No hay transparencia en mediciones de audiencias; necesario que agencia oficial las haga: Artículo 19
En su informe "Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva", Artículo 19 establece una hoja de ruta con la que el nuevo gobierno podría revertir los factores que han generado silencio en sexenios pasados, señaló Ana Cristina Ruelas, directora de la organización para México y Centroamérica.
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO

“En el sexenio se Enrique Peña Nieto se gastaron mil 237 millones de pesos y de esos el 48 por ciento se destinó a 10 medios de comunicación y el otro 52 por ciento a 850 medios”, destacó Ana Cristina Ruelas, directora regional de Artículo 19.

Los cinco medios que recibieron más dinero público el pasado gobierno fueron Televisa, Tv Azteca, Estudios Churubusco, El Universal y Grupo Formula. “Sería muy interesante conocer los criterios por los cuales se determinó que esos son los medios que tienen mayor audiencia, mayor impacto en las poblaciones objetivo y precios más competitivos”.

Ana Cristina Ruelas resaltó que aunque el actual gobierno ha asegurado un recorte del 50 por ciento a la pauta para medios de comunicación, “no han señalado si van a modificar la ley que legaliza las malas prácticas y si van a fijar objetivos claros, objetivos y transparentes de la publicidad”.

Señaló que recientemente se emitió una Política de Comunicación Social que retoma los elementos que junto a Artículo 19 y el colectivo #MediosLibres habían propuesto previo a la Ley General de Comunicación Social o “Ley Chayote”. 

“Es muy importante decir que hoy no hay transparencia en las mediciones de audiencias ni en las metodologías que siguen las empresas medidoras de audiencias para determinar quién recibe qué”, dijo. Por lo tanto aseguró que la mejor opción sería que una agencia oficial se encargara de las mediciones.

Por otro lado, resaltó que ante el grave panorama al que se enfrenta los periodistas en México luego del sexenio de Enrique Peña Nieto, es vital que la administración de Andrés Manuel López Obrador tome en serio la agenda que la organización presentó como parte de su informe anual “Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva”.

“Es importante que lo vean como una hoja de ruta, no solo a nivel federal sino también estatal, para revertir los factores del silencio” que dieron pauta a que en México la censura se convirtiera en una forma de trabajo y de vida para muchas y muchos periodistas, dijo Ruelas en entrevista para Aristegui En Vivo.

Tras el gobierno de Peña Nieto, México se convirtió en el país más peligroso para ejercer como periodista en América Latina. Tan solo en el último año de su administración, Artículo 19 documentó 544 agresiones contra comunicadores, y en total, durante esos seis años sucedieron 2 mil 502 agresiones. De éstas, el 99.13 por ciento quedaron en total impunidad.

Leer más: Callar a los medios, “la peor solución”: Cossío sobre Informe 2018 de Artículo 19

Ruelas destacó sumado a los altos niveles de impunidad, otro de los factores que propician el silencio de los periodistas es que las instituciones que se han creado para garantizar la libertad de expresión, como el Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión no han logrado cumplir con los objetivos.

Por otro lado, dijo que durante años se ha empleado la cultura del engaño, la maquinación y la ocultación. Ana Cristina Ruelas señaló la “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam o la versión sobre la masacre en la Narvarte en 2015, como algunos de los casos en los que el Estado ha utilizado su perversa relación con la prensa para generarse prestigio y mentir a la sociedad.

Entrevista completa aquí:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.