“Llevaremos a México al lugar de potencia mundial”: Meade, precandidato único del PRI
De la corrupción, sólo una mención: "Habrá un combate frontal y definitivo a la corrupción, ni un solo peso al margen de la ley, ningún privilegio más que el de ser mexicano".

En una semana, José Antonio Meade dejó de ser Secretario de Hacienda, cosechó los apoyos priistas necesarios, activó una “operación cicatriz” y se convirtió este domingo en el primer precandidato externo del PRI a la Presidencia de la República.

Desde muy temprano, a la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional -ubicada en Insurgentes Norte- llegaron miles de simpatizantes, transportados en decenas de autobuses o microbuses que fueron estacionados en las calles paralelas o cercanas.

En el templete se instaló la Comisión Nacional de Procesos Internos sólo para hacer entrega de la constancia al precandidato único del PRI a la Presidencia en 2018. Pasaron un par de minutos para que JAMK tomara el micrófono, como único orador del acto, luego de que durante más de dos horas, los animadores amenizaron con porras mientras Meade se encontraba con todo aquel que quería una foto o un saludo.

Lee: Detrás de Meade, quienes encumbraron a Peña hace 6 años

Tras agradecer a su esposa y a sus tres hijos, con quienes llegó manejando su propio auto a la sede priista, además de recordar a sus padres -uno presente y su madre al parecer enferma-, Meade soltó: “Vengo con humildad a pedir su apoyo”.

Y comenzaron las frases prometedoras: “Que cada familia viva con felicidad y justicia… las familias sentirán en sus bolsillos el crecimiento de México… hoy y siempre quiero ser el candidato de las mujeres”.

Dos veces habló de convertir a México en una “potencia mundial”, aunque no dijo cómo: “Llevaremos a México al lugar de potencia mundial que le corresponde. ¡Vamos a ganar!”(…) “Vamos a hacer de México una potencia que permita que todos vivamos mejor”. 

Una vez refirió ampliamente el trabajo del presidente Enrique Peña Nieto: “Hoy México tiene un mejor presente y futuro, gracias a un liderazgo claro, reformas que habían esperado por décadas,  se concretaron… este impulso reformista fue posible gracias al talento, la sensibilidad de un gran mexicano, de un arquitecto del cambio que logró que hoy tengamos 3 millones 300 mil nuevos empleos, con seguridad social para nuestras familias, que nuestros hijos tengan un futuro, con educación, salud y bienestar. El cambio se dio bajo la conducción de un mexicano con temple, valentía y gran amor a México, el presidente Enrique Peña Nieto”. 

“¡Peña-Peña!”, coreó Meade y la multitud hizo lo propio.

Un par de veces habló de posibles cambios, pero en ambas ocasiones lo matizó: pidió “identificar lo que debemos cambiar” y que “acabemos de una vez por todas con la idea de que este país se tiene que reinventar cada 6 años. No hay que demolerlo todo. no hay que cambiarlo todo. Apostemos por la experiencia y no por la ocurrencia. Por el conocimiento y no por el enfrentamiento. Por la preparación y no por la improvisación. En los programas y no en los caprichos. Creemos en el hambre de servicio, no en el hambre de poder”.

Una vez mencionó la promesa de que “México será un país justo”. Y también sólo una ocasión habló de la corrupción: “Habrá un combate frontal y definitivo a la corrupción, ni un solo peso al margen de la ley, ningún privilegio más que el de ser mexicano“.

También dijo que “tenemos que anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a la ley. El que siembra odio, cosecha soledad”.

“Hoy vengo a pedirles su apoyo: ¿cuento con ustedes?”, preguntó.
-Síiiii-, se escuchó gritar a la multitud.
“Juntos, vamos a ganar las elecciones de 2018”.

“Me inscribo como prencandidato porque tengo la experiencia, los resultados y el conocimiento para ser un buen candidato y un buen presidente de México”, sostuvo.

E hizo el siguiente cierre: “Vamos a alcanzar juntos los anhelos de la sociedad mexicana.Vamos a cerrar la distancia entre el México que somos y el que queremos ser. Ha llegado el momento de ir juntos por un mejor futuro. Continuaremos transformando a México, seguiremos el ejemplo de nuestros padres, honraremos el compromiso de nuestra generación y cumpliremos las promesas que hicimos a nuestros hijos. Les propongo caminar unidos, sumando juntos hasta ganar. Que viva el PRI, que viva México”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]