¿Qué está pasando en Ecuador ante cientos de contagios de Covid-19?
Reportan colapso del sistema de salud, que dejan muertos "en las veredas", e incluso que la semana pasada las autoridades retiraron unos 100 cadáveres de viviendas en Guayaquil.
Foto: Reuters

Ecuador promete que dará solución a las demoras para recoger los cadáveres en la ciudad de Guayaquil, la más crítica por contagios del coronavirus, en donde se reportan muertes desde barrios populares hasta zonas turísticas, en medio de la desesperación de los familiares por la falta de ayuda.

La semana pasada, Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil, difundió un video que se ha viralizado, en el cual pide al gobierno sincerar las cifras oficiales de fallecidos por Covid-19 en el país, haciendo especial referencia a la situación de real emergencia y desbordamiento del sistema de salud pública.

Y es que las cifras oficiales hasta ahora sólo reflejan que en ese país hay menos de 3 mil contagiados y 93 muertos:

La alcaldesa Viteri, quien dio positivo en Covid-19 días atrás, sostuvo que “necesitamos saber si la cifra de muertos es real, necesitamos saber por qué causas se están muriendo las personas en sus casas, necesitamos saber qué va a pasar con los demás enfermos”.

Medios como Telesur han podido confirmar ya un colapso en el sistema de salud:

El gobierno ha reconocido dificultades para retirar los cadáveres de los fallecidos en sus hogares, sin tener la certeza de que estaban contagiados con el virus, debido a la restricción de circulación, el toque de queda y el nerviosismo de la población.

Además, ha señalado que hay cadáveres en los hospitales que no han sido retirados por familiares, sin precisar el número.

Un testigo de Reuters vio el lunes el cuerpo de un hombre en una acera, debajo de una sábana azul cerca de una zona turística en el centro de Guayaquil.

Los policías consultados sobre el tema dijeron que el hombre colapsó mientras hacia fila para hacer compras. Reuters no pudo confirmar de inmediato la identidad de la persona ni la causa de su muerte, pero al regresar al lugar horas más tarde el cuerpo había sido retirado, según el testigo.

“La intención del gobierno es que todos, no sólo los fallecidos por COVID-19, sino todos los personas que fallezcan estos días en la ciudad de Guayaquil (…) deben tener un entierro digno, acompañado del representante de la religión que profese“, dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner en una rueda de prensa virtual.

El gobierno creó además una fuerza especial, que incluye a militares y se encargará del levantamiento y entierro de los cuerpos, al tiempo que instaló un cementerio público.

Más temprano, Sonnenholzner dijo a un canal de televisión que el número de fallecidos con síntomas del virus va en aumento y al momento se registran hasta diez decesos al día en los hospitales de la ciudad.

La provincia de Guayas, donde se ubica Guayaquil, abarca más del 70% del total de contagiados del virus, que el lunes sumaron 1.966 casos positivos, de los cuales 62 han muerto, según los datos oficiales.

FUNERARIAS SIN CAPACIDAD

Luiggi Ponce, de 22 años, pedía ayuda el lunes para que se retire el cuerpo de un familiar desde su domicilio ubicado en un barrio popular de Guayaquil.

“Mi tío murió hace cuatro días, con neumonía, tenía fiebre, no podía respirar, tenía todos los síntomas“, dijo Ponce por teléfono a Reuters. “El cuerpo está totalmente envuelto en plástico, toda la casa huele feo, viven en casa cinco niños y siete adultos”, señaló.

En las afueras de cementerios se han registrado largas filas de familiares en busca de un lugar para enterrar a un familiar, según imágenes de medios locales, pero sus directivos han reconocido que su capacidad de respuesta resultó inferior para la emergencia sanitaria.

“Se pueden realizar entre 24 o 25 procesos de cremación al día, pero el problema es que la cantidad de fallecidos es mayor, entonces no se abastece”, dijo Sebastián Barahona, coordinador de la Federación Nacional de Funerarias, a Reuters.

“En Guayaquil hay al menos cinco veces más el numero de fallecidos que un mes normal”, dijo. “La capacidad de respuesta nuestra no es la misma a la que necesita esta emergencia”.

RETIRO DE CADÁVERES

Las autoridades retiraron unos 100 cadáveres de viviendas en Guayaquil la semana pasada, según informó el viernes la ministra del Interior, después de reclamos de residentes en redes sociales y medios de comunicación en la ciudad, foco de la enfermedad por coronavirus en Ecuador.

“De estas personas algunas tendrán causa de muerte que están relacionadas al coronavirus y otras que no. Eso hace que algunos casos sean sospechosos (…) y lo que deberíamos hacer todos, por precaución, es que en estos casos nos comportemos como si fueran un caso de coronavirus”, dijo María Paula Romo al medio MaxTv online.

En Ecuador, donde rige un toque de queda diario de unas 15 horas y se restringe la circulación de las personas, ha habido reclamos en redes sociales y medios de comunicación locales por demoras de más de 24 horas para el retiro de los cuerpos en Guayaquil, pese a la insistencia de sus familiares.

“El cuerpo estaba en la casita que teníamos, estaba en la cama (…) Se lo llevaron a las nueve de la noche (del jueves), no le puedo decir de que falleció porque lo llevé a que lo atiendan, pero no le hicieron el examen”, dijo Rosa Romero, por teléfono a Reuters, en su hogar en la Cooperativa Nueva Prosperina, un barrio pobre al norte de la ciudad.

Su esposo, un comerciante de 43 años, murió el miércoles cerca de las tres de la tarde con síntomas del virus y tenía problemas de salud previos, según sus familiares.

“Decían que espere, que tenga paciencia, no podían llegar porque decían que había un sólo carro que iba a varios lugares”, añadió. “Los vecinos me decían que si no lo sacaba me iban a incendiar la casa, me dolía el alma, entonces insistimos”, dijo.

La ministra Romo reconoció que no se estaba llegando a tiempo, porque las funerarias trabajan a medio tiempo, por el nerviosismo de la población debido a la epidemia y porque familiares no pueden ir a buscar los cuerpos por las prohibiciones de circulación.

Las autoridades sanitarias dicen que hay seis vehículos con personas capacitadas y equipo de protección para realizar las tareas. Además, se tiene que cumplir un protocolo de manejo de cadáveres fuera de hospitales por coronavirus.

En Guayaquil, una ciudad de 2,7 millones de habitantes, hubo 828 fallecidos en enero, cuando aún no había emergencia por el coronavirus, según datos oficiales.

El drama que vive Guayaquil por el Covid-19 ha llegado a medios internacionales como la BBC de Londres, que apunta: “El colapso del sistema funerario producto de esta crisis es de tal magnitud que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, debió conformar una fuerza de tarea conjunta para poder enterrar a todas las personas fallecidas“.

En redes sociales circulan videos de cuerpos quemados en las calles, pero este material no ha podido ser confirmado por este sitio de noticias.


(Con información de Rts)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.