AMLO desaprueba el fracking, pero CNH aprueba proyectos de extracción: activista
La Alianza Mexicana Contra el Fracking denunció que el Gobierno Federal destinó presupuesto y aprobó proyectos de extracción que utilizan esta técnica contaminante y riesgosa, aunque se había opuesto públicamente.

A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado públicamente su oposición al uso de la técnica de fractura hidráulica para la extracción de combustibles, mejor conocida como fracking, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) continúa aprobando proyectos que utilizan esta técnica, denunció Claudia Campero, integrante de la Alianza Mexicana Contra el Fracking.

En entrevista en Aristegui en Vivo, Campero consideró como positivo que el pasado 25 de junio el presidente ordenó la suspensión de la autorización para usar fracking en un pozo ubicado entre Puebla y Veracruz, esta técnica actualmente es utilizada en otros yacimientos del país.

Esta técnica había sido rechazada por López Obrador desde su campaña electoral. El pasado 29 de mayo, durante su conferencia matutina, el mandatario se comprometió a elevar la producción de Pemex, siempre y cuando “las prácticas de extracción de crudo no afecten el medio ambiente, por ejemplo, no al fracking. Eso es claro y contundente”.

La activista también denunció que en el Presupuesto de Egresos aprobado para este año se destinaron 6 mil millones y medio de pesos para un proyecto llamado “Aceite y Gas en Lutitas” y el “Proyecto Aceite Terciario del Golfo”, los cuales implican el uso de fractura hidráulica.

También te puede interesar | Producción petrolera de Pemex cayó 300 mil barriles diarios en 2018; AMLO suspende ‘fracking’ 

Al igual que otras 25 asignaciones “no convencionales” que operan en distintas regiones del país, estos dos proyectos nuevos operarán con autorización de la CNH, dependencia del Ejecutivo Federal que actúa con apego a las leyes vigentes.

Por este motivo, los miembros de la alianza exhortan al Poder Legislativo a adecuar las leyes mexicanas para evitar las afectaciones medioambientales y los riesgos que conlleva esta técnica.

“Mientras no cambiemos el marco legal vigente no tendremos la posibilidad de detener esta práctica en nuestro país”, advirtió.

El fracking es una técnica de extracción de petróleo y gas natural que se encuentran atrapados en formaciones rocosas situadas en el subsuelo, ubicadas a profundidades de entre mil y cinco mil metros. Se logra inyectando agua, mezclada con arena y sustancias químicas, a elevada presión, forzando el flujo y salida de los hidrocarburos.

Durante su participación en Aristegui en Vivo, el pasado viernes 28 de junio, Francisco Labastida Ochoa, excandidato a la Presidencia y exsecretario de Energía, negó los riesgos y afectaciones ambientales derivados de la práctica del fracking, y consideró que las decisiones tomadas por Andrés Manuel López Obrador se basan en información desactualizada, pues en 25 años de avances tecnológicos, esta técnica es es “una solución viable y segura de extracción de gas natural”.

También te puede interesar | En demanda contra empresa por gasoducto, muy difícil que gane México: Labastida

Para Claudia Campero, hay “manipulación en las palabras de Labastida”, y recomendó una revisión del sexto Compendio de Hallazgos Científicos, Médicos y de Medios de Comunicación, sostienen que esta técnica, no sólo destina grandes volúmenes de agua potable, sino que contamina acuíferos y emite gases contaminantes que contribuyen al calentamiento global



Temas relacionados:
AMLO
Medio Ambiente
Pemex





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.