Estadísticas de la Patrulla Fronteriza desmienten la “crisis migratoria” que alega Trump
Estadísticas de la Patrulla Fronteriza revelan que la supuesta crisis migratoria declarada por Donald Trump es mínima, comparada con las cifras de detenciones que registraban durante administraciones pasadas.

Más de un millón de migrantes fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos durante los primeros siete meses del año fiscal 2000. El presidente en turno, Bill Clinton, había tenido que lidiar con índices elevados de inmigración a lo largo de su gestión. En respuesta, endureció las leyes migratorias y criminalizó el trabajo indocumentado.

Casi dos décadas después, el republicano Donald Trump ha declarado que su país atraviesa una crisis migratoria, y amenazó con imponer aranceles a los productos provenientes de México, hasta que la administración de Andrés Manuel López Obrador logre contener el flujo de migrantes hacia su país.

Sin embargo, las 460 mil 294 detenciones efectuadas por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos durante los primeros siete meses del año fiscal 2019, ponen en evidencia que la supuesta crisis declarada por Trump no es, ni siquiera la mitad del millón 54 mil 759 detenciones realizadas durante ese mismo periodo en el 2000.

Si bien, el número de indocumentados que ha ingresado irregularmente a Estados Unidos se ha disparado desde noviembre de 2018, debido a las caravanas de migrantes provenientes de Centroamérica, la cifra de detenciones se asemeja a las 450 mil 992 efectuadas durante ese mismo periodo del año fiscal 2008, cuando George W. Bush ocupaba la Casa Blanca.

La reciente alza en las detenciones no es una situación excepcional. Durante la administración de Barack Obama, entre 2015 y 2016, se registró un incremento del 23 por ciento en el número de detenciones, en gran medida, por la crisis de los menores migrantes centroamericanos no acompañados que huyeron de la violencia que azotaba a su países, en busca de asilo humanitario en Estados Unidos.

Tanto Clinton, como Bush y Obama lidiaron con la entrada de extranjeros a través de leyes y políticas migratorias. Donald Trump es el primer mandatario estadounidense de este siglo en buscar una solución comercial a un problema social y de seguridad nacional.

México no tiene la culpa

Para el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén López, la posición del presidente Donald Trump es “muy negativa y sin fundamento”, pues México no es responsable del incremento en la inmigración que experimenta su país, ya que el número de mexicanos yendo a Estados Unidos en condiciones irregulares ha disminuido significativamente desde 2007.

Aunque reconoce que la cifra de migrantes indocumentados que ha llegado a la frontera sur de Estados Unidos prácticamente se ha duplicado a raíz de las caravanas centroamericanas, insiste en que México no debe ser responsabilizado, ya que no genera ni promueve dichos movimientos.

“No hay manera de que México frene esta oleada migratoria, pero tampoco hay manera de que Estados Unidos lo haga”, sostuvo Guillén,

El titular del INM consideró que, con estas amenazas de imponer aranceles, Donald Trump está tratando de distraer la atención de la investigación sobre la intervención rusa en las elecciones de 2016.

“Es una escenografía en la que México ha sido utilizado de manera muy agresiva y xenofóbica desde su campaña a la Presidencia, en las elecciones pasadas, y evidentemente esto forma parte de la disputa electoral al interior de Estados Unidos”.



Temas relacionados:
AMLO
Aranceles
Donald Trump
Migración





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.