Si hace falta, iremos a tribunales internacionales, pero apostamos al diálogo: AMLO
El Ejecutivo dijo que no está en plan de amenazar al gobierno estadounidense, ya que busca solución mediante el diálogo.
Foto: Archivo Cuartoscuro

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que México no renuncia a su derecho de asistir a instancias internacionales en caso de que Estados Unidos imponga aranceles a los productos mexicanos, pero por ahora se apuesta al diálogo y llegar a acuerdos y compromisos.

Si hace falta, acudiríamos a tribunales internacionales como está contemplado en el tratado de libre comercio y en los acuerdos de las organizaciones internacionales del comercio, vamos a seguir impulsando nuestra economía”, expresó el mandatario federal en conferencia de prensa desde Veracruz.

“No estamos en plan de amenazar, creemos en el diálogo y en la política que es también negociación, es hacer historia, es el arte de gobernar, esa es nuestra apuesta: el diálogo”, respondió al preguntarle si asistiría a tribunales en caso de que se impongan las medidas anunciadas por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Indicó que si bien hay organismos internacionales para resolver diferencias políticas o comerciales entre los países, “pensamos que no será necesario, que vamos a lograr, mediante el diálogo, un buen acuerdo y vamos a acudir a procesos legales, pues queremos mantener una buena relación con el gobierno de Estados Unidos”.

 

La política es “equilibrio entre la pasión y la razón”

En la sede del Museo Naval de Veracruz, descartó que tras el diferendo con el vecino país del norte surja algún problema de ratificación del Tratado entre Mexico, Estados Unidos y Canadá (T-MEC); “estoy seguro, se va a ratificar”, dijo.

Enfatizó que aplicará una política prudente y sensata con Estados Unidos “y aunque tengamos el corazón caliente, vamos a tener la cabeza fría. La política también es equilibro entre la pasión y la razón”.

López Obrador pidió a los mexicanos tener confianza en que no va a haber ninguna afectación a la economía popular en caso de que se aplicaran esas medidas. “Nosotros ya tenemos un plan para garantizar que no se afecte más al pueblo. Sigue en pie el compromiso de mejorar la vida y el trabajo de los mexicanos”, acotó.

“Aceptando -sin conceder que se aplicaran las medidas- vamos a convertir a México en una potencia de dimensión social para que no haya incertidumbre. México es un país con muchas riquezas y cuenta ahora con un buen gobierno”, afirmó.

 

Hondureños, la mitad de migrantes

Aseguró que aunque México hace lo que le corresponde, falta de información para que se tenga en cuenta la magnitud del fenómeno migratorio, dado que la mitad de los migrantes son hondureños.

Indicó que es mediante programas de desarrollo para que haya empleo y bienestar como se podrá atender esa problemática, por lo que se pronunció porque se aplique de inmediato un plan de desarrollo en Centroamérica y se abran fuentes de trabajo en Honduras, El Salvador y Guatemala.

Consideró que se deben impulsar programas de desarrollo en los países centroamericanos para arraigar a los pueblos a sus comunidades, “para que no se vean obligados a emigrar. Es la salida de fondo”.

A pregunta expresa, reconoció que hubo una depreciación del peso frente al dólar, luego del diferendo con Estados Unidos, pero que la moneda mexicana resistió aunque el billete verde no llegó a como estaba antes, “cuando llegamos al gobierno”. (Ntx)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.