am
  3. La Torre de la Canción: alud de lanzamientos discográficos
    marzo 18, 2018 5:23 pm
  4. La Torre de la Canción: los primeros lanzamientos de 2018 y algo más…
    febrero 12, 2018 5:29 pm
  5. ‘Llueven’ felicitaciones por un año de #AristeguiEnVivo
    enero 16, 2018 10:10 am
  6. La Torre de la Canción: los sonidos de Iberoamérica en 100 temas
    enero 14, 2018 6:15 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]