Bancos cierran la llave a estados con deuda y corrupción
Entre diciembre de 2015 y junio del 2016, el total de préstamos de bancos comerciales a estados y municipios se redujo un 3.1 por ciento.
(Foto: Archivo / Cuartoscuro)

Los bancos del país están frenando préstamos a gobiernos de estados muy endeudados, que en varios casos son dirigidos por políticos acusados de corrupción, en un intento por evitar los factores que llevaron hace dos décadas a que el sector colapsara.

La caída de los préstamos bancarios a los estados este año ha sido la más fuerte desde la última crisis financiera mundial, y sucede después de que varios estados registraran un incremento en sus pasivos en los últimos cinco años.

Las cifras son contundentes: en la primera mitad del año, la banca comercial firmó 11 préstamos con gobiernos locales por 8,471 millones de pesos, menos de la mitad de la suma otorgada por una treintena de préstamos en el mismo periodo del 2015, y apenas una tercera parte de la desembolsada en mismo lapso del 2014, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo y Nuevo León contrataron casi la mitad de la deuda de todos los estados del país entre el 2010 y 2015. En ese periodo, el total de deuda de los estados se disparó un 70 por ciento a 536,269 millones de pesos.

“Ahora tenemos políticas muy cautelosas para evitar casos de sobre endeudamiento”, dijo Armando Acevedo, un ejecutivo a cargo del préstamo a gobiernos locales en el Grupo Financiero Interacciones.

La agencia Moody’s rebajó su recomendación a Veracruz y Chihuahua, mientras que Standard & Poor’s colocó en “negativa” la perspectiva crediticia de Quintana Roo.

“Denoto una banca mucho más analítica“, dijo Marcela Andrade, responsable de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda, “ya se ve un poco más el trabajo de ver a quién le están prestando”.

El gobierno federal ha dicho que el menor ritmo de préstamos se debe a que este año dio más recursos a estados y municipios, aunque reconoce que los bancos están siendo más cautelosos.

Los bancos están poniendo la lupa en el grado de endeudamiento de las entidades, pero también en la dependencia que tienen los estados de las aportaciones federales, en su exposición a los precios del crudo, y en los escándalos de corrupción de sus administraciones, antes de tomar una decisión.

“Lo que hemos hecho es que hemos sido prudentes en justamente a qué estados le estamos prestando”, dijo el presidente del Consejo de BBVA Bancomer, Luis Robles Miaja.

De acuerdo con el Banco de México, entre diciembre de 2015 y junio del 2016 el total de préstamos de bancos comerciales a estados y municipios se redujo un 3.1 por ciento mientras que los préstamos al sector privado aumentaron un 5.6 por ciento.

Veracruz está en quiebra“, dijo el senador Armando Ríos Piter, quien forma parte de la Comisión de Hacienda.

Entre los banqueros está latente el temor de que algunas autoridades estatales como Nuevo León y Chihuahua tengan que recurrir a un rescate del gobierno federal, que por su parte está lidiando con menores ingresos derivados de una caída en los precios del petróleo.

(Con información de Reuters)







    Contenido Relacionado


  1. El gobierno seguirá apretándose el cinturón en 2017: Videgaray
    julio 28, 2016 7:09 am
  2. Fitch Ratings baja calificación de Pemex y CFE
    julio 26, 2016 1:58 pm
  3. Aprueba Congreso de Veracruz fideicomisos para pagar deuda de Duarte
    julio 21, 2016 6:08 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]