PAN y PRD no se preocuparon por ser oposición: Aguayo
Los analistas de la Mesa Política de Noticias MVS primera emisión coincidieron en que el PRD y el PAN han contribuido para que Enrique Peña Nieto se cuelgue las medallas y los méritos del Pacto por México.
(Foto: Aristegui Noticias)

Durante  la Mesa Política de Noticias MVS  primera emisión, los analistas  Denise Dresser, Lorenzo Meyer y Sergio Aguayo, coincidieron en que durante los sexenios panistas y el PRD, como oposición, no se “sofisticó” la figura del presidencialismo, por ello todos los logros del Pacto por México  se atribuyen a Enrique Peña Nieto.

Aguayo consideró que las quejas de Gustavo Madero en torno a que los méritos sólo se están concentrando en el presidente,  no están fundamentadas, ya que  ni  el PAN ni el PRD contribuyeron a hacer más sofisticada esta cultura política, “para disminuir la idea del presidencialismo”.

Reiteró que los dos presidentes panistas no hicieron nada para disminuir la idea del presidencialismo, por eso “es natural que estos logros se le endosen a Enrique Peña Nieto”.

Y sentenció que no le causa ninguna lástima de que ahora se quejen de algo  a lo que ellos mismos contribuyeron. “Me parece que lo que estamos viendo son los saldos, tan  desiguales de la alternancia”.

Dresser opinó que  “se está colgando todas las medallas a Peña Nieto” y me parece que el Pacto por México se ha convertido  en “una camisa de fuerza para Acción Nacional,  se les obliga a cooperar y por otro lado no se les  reconoce esta cooperación”.

Señaló que nunca antes se había visto un “empoderamiento tan brutal” de los poderes fácticos  como en las dos presidencias panistas.

“Esas criatura del Estado”, dijo al referirse a los líderes sindicales como Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamp,  fueron alimentadas y apapachadas en los dos sexenios panistas.  Por ellos consideró como “una contradicción de fondo”, que Madero diga que la única manera de enfrentar los poderes fácticos sea a través del Pacto por México.

Lorenzo Meyer estimó que Andrés Manuel  López Obrador, a diferencias del PAN y PRD, decidió un juego distinto con MORENA, “cómo saldrá, no lo sabemos”.

Agregó que si el PAN no hubiera apoyado el pacto, derrotado y todavía ajeno la proposición de la agenda, se hubiera desenganchado como oposición. Aunque aceptó que  el blanquiazul  no pude venir  decir se hace el “caldo gordo a los poderes fácticos” si no se apoya al pacto, cuando Vicente Fox tuvo un  “apoyo fantástico en su arranque”.

Escepticismo, no negativismo

En una intervención vía telefónica, la diputada federal perredista Purificación Carpinteyro pidió a los analistas de la Mesa Política “manifestar escepticismo pero no negativismo” en sus comentarios sobre el Pacto por México y consideró que debe reconocerse el trabajo del PRD y el PAN en consensuar los proyectos de dicho acuerdo, aun cuando el mérito se lo lleve el presidente.

La perredista defendió la “madurez” de la oposición de sumarse al Pacto y cuestionó a los analistas por no reconocer ese esfuerzo.

Ciudadanía no se refleja en gobierno de EPN

Sobre la encuesta de aceptación de los primeros meses de gobierno de Enrique Peña Nieto que publica el diario Reforma, los analistas opinaron que los ciudadanos no se han visto reflejados en las acciones del gobierno priista.

Los resultados de la encuesta revelan que el 50% de los ciudadanos respaldan al presidente contra 78% de los líderes.

De acuerdo con los analistas, esta disparidad de porcentajes tendría su explicación en que los líderes están evaluando las “implicaciones” a futuro de las reformas, mientras que los ciudadanos no ven los “resultados en el día a día”.

Aguayo apuntó que los líderes están valorando el futuro, suponiendo las implicaciones  que traerán las reformas educativa, laboral y de telecomunicaciones.

Por su parte, Dresser reconoció que  han sido meses de intensa actividad en el gobierno de Peña Nieto, que dan “la impresión de que el país se mueve, aunque no sabemos si en la dirección correcta o a la velocidad  necesaria”.

“Pero no se aterriza en el día a día, porque los votantes mexicanos son como la opinión pública tienden a medir la funcionalidad de sus gobernantes  conforme a su bolsillo”, agregó.

Lorenzo Meyer planteó otra explicación a la diferencia de aceptación entre ciudadanos  y líderes. Señaló que  es posible que los líderes califiquen  mejor al  presidente, porque se encuentran en un lugar privilegiado, en el que ven los beneficios  de primera mano.

“El mismo golfo que existe entre el ciudadano y el gobierno, existen entre los ciudadanos y los líderes de opinión”, consideró.

Recordó que  en la misma encuesta aplicada a Vicente Fox,  a dos meses de su gobierno,  el ciudadano le daba una aprobación de 70%, porque era el momento en que México tenía esperanzas, pero ahora México volvió a la normalidad.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]