El Primer Ministro de Islandia juez y parte en la crisis financiera de su país
David Sigmundur Gunnlaugsson , llegó al poder tras el colapso financiero del país al tiempo que ocultaba sus compañías con millones de dólares en bonos, de los bancos islandeses.
(Foto: Especial)

Por Ryan Chittum, Jóhannes Kr. Kristjánsson, Bastian Obermayer, and Frederik Obermaier

REYKJAVIK – En mayo 15, del año 2014, el Primer Ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, compareció ante el Parlamento para responder preguntas sobre cuán agresivamente su gobierno combatiría a evasores y estafadores de impuestos que usan compañías offshore secretas.

“¿Islandia seguirá el ejemplo de Alemania de comprar información reveladora por parte de soplones de dichas compañías offshore?”, le preguntaron.

Entonces respondió que era “muy importante que las personas trabajaran juntas en esto”. Sin embargo, dijo que estaba poco claro si esa información sería “realista y útil”, aunque confiaba en los fiscales de su país para tomar la decisión correcta.

Lo que no se sabía era que los archivos de empresas offshore que Islandia quería comprar, incluían a las compañías offshore ligadas a él y a otros dos altos funcionarios de su gobierno en el poder.

El involucramiento del Primer Ministro islandés en obtener beneficios económicos de la crisis económica en su propio país, surge de millones de archivos secretos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), el diario alemán Süddeutsche Zeitung y otros medios de comunicación asociados. Más de 11 millones de documentos –mensajes de correo electrónico, transferencias de efectivo y los detalles de constitución de sociedades, de 1977 a diciembre del año 2015– muestran el funcionamiento interno de la firma panameña Mossack Fonseca, uno de los mayores agentes en el mundo del offshore.

La aventura offshore del Primer Ministro

Sigmundur David Gunnlaugsson llegó al poder en medio de una ola de ira en contra de los bancos, en el marco de la crisis financiera islandesa, en la que tres de los principales bancos del país colapsaron espectacularmente durante un par de días en octubre de 2008, después de años de especulación y tratos entre ellos.

Como periodista de la radio y la televisión, el extrovertido Gunnlaugsson dirigió a un grupo llamado InDefence, que hizo una campaña en Islandia para rechazar el rescate de los acreedores internacionales por miles de millones de dólares en depósitos en los bancos. En dos referendos nacionales, los votantes apoyaron a InDefence y la exitosa campaña ayudó para que Gunnlaugsson y su partido llegaran al poder.

En enero de 2009, el Partido Progresista eligió a Gunnlaugsson. A los 38 años, se convertiría en el Primer Ministro más joven en la historia del país. Cuando asumió el poder, se comprometió a ir contra los acreedores extranjeros para aliviar las deudas de los propietarios de viviendas, entre otros.

Pero como Primer Ministro, el gobierno de Gunnlaugsson finalmente llegó a un acuerdo con los acreedores a quienes su antiguo grupo InDefence criticó.

Los documentos de Mossack Fonseca muestran que la familia de Gunnlaugsson –sin el conocimiento de los islandeses– tenía un importante interés personal en el resultado para los acreedores bancarios.

En diciembre de 2007, Gunnlaugsson y su esposa, Anna Sigurlaug Pálsdóttir, compraron la offshore lllamada Wintris Inc. a través de Mossack Fonseca en la sucursal de Luxemburgo de Landsbanki, uno de los tres bancos más grandes de Islandia.

La pareja utilizó la compañía controladora para invertir millones de dólares en dinero heredado, de acuerdo con un documento firmado en 2015 por la esposa del Primer Ministro, hija de un millonario distribuidor de Toyota.

“Los bancos islandeses formaron sucursales, por ejemplo, en Luxemburgo y el Reino Unido, y lo que hicieron fue crear empresas offshore para que sus clientes pudieran resguardar todo tipo de activos , ” dijo Rob Jonatansson , un abogado de la capital Reykjavik, quien dirigió la resolución bancaria de una entidad financiera más pequeña que también colapsó, pero no comentó sobre Wintris específicamente. “Las compañías offshore ofrecieron la posibilidad de evasión de impuestos, la que probablemente algunos aprovecharon”.

Los archivos de Mossack Fonseca no dan a conocer si Wintris invirtió su dinero, pero los registros de la corte muestran que Wintris tenía participaciones significativas con los bonos de cada uno de los tres principales bancos islandeses. Esos registros enlistan a la compañía como un acreedor con millones de dólares en reclamaciones por las quiebras de los bancos.

En el tablero de liquidación de Landsbanki aparece Wintris como acreedor desde noviembre de 2009 con una demanda de 174 millones de coronas islandesas –al parecer en bonos de Landsbanki . Wintris también apareció tres veces en la lista de reclamaciones del banco de Kaupthing en enero de 2010, en tenencia de bonos con un valor nominal de 221 millones de coronas islandesas.

También poseía obligaciones de Glitnir por un valor de 114 millones de coronas –obligaciones que Wintris vendió a un inversor islandés después del colapso, según una persona familiarizada con la transacción ( Gunnlaugsson ha criticado a los fondos extranjeros por la compra de tales reclamaciones como “buitres”).

En total, Wintris ha cobrado casi 4 millones de dólares en activos en los bancos al cambio actual (8 millones de dólares al tipo de cambio de antes del colapso). Wintris pudo haber tenido otros activos, como acciones, que no aparecen en las declaraciones de quiebra de los bancos.

Gunnlaugsson es co-prpietario de Wintris junto con su esposa desde que entró en el Parlamento en abril de 2009 y siguió ocultándolo mientras ascendía al asiento de Primer Ministro, de acuerdo a los archivos obtenidos por ICIJ . No revelar estos activos puede haber violado las reglas de ética de Islandia, aunque el Primer Ministro lo niega. Los bonos de Wintris todavía tienen considerable valor, que van desde aproximadamente un 15 por ciento a 30 por ciento de su valor nominal.

En el último día de 2009, Gunnlaugsson vendió su mitad de Wintris a su esposa por un dólar, de acuerdo con los documentos Mossack Fonseca .

El 15 de marzo de 2016, la esposa de Gunnlaugson escribió una entrada en Facebook dando a conocer la empresa offshore por primera vez. “La existencia de la empresa nunca ha sido un secreto “, dijo. Escribió que ella creó Wintris en 2007, cuando todavía no estaba claro si su pareja estaría viviendo en el extranjero y que se trata de un vehículo de inversión para los fondos que recibió cuando el negocio de su familia fue vendido.

El mensaje de Facebook se produjo cuatro días después de que los socios de ICIJ Reykjavik Medios y SVT (televisión pública sueca) preguntaron al Primer Ministro sobre Wintris en una entrevista grabada. En esa entrevista, la televisora preguntó a Gunnlaugsson si alguna vez había sido propietario de una empresa offshore.

“¿Yo mismo? No. Bueno, las empresas islandesas en que he trabajado tenían conexiones con empresas offshore, incluso el… ¿cómo se llama…? los sindicatos de los trabajadores. Habría sido a través de estos acuerdos, pero siempre he reportado todos mis activos y los de mi familia para el pago de impuestos. Por lo tanto, nunca ha habido ninguno, ninguno de mis activos ocultos en algún lugar. Es una pregunta inusual para un político islandés. Es casi como ser acusado de algo, pero puedo confirmar que nunca he ocultado ninguno de mis bienes”.

Cuando se le preguntó qué sabía de Wintris, Gunnlaugson, dijo “Bueno, es una empresa, si no recuerdo mal, que se asocia con una de las empresas de las que yo era parte de la junta directiva y que tenía una cuenta, que como he mencionado, ha estado en la declaración de impuestos desde que se estableció. Así que ahora estoy empezando a sentirme un poco extraño con estas preguntas porque es como si me estuviera acusando de algo cuando me está preguntando por una empresa que ha estado en mi declaración de impuestos”.

Poco después, Gunnlaugsson se puso de pie y abandonó la entrevista.

Su esposa publicó cuatro días más tarde en Facebook que los activos en Wintris Inc. eran sólo de ella y que el banco, por error, había puesto a Gunnlaugsson como copropietario. Agregó que cuando se descubrió el error en 2009, ella se convirtió en la única propietaria de la empresa. Los documentos de Mossack Fonseca muestran que Gunnlaugsson firmó el documento de la venta de su parte de Wintris a Pálsdóttir.

Pálsdóttir dijo que los activos provenían de su parte por la venta de los negocios de su familia. Dijo que siempre ha pagado todos los impuestos sobre Wintris. Su firma de impuestos, KPMG, también dijo que declaró los ingresos de Wintris.

“Como se ha explicado públicamente, en el establecimiento de esta empresa, el Primer Ministro y su esposa se han apegado a la legislación de Islandia , incluyendo declarar todos los bienes, títulos e ingresos en las declaraciones de impuestos de Islandia desde 2008 “, dijo un portavoz de Gunnlaugsson en un comunicado .

EXTRACTO DEL TRABAJO ICIJ
(TRADUCCIÓN. EDUARDO GÓMEZ OROZCO)

(Video: The Guardian)

 Panamá Papers



Temas relacionados:
Panama papers



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]