Política migratoria es soberana e independiente, responden SRE y Segob al ‘NYT’
El gobierno federal rechazó que haya un acuerdo vinculante con el gobierno estadounidense para recibir a los peticionarios de asilo que son devueltos a México mientras se desarrolla su proceso.
(Foto: Reuters).

Luego de que el diario estadounidense The New York Times publicara que el gobierno de México está cumpliendo la agenda migratoria de Donald Trump, al impedir que migrantes se acerquen a la frontera a pedir asilo o al recibir a los solicitantes expulsados de Estados Unidos, las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación aseguraron que la política migratoria mexicana es soberana e independiente.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Gobernación (Segob) reiteran que México actúa de forma soberana e independiente al implementar su nueva política migratoria —una que pone al centro la protección de los derechos humanos y la expansión de un desarrollo económico igualitario en la región”, afirmaron ambas dependencias en un comunicado conjunto.

El gobierno federal rechazó que haya un acuerdo vinculante con el gobierno estadounidense para responder al aumento en el flujo de personas que deseen transitar hacia México y Estados unidos en busca de asilo.

“Frente a la decisión unilateral del Gobierno de Estados Unidos de implementar el artículo 235 (b)(2)(c) de su Ley de Inmigración y Nacionalidad, México ha optado por apoyar a los migrantes. Por razones humanitarias y de manera temporal, el Gobierno de México ha autorizado el ingreso de algunos solicitantes de asilo desde Estados Unidos en tanto se efectúa su audiencia con las autoridades correspondientes. La alternativa, la deportación de nuestro país, implicaría negar el derecho de asilo que el Gobierno de México suscribe y protege”, explicaron la SRE y la Segob.

El gobierno federal precisó que ha fijado criterios específicos para el retorno de ciertas personas que ingresaron a Estados Unidos para solicitar asilo, como no admitir menores no acompañados ni permitir la separación de familias.

El pasado 28 de febrero, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que 150 solicitantes de asilo en Estados Unidos han sido devueltos a México para que esperen el desarrollo de su proceso. El New York Times publicó el viernes 1 de marzo que más de 120 personas -hombres, mujeres y niños- han sido devueltas a Tijuana y que en esta semana las autoridades estadounidenses podrían regresar a más en otras ciudades fronterizas.

La medida tomada por Estados Unidos y aceptada por México pone a los solicitantes de asilo en riesgo de explotación, violencia sexual, asesinato e incluso la posibilidad de que sean desaparecidos. “Forzar a personas que buscan protección en Estados Unidos a permanecer en México mientras sus peticiones son atendidas es irresponsable, cruel, y una considerable violación del derecho internacional”, afirmó Amnistía Internacional en un pronunciamiento difundido el 1 de marzo.

En su comunicado conjunto, la SRE y la Segob destacaron también el otorgamiento de un estatus legal a más de 13 mil personas extranjeras que ingresaron por la frontera sur. “Gracias a esta nueva política se ha subsanado el error fundamental previo que, desde la ilegalidad, condenaba a los migrantes a la marginalización y la precariedad”, dijeron.

De forma similar, agregaron, el gobierno federal impulsa un “Plan Integral de Desarrollo”, que con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe contempla distintos proyectos para impulsar el desarrollo económico de Guatemala, Honduras y El Salvador para atenuar las “causas estructurales que detonan los flujos migratorios”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.