Libres, 3 generales y un teniente del Ejército; PGR desistió de su acusación
Un juez federal declara la libertad inmediata de los generales Roberto Dawe, Ricardo Escorcia y Rubén Pérez Ramírez, y del teniente coronel Silvio Hernández. La PGR no ratificó las acusaciones de "narcotráfico" contra cinco mandos del Ejército, presos desde 2012.

Un juez federal de Toluca, Estado de México, ordenó este jueves la libertad inmediata de tres generales y de un teniente del Ejército mexicano, detenidos desde 2012, acusados por la SEIDO-PGR de vínculos y protección al narcotráfico.  

Raúl Valerio Ramírez, juez Tercero de Distrito en Procesos Penales, canceló la causa penal 44/2012 en contra de los generales Ricardo Escorcia Vargas, Roberto Dawe González y Rubén Pérez Ramírez, en la que también aparecen el teniente coronel Silvio Hernández Soto y al mayor Iván Reyna Muñoz.

Conclusiones de la PGR   

Este jueves, la Procuraduría General de la República (PGR) notificó al juez federal sus conclusiones no acusatorias de “narcotráfico” contra cinco militares, detenidos en mayo de 2012, y encarcelados en el penal de alta seguridad de Almoloya, Estado de México, al considerar que no existen pruebas que los incriminen.

Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, confirmó que no sostendría las imputaciones contra los generales Escorcia, Dawe y Pérez Ramírez, como tampoco contra  el teniente coronel Hernández Soto y el mayor Iván Reyna Muñoz.

Esta noche el juez Valerio declaró absueltos a cuatro de ellos, excepto al mayor Reyna Muñoz, quien tiene otros procesos pendientes.  

Un año detenidos

En mayo de 2012 la Procuraduría Militar detuvo y entregó a los seis militares a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR.

Detenidos por separado, el grupo lo encabezó el general Tomás Ángeles Dauhare, ex subsecretario de la Defensa Nacional (Sedena).

La SEIDO los arraigó y los acusó de “delitos contra la salud” y “delincuencia organizada”. Los vinculó con actividades del cártel de los Beltrán Leyva.

Acusados por testigos

Las declaraciones que incriminaban a los seis militares se sustentaban en declaraciones del narcotraficante Sergio Villarreal El Grande y de dos testigos protegidos, conocidos como Jennifer y Mateo.

Ambos involucraron a los militares con la descarga de aviones con droga de los Beltrán Leyva en los aeropuertos Internacionales de Toluca, Cancún y el DF.

El 31 de julio de 2012, los seis militares fueron encarcelados en el penal de alta seguridad de Almoloya (hoy llamado “Del Altiplano”), en el Estado de México.

El pasado 17 de abril el general Tomás Ángeles Dauhare dejó la cárcel, ante otra presentación de “conclusiones no acusatorias” por parte de PGR. La Procuraduría  reconoció ante un juez federal que no tenía en su poder “ninguna prueba” que confirmara las declaraciones de los testigos Mateo y Jennifer.

La indagatoria en la PGR se abrió después de que el Poder Judicial señaló inconsistencias en los dichos de algunos testigos protegidos y advirtió “una posible fabricación de pruebas”.

La presentación de las conclusiones no acusatorias por parte de PGR cierra la investigación penal más grave contra altos mandos del Ejército mexicano, entre ellos un ex subsecretario de Sedena.

(Con información de Notimex, Reforma y archivo AN)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]