Pactan AMLO y empresarios mesa de conciliación sobre gasoducto
La IP confía en privilegiar el diálogo para que “no tengamos que llegar a un diferendo legal, que encontremos una conciliación y al final que esa sea la solución a este problema".

Líderes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) pactaron una mesa de negociación con el presidente Andrés Manuel López Obrador para dialogar sobre las preocupaciones y quejas que ha expresado la iniciativa privada por la decisión del gobierno federal de iniciar procesos de arbitraje, sobre las cláusulas de los contratos de servicios de transporte de gas natural con empresas privadas.

Luego de una reunión de poco más de dos horas que sostuvieron en privado los líderes empresariales con el mandatario en Palacio Nacional este martes, Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, dijo que “concluimos que vamos a privilegiar el diálogo, que se va a estar hablando y que se va a formar una mesa de conciliación, tratando de separarnos del problema legal y tratando de llegar a una solución que beneficie a todos. Nos sentimos muy satisfechos de la reunión porque vamos a tratar de encontrar puntos de encuentro en vez de estar en un diferendo legal que creemos que no nos beneficia a nadie”.

El diferendo comenzó cuando Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició procesos de arbitraje relacionados con el gasoducto marino sur de Texas-Tuxpan. El presidente López Obrador ha señalado en distintas ocasiones que los contratos con las empresas canadienses que operan el ducto son “abusivos” ya que se pretende cobrar más al Estado mexicano de lo que se cobra en otros países.

Lee más: Critican empresarios freno a gasoducto por parte de CFE

Salazar indicó que “vamos a empezar a hablar de una conciliación como cualquier situación en la que tienes una diferencia con alguien y te sientas primero a platicar, ya veremos que pasa después de la plática, normalmente en estos procesos, al empezar a hablar se encuentran puntos de encuentro”- 

Un proceso legal puede tardar hasta dos años para arrojar conclusión -anotó-, tiempo en el que “nos quedaríamos sin 40 por ciento adicional de gas que es el que se iba a utilizar a través de los ductos”, y lo cual implica contar con “un energético más barato para producir electricidad; implica que haya gas para que las industrias puedan operar y trabajar; implica que puede haber gas para cualquier uso que necesite el sector privado también, no solamente la Comisión Federal de Electricidad”.

Por ello insistió que buscan privilegiar el diálogo para que “no tengamos que llegar a un diferendo legal, que encontremos una conciliación y al final que esa sea la solución a este problema. Los ductos son muy importantes para México”, concluyó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.