2011, año fatal para prensa y ciberactivistas: AI
Amnistía Internacional denunció que en México, Honduras y Cuba aumentó la represión en contra de periodistas, blogueros y usuarios de redes sociales
Desde 2010 se han intensificado en México los movimientos en defensa de la libertad de expresión, ante los crímenes en contra de periodistas. (FOTO: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

Durante el año pasado, la represión en contra de blogueros, ciberactivistas y periodistas en América Latina fue en aumento revela el informe Represión en la era digital, difundido por Amnistía Internacional (AI) en la víspera del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

“Los estados están atacando a los periodistas y activistas en línea porque saben que estas personas valientes saben aprovechar eficazmente internet para desafiarlos”, dijo Widney Brown, responsable de Derecho Internacional de AI.

Entre estas nuevas medidas para limitar la libertad de expresión, AI menciona el bloqueo de los motores de búsqueda, el encarecimiento del precio de internet, la tortura a activistas para conseguir sus contraseñas de Facebook o Twitter o la aprobación de leyes para controlar lo que se publica en la red.

El organismo advierte que México es uno de los países más peligrosos del continente: “Quienes trabajan para medios de comunicación en el norte del país están especialmente expuestos a sufrir ataques”, apunta el documento.

Al igual que otros países de la región, quienes ejercen el periodismo no sólo tiene que enfrentarse a la represión oficial, sino también a las “bandas criminales” que han actuado contra periodistas que informaban sobre asuntos de derechos humanos, abusos de poder y corrupción.

Hace referencia al asesinato de la corresponsal de la revista Proceso Regina Martínez en su domicilio de Veracruz. “Llevaba más de tres decenios informando sobre asuntos de inseguridad, tráfico de drogas y corrupción. Las autoridades locales afirmaron que iban a investigar el homicidio”, destaca la ONG.

Cuba y Honduras

En el caso de Cuba, AI recoge el testimonio del periodista y bloguero Luis Felipe Rojas que tiene que recorrer 200 kilómetros en auto para poder acceder a internet y pagar seis dólares -un tercio del salario mensual local- para conectarse durante una hora.

El bloqueo de páginas web llevado a cabo por el régimen castrista implica que a veces tiene que enviar sus escritos por SMS a un contacto fuera del país para que él lo publique en su blog.

Según Hablemos Press, una agencia de noticias no oficial, más de 75 periodistas independientes fueron detenidos durante los últimos 12 meses en Cuba.

El organismo recoge la experiencia de la periodista hondureña Dina Meza quien explica en una carta que “hablar, escribir y contar la verdad significa estar en la línea entre la vida y la muerte en este país”.



Temas relacionados:
Derechos Humanos



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]