José Juan Tablada, figura del modernismo mexicano
El poeta y diplomático nació hace 147 años.

El poeta, periodista y diplomático mexicano José Juan Tablada, a 147 años de su nacimiento, es considerado uno de los poetas más radicales del modernismo y autor de más de 10 mil artículos donde utiliza más de una docena de seudónimos.

José Juan de Aguilar Acuña Tablada y Osuna, su nombre completo, nació el 3 de abril de 1871, contribuyó a un desarrollo importante de la poesía mexicana e hispanoamericana, al introducir en el contexto de la literatura de la región nuevas políticas que aún en la actualidad siguen vigentes.

Desde muy joven colaboró en numerosas publicaciones como El Universal, El Mundo Ilustrado y El Imparcial, así como también en medios de Caracas (Venezuela), Bogotá (Colombia) y La Habana (Cuba).

Impulsó la creación de la Revista Moderna, ya que fue en ésta donde mostró sus cualidades como traductor, al publicar escritos de Eugenio de Castro (1869-1944), Anatole France (1844-1924) y H.G. Wells (1866-1946).

En 1894 inició su carrera profesional como autor de prestigio con la aparición de su poema “Ónix” en la Revista Azul, a partir de eso creó su primer libro de poemas El florilegio que se publicó cinco años más tarde.

Se asumió como parte del movimiento modernista y defendió dicha corriente a través de artículos publicados en la Revista Moderna entre los años 1889 y 1911.

En 1900, por parte de dicha publicación, realizó un viaje a Japón como corresponsal, para enviar crónicas donde abordó temas como el refinamiento de las costumbres niponas y detalles naturalistas de su sensibilidad plástica.

Al volver de su viaje, comenzó a adaptar a su literatura la estructura poética “haikú”, que consiste en un poema breve, formado por tres versos de siete y cinco sílabas.

El escritor nunca se dedicó profesionalmente a la pintura, pero realizó acuarelas que se encuentran en el archivo del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También fue crítico de arte y escribió artículos sobre pintores como José Clemente Orozco (1883-1949), Diego Rivera (1886-1957) y Roberto Montenegro (1885-1968).

Más tarde, trabajó en el campo de la diplomacia junto a Ramón López Velarde (1888-1921), y marcó el camino de la poesía mexicana posterior al modernismo.

En 1914, emigró a Nueva York, y poco tiempo después, Venustiano Carranza le confió algunos puestos diplomáticos. El escritor perteneció a la Academia de la Lengua.

Entre sus obras destacan El florilegio (1899), Al sol y bajo la luna (1918), Un día… poemas sintéticos (1919), Li-Po y otros poemas (1920), El jarro de las flores (1922), La feria de la vida (1937) y La resurrección de los ídolos (1924).

Murió en Nueva York el 2 de agosto de 1945.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.