Corte otorga amparo para la importación o adquisición de semilla de mariguana
La Segunda Sala resolvió que el amparo concedido a tres personas para el consumo recreativo del enervante, era “ilusorio” si no permitía comprar la semilla.
(Foto: Archivo Cuartoscuro)

La Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió un amparo a tres particulares para que se les permita importar semilla de mariguana o adquirirla en México a un distribuidor autorizado por las autoridades, con el propósito de que puedan cultivar el enervante y consumirlo con fines recreativos o lúdicos.

Al resolver un amparo en revisión, la Segunda Sala del Máximo Tribunal revocó una sentencia previa que impedía a la académica y consultora en materia de drogas, Zara Snapp, la adquisición de semilla de mariguana, pese a que se le había otorgado el permiso para su consumo.

Con cuatro votos a favor y la ausencia de la ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, los ministros de la Suprema Corte consideraron que la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) debe expedir los permisos a los tres particulares para no hacer materialmente imposible el derecho de los quejosos al uso recreativo de la mariguana.

El proyecto de sentencia presentado por el ministro José Fernando Franco González Salas explicó que la sentencia de primera instancia concedida para el uso recreativo de mariguana era contradictoria, pues la prohibición para importar la semilla del enervante no permitiría a los afectados gozar de los derechos que el propio juzgador les concedió.

Es decir, que la prohibición para la importación y adquisición de mariguana viola el derecho a la libre desarrollo de la personalidad y de que se trata de una prohibición que no respeta el derecho a la proporcionalidad.

“En atención a los términos de la concesión del amparo, la sentencia en sí misma impide el ejercicio del derecho humano al libre desarrollo de la personalidad y hace ilusoria la concesión del amparo, pues los quejosos están autorizados para realizar determinadas conductas sin tener la posibilidad de adquirir los insumos necesarios para ello, lo cual en términos de la posibilidad de ejercer derechos equivale a que el amparo se les hubiera negado”, señala un extracto del fallo.

El análisis de este expediente se originó por la solicitud de autorización que formuló Zara Snapp, junto con dos personas más, a la Cofepris para consumir mariguana de forma regular y personal, con fines meramente lúdicos y recreativos, así como para realizar otras actividades correlativas al autoconsumo como son la siembra, el cultivo, la preparación y la transportación de mariguana.

La solicitud fue rechazada por la Cofepris, por lo que promovieron un juicio de amparo bajo el argumento de violación al derecho de libre desarrollo de la personalidad, mismo que les fue otorgado por el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, pero sin la posibilidad de adquirir o importar semillas de marihuana o sus derivados.

Por lo anterior, presentaron un recurso de revisión que fue atraído por la Suprema Corte y posteriormente turnado a la Segunda Sala, cuyos integrantes modificaron los efectos de la concesión del amparo para incluir la posibilidad de que Snapp pueda importar semillas de mariguana, o adquirirlas con sujetos previamente autorizados por la propia Cofepris.

La sentencia de amparo reconoce que la regulación del consumo de mariguana y sus derivados, desde su adquisición y cultivo, así como su preparación y portación, es una facultad exclusiva del Poder Legislativo, aunque en casos particulares se pueda pronunciar por reparar las violaciones a derechos humanos que argumentan los particulares, como fue el caso de Zara Snapp, autora del libro “Diccionario de Drogas”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.