“Se asoma un país enfermo y violento”: Arquidiócesis
Señala que en el actual gobierno de EPN "hay más de 90 mil muertos por la guerra contra el narcotráfico y al combate de la violencia".
Tres cuerpos con huellas de tortura el fin de semana en Sinaloa, donde la ola de violencia dejó una treintena de muertos. (Foto: Rashide Frías/ Cuartoscuro)

La Arquidiócesis de México consideró que el país está “enfermo y violento”, al hablar sobre las cifras de consumo de drogas, alcohol y tabaco, así como las miles de muertes violentas.

En el editorial del semanario Desde la Fe, apuntó que “las últimas cifras de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016, presentadas por la Secretaría de Salud federal, dieron cuenta del alarmante incremento del uso de drogas ilegales entre jóvenes, el cual se duplicó en los últimos cinco años; de esta manera, 8.4 millones de personas han experimentado el consumo de sustancias ilegales, particularmente de la mariguana. El informe destaca también cómo el abuso de drogas se agrava tanto en hombres como en mujeres”.

Recordó que el 19 de junio pasado fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal Federal y la Ley General de Salud para el uso medicinal de la mariguana “–primer paso de los defensores de la cannabis en su liberación total– a fin de impedir la penalización por el uso lúdico y consumo personal, permitiendo su cultivo y comercialización”.

“Si bien esta aplicación médica exige los más estrictos controles para su administración en personas con enfermedades crónicas y terminales, México aún no está preparado para impedir que la corrupción e impunidad del comercio ilegal en el mercado negro hagan de esta veta un lucrativo negocio”, afirmó. 

Lamentó que se contemple la legalización de drogas y se abran “las puertas a las adicciones para dejar descubiertos frentes importantes relacionados con la seguridad de millones de mexicanos, minimizando los riesgos y las potenciales afectaciones a la salud”.

Expuso que desde diciembre de 2012 -cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia-, ya “hay más de 90 mil muertos por la guerra contra el narcotráfico y al combate de la violencia”. 

Acusó que “las acciones de Estado han soslayado el fortalecimiento de la familia, coadyuvando a la generación de modelos extraños, dinamitando esta institución fundamental que en gran medida es una escuela de prevención de las adicciones”. 

“Mientras no haya eficaces directrices promovidas desde los instancias políticas responsables, el combate sólo será traducido en medidas represivas y acciones legislativas que incrementarán el número de adictos que, con el paso de los años, representarán un grave problema de salud y de asistencia social que no sabremos cómo resolver. En nuestro triste horizonte se asoma un país enfermo y violento”, finaliza el editorial.



Temas relacionados:
Iglesia
Sociedad
Violencia



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]