Elisa Carrillo, la bailarina que vuela en el escenario, habla en cinco idiomas y ganó el Benoit
Como integrante del Consejo de Diplomacia Cultural, ayudará a promover la danza y buscará que el ballet mexicano tenga proyección internacional.

Dice Elisa Carrillo que la danza le ha dado la posibilidad de enriquecerse como ser humano “y sobre todo la oportunidad de sentir que vuelo cuando estoy en los escenarios”.

La perfección en su vuelo la llevó a ser reconocida con el premio internacional de ballet Benoit de la Danse 2019, el máximo galardón al que se puede aspirar en el mundo de la danza y el cual recibió el pasado 21 de mayo en Moscú.

Cuando se inició en la danza a muy corta edad, jamás se imaginó que algún día recibiría este reconocimiento. “Me considero una de las más honradas, de las mas bendecidas. Creo que hay varios maravillosos bailarines y bailarinas. Estoy considerada como una de las más destacadas y pues es un gran orgullo, una alegría y estoy disfrutando este momento, pero eso también me motiva a seguir trabajando y me da muchísima responsabilidad de ser un buen ejemplo”.

Su trayectoria, dijo en entrevista con la Secretaría de Cultura, ha sido de años de trabajo. Aseguró que la danza es su vida y a ella le agradece “por toda la alegría que me da”, la oportunidad de viajar y conocer otros mundos, otras tradiciones y otras personas, toda vez que su talento la ha llevado a 28 países y habla varios idiomas: español, inglés, alemán, ruso e italiano.

 

Consejo de Diplomacia Cultural

La bailarina principal del Staatsballett Ballet de Berlín aseguró que la danza le ha dado tantas experiencias, la posibilidad de enriquecerse como ser humano “y sobre todo la oportunidad de sentir que vuelo cuando estoy en los escenarios”.

Su amor y pasión por la danza han llevado a esta reconocida bailarina a trabajar con su propia fundación para transmitir ese amor a otras personas, para que puedan descubrir la bella disciplina del cuerpo en movimiento.

“Porque realmente es un arte maravilloso y creo que puede aportarnos como seres humanos, por eso es que con mi fundación yo también trato que las nuevas generaciones tengan la oportunidad de acercarse a ella”.

Y es que en nuestro país, dijo, algo que maravilla es que hay mucha gente que quiere bailar. “Sería maravilloso poder apoyarlos, que tengan una oportunidad todos de sobresalir, de ser reconocidos, porque en México hay muchísimo talento y me alegra ver que hay tanta gente que quiere vivir la danza y ofrecer con la danza todo lo que ellos tienen”.

Por ello, la bailarina nacida en Texcoco, celebró ser parte del recién creado Consejo de Diplomacia Cultural cuyo objetivo es promover la cultura y el arte de nuestro país en el mundo, pues comentó “para mí es un honor formar parte de este consejo”.

Consideró que era necesario contar con una instancia de este tipo para proyectar a México en el extranjero “con todas las personalidades que formamos parte de este consejo. Por lo menos, de mi parte puedo en Berlín como bailarina y como codirectora de la Compañía Nacional de Danza quiero ayudar a promover la danza y que el ballet mexicano tenga proyección internacional”.

 

“Sigo siendo la misma”

Desde el mundo dancístico en el que se desenvuelve, Elisa Carrillo aseguró que “puedo aportar algo, con los contactos que tengo, con la gente que conozco, que quiere venir a México y que quiere llevar de México”, cada artista de este consejo puede hacer algo y “los que estamos allá podemos venir, aportar y también llevarnos de acá al igual que otros. Es un proyecto que puede aportar mucho al país”.

Finalmente, la bailarina indicó que a pesar de recibir el Benoit de la Danse, seguirá en Berlín. “Sigo siendo Elisa, la misma de hace unas semanas que sigue trabajando y que sigue súper enfocada en su carrera, en todos sus proyectos. Para mi sigue bailar nuevos roles, tener la oportunidad de trabajar con otros coreógrafos, de viajar, de hacer galas en el extranjero”.
Además seguirá apoyando a la Compañía Nacional de Danza y con el trabajo de su fundación para promover esta disciplina, mientras también buscará cumplir uno de sus más grandes sueños, bailar La dama de las camelias del coreógrafo alemán John Neumeier.
Mientras tanto, el público mexicano podrá disfrutar del talento de Elisa Carrillo y de lo mejor de la danza nacional e internacional del 2 al 13 de julio en la segunda edición de Danzatlán. Festival Internacional de la Danza que se llevará a cabo en la capital del país y el Estado de México con presentaciones de danza clásica, urbana y contemporánea, clases magistrales, conferencias, charlas, estrenos, exposiciones, un curso y hasta audiciones para ingresar a la Escuela Estatal de Ballet de Berlín.
Danzatlán abrirá el 2 de julio en el Auditorio Nacional con la Gala Elisa y Amigos donde participarán 12 primeros bailarines de algunas de las más prestigiadas agrupaciones de ballet, espectáculo que se replicará el 3 y 6 de julio en el Estado de México. De manera individual, Elisa se presentará el 5 de julio en el Palacio de Bellas Artes y el día 7 en el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario en Texcoco. (AGB)

 



Temas relacionados:
Bellas Artes
Cultura
Edomex





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.