‘La amenaza arancelaria de Trump, un blof’: Eduardo del Buey
El diplomático y autor del libro ‘Trudeau vs. Trump. Discursos opuestos’, analiza a los socios comerciales de México en su nueva obra.

En pleno proceso de ratificación del nuevo acuerdo comercial de América del Norte, una nueva crisis diplomática se vislumbra entre México y Estados Unidos. La amenaza de la imposición de aranceles por parte de Donald Trump a los productos mexicanos, tensa la relación y una vez más pone los focos rojos sobre el tema migratorio.

Para Eduardo del Buey, ex portavoz adjunto del secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, y también del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, no obstante, las advertencias Trump no son más que un blof.

En su nuevo libro, Trudeau vs. Trump. Discursos opuestos (Tirant Lo Blanch), el especialista revisa y compara los perfiles políticos de los socios comerciales de nuestro país.

¿Qué tipo de perfiles tienen Trudeau y Trump?

Son perfiles totalmente diferentes. No obstante, ambos saben transmitir muy bien sus mensajes. Trudeau es un hombre positivo, inclusivo abierto y liberal. Trump, en cambio es negativo, excluyente y rencoroso. A su manera, cada uno logró por medio de una campaña efectiva, ser electo con una amplia mayoría.

¿En qué radica el éxito de cada uno?

Durante casi diez años, Canadá tuvo un gobierno conservador y con un primer ministro de derechas y cerrado (Stephen Harper). La gente se cansó y Trudeau les dio la oportunidad de volver a hacer de su país un lugar moderno y abierto al mundo. Trump, desde el primer día de su campaña, supo identificar la división que había en su país. El cuarenta por ciento de los estadounidenses se sentía marginado económica y culturalmente, y Trump se dirigió a ellos. El éxito de los dos radica en que supieron identificar sus mercados electorales.

¿Cómo es que mandatarios tan opuestos alcanzan acuerdos políticos y económicos?

Desde el principio, el Primer Ministro canadiense identificó a Trump como un narcisista a quien le gusta ser el centro de atención. Trudeau ha sabido manejarlo sin caer en la trampa de criticarlo públicamente. Su canciller Christya Freeland, supo actuar muy bien y con un perfil muy bajo. Usaron de manera muy efectiva los consulados canadienses fuera de Washington. Convencieron a los electores americanos de la importancia de Canadá para la generación de al menos de diez millones de empleos. Consiguieron que incluso los republicanos convencieran a Trump de la importancia de un nuevo acuerdo comercial.

¿Qué papel juega México entre ambos gobiernos?

México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo antes que con Canadá. Al igual que Trudeau intentó no caer en los ataques positivos. El equipo de Peña Nieto hizo un buen papel. Al igual que Canadá, entendió que Trump necesitaba una victoria para poderle decir a su base electoral que se cambió el TLC tal como lo había prometido. En realidad T-MEC no es tan diferente y en términos generales los tres países quedaron satisfechos.

Aunque persiste la amenaza de Trump vuelva a amagar con desestimar el acuerdo.

Trump es impredecible, pero no creo que rechace el acuerdo. El mayor peligro puede radicar en que la mayoría Demócrata no quiera concederle esta victoria al presidente. Recordemos que durante la administración de George Bush padre, ellos se oponían al TLC argumentando elementos ambientales o laborales.

¿Qué posibilidades reales ve de Trump y Trudeau se religan el próximo año?

Trudeau está enfrentando muchos problemas por dos procesos legales. SMC, una compañía de ingeniería, es acusada de corrupción en sus negocios internacionales. Además, un vicealmirante estuvo acusado de vender secretos de Estado al sector privado. Se manejó que el Primer Ministro canadiense intervino en los dos procesos. De mantenerse su caída, podría perder la presidencia. Trump ha cumplido las promesas que le hizo a sus electores. Actuó sobre migración, el TLC, las relaciones con China. Sus bases republicanas están satisfechas. Por si fuera poco, el Partido Demócrata está muy dividido entre centro e izquierda radical, de modo que tiene buenas posibilidades de ganar.

¿Joe Biden y Bernie Sanders no son grandes rivales?

Biden es del mismo corte que Hilary Clinton y Bernie Sanders puede dar la sorpresa, pero parece que los demócratas llegarán a las elecciones de 2020 en una situación muy similar a la de hace cuatro años.

¿En Canadá qué tan fuerte es la extrema derecha?

En Canadá hay líderes que intentan crear una política de divisiones. El último gobierno conservador propuso poner una línea telefónica especial para que los ciudadanos pudieran reportar actividades “no canadienses”, cosa que se interpretó como actividades islámicas. Afortunadamente no ganaron. Ahora, tienen partidos derechistas en Ontario y Alberta, sin embargo el líder conservador Andrew Sheer no tiene una gran personalidad y al final eso puede beneficiar a Trudeau.

¿La migración será un tema en las elecciones de Canadá y Estados Unidos?

En Canadá el gobierno conservador introdujo visas para los mexicanos. A su llegada Trudeau las quitó y no se ve un interés por cambiar la política. Pero en Estados Unidos tenemos un panorama muy diferente. Trump seguirá haciendo de la migración y en concreto del muro en la frontera, un elemento de la política doméstica. Culpará al Congreso por no haberle dado el dinero para su construcción.

¿Cuál su opinión de la amenaza de Trump acerca de la imposición de aranceles a México por no detener el flujo migratorio?

La meta de Trump es reelegirse en próximo año y para eso necesita reforzar el compromiso con su base. Dos de sus pendientes son terminar con la migración ilegal de América Latina a Estados Unidos y la construcción del Muro, en este último puede culpar a los Congresistas. Él piensa que amenazar a México le ayudará en su propósito. Recordemos que cuando hizo lo mismo con Canadá, ellos respondieron con una actitud serena y negociadora. Un tuit no es un decreto. Eventualmente tendrá que consultar y cuando los asesores le demuestren el costo que los aranceles tendrán para la economía estadounidense, México es probable que cambie de idea usando cualquier excusa. Incluso podría argumentar que la misión enviada por el presidente López Obrador demuestra la actitud negociadora de su gobierno. En resumen, la amenaza me parece un blof. Él sabe que su economía va a sufrir de imponer los aranceles. Ahora mismo los agricultores del centro de Estados Unidos la están pasando mal por la guerra comercial con China.

No cree entonces que cumpla la amenaza.

Si la cumple afectará a las compañías norteamericanas. El año pasado General Motors fabricó 800 mil autos en México para exportación a Estados Unidos. Las cadenas de valor entre los tres países no se pueden deshacer. Si mantiene la amenaza los precios de los autos, aguacates, tomates y muchos otros productos, van a aumentar y eso molestará a los consumidores. Supongo que sus asesores le advertirán las implicaciones políticas y él intentará salvar su imagen argumentando que la misión mexicana fue en atención a su amenaza.

¿Cómo califica la respuesta de México?

El gobierno mexicano ha respondido tal y como lo hizo Canadá. En lugar de avivar la polémica propone trabajar con los asesores y congresistas para demostrarles las implicaciones laborales y económicas. Es decir, me parece una actitud positiva la manifestada por López Obrador.

libros






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.