opinión*
¿La violencia llegó para quedarse?
El mundo al revés por Ernesto Villanueva

Uno de los prerrequisitos para que funcione un Estado de derecho es garantizar la convivencia pacífica y armónica de sus habitantes. Esa es la razón de crear el Estado como se conoce hoy. De otra forma, no haría diferencia con el estado de naturaleza de Hobbes, donde impera la ley de más fuerte y hay anarquía. Hoy, empero, el gobierno como expresión jurídica del Estado ha dejado de cumplir con muchas prisas y con reducidas pausas el papel que le corresponde. La negada existencia de grupos delictivos que caracterizan a un cartel de crimen organizado en la Ciudad de México ha pegado en la línea de flotación del jefe de gobierno, @ManceraMiguelMX, quien negó hasta el último minuto que hubiera problemas de esa magnitud en la capital del país. Habrá que ver si el conspicuo control de daños aligera la caída en picada del jede de gobierno. Al delegado en Tláhuac, @RigoSalgadoV ‏, de extracción morenista, quieren convertirlo en chivo expiatorio, quien se ha defendido con pruebas en la mano donde pone de relieve el reiterado y nulo auxilio de la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia local, debidamente documentado. Se percibe, salvo prueba en contrario, que se busca aminorar las responsabilidades de @ManceraMiguelMx, aprovechando el viaje para cuestionar la moralidad pública de MORENA y, por ende, de su presidente @lopezobrador_.

Pero el problema de violencia e inseguridad ciudadana no sólo abarca a la CDMX, sino al país entero. De acuerdo al estudio hecho por el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos, México se ha convertido en el segundo país más peligroso del mundo. Para los autores del estudio de referencia, les llama la atención que en México no hay guerra civil: “México es un conflicto marcado por la ausencia de artillería, tanques o aviones de combate.”. Y las cifras no mienten. En efecto, al contabilizar las muertes violentas acaecidas durante el 2016 en México, el análisis suma que son 23 mil personas comparado con Afganistán que tuvo 17 mil y 16 mil en Iraq, sólo debajo de Siria con poco menos de 50 mil muertos.

Lo anterior denota que México se ha convertido en un estado fallido, con problemas severos por el gran número de policías que se han convertido en parte de un cartel, por la colusión con gobernantes corruptos, porque existe un amplio número de medios de comunicación, que no ven nada o sólo lo que es conveniente para ellos y la ausencia de participación social, que prefiere apelar a la virgen de Guadalupe para que les haga el milagro de que las autoridades se vuelvan “buenas” y cumplan puntualmente con sus atribuciones.

Eso, por supuesto, no va a suceder. En el mejor de los casos las cifras quedarán con los números reportados por el estudio y en el peor- que es probable- que aumente. La CDMX se había convertido en un santuario y en la zona menos insegura del país. Por lo menos esa era la percepción de la comunidad que ha ido cambiando para ver que también la CDMX es tierra del crimen organizado.

En esa tesitura, la peregrina idea del mando único tiene poco que ver con la seguridad pública y más con la concentración para que el crimen organizado llegue acuerdos en una sola ventanilla y no en varias como sucede hoy mismo. De esta suerte, la idea del mando único es para generar un sólo espacio de negociación. La retórica de la polémica del mando único parte del hecho- no comprobado, por supuesto- de que las policías estatales están mejor preparadas para combatir el crimen organizado en sus diferentes expresiones que la policía municipal. No se ha mostrado un solo estudio científico que demuestre que en los titulares de los mandos únicos hay un manto de honestidad y de talento acumulado. Es poco menos que imposible afirmar que genéticamente los policías estatales tienen una impronta de natura anticorrupción. Es necesario hacer una verdadera reforma de fondo, crear escuelas de capacitación para la policía y generar disuasivos eficaces frente a los acuerdos por acción u omisión entre los distintos carteles del crimen organizado y la policía. Mientras esto no suceda, las cosas irán de mal en peor en perjuicio de la sociedad toda.

Sumario.
1.- El empresario y talentoso @fer_manzanilla ha iniciado un acercamiento con MORENA para trabajar con ese partido. La llegada de Fernando no es cualquier cosa. Él fue secretario general de gobierno en Puebla, al principio de la administración del ex gobernador @RafaMorenoValle y conoce las entrañas del monstruo. Tengo la mejor impresión de @fer_manzanilla como un hombre probo que ha resistido la campaña de @RafaMorenoValle, quien lo acusa de pensar por sí mismo, de generar sus propios criterios y estar muy alejado de la política del “Sí, señor”. La gente de @RafaMorenoValle, empero, ha creado una campaña de desprestigio contra Fernando como un ajuste de cuentas contra la persona que le dijo No a @RafaMorenoValle. Mi solidaridad a Fernando.

2.- En días pasados, la aguerrida senadora @AdrianaDavilaF presentó su informe sobre la trata de personas. Se trata de un documento breve, preciso y conciso. Lo pueden consultar aquí.

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Investigador por oposición del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Su obra más reciente es "Parásitos del poder: cuánto nos cuesta a los mexicanos mantener los privilegios de los expresidentes de la República". Ediciones Proceso, 2015.


*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.
Temas relacionados:
Opinión
Sociedad
Violencia


    Contenido Relacionado


  1. ¿Qué cosa es esto?, ¿frente a qué estamos?: Aristegui y Dresser (Audio)
    julio 31, 2017 2:39 pm
  2. “Es peor el 2017 con Peña que el 2011 con Calderón”: Semáforo Delictivo
    julio 30, 2017 6:46 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com