"Salvemos al país", artículo de Araceli Damián - Aristegui Noticias
opinión*
“Salvemos al país”, artículo de Araceli Damián
por Araceli Damián
Foto: Cuartoscuro/ Diego Simón Sánchez

Por Araceli Damián

2018 será uno de los años más importantes en la historia moderna del país, pero sólo si logramos que el aparato del Estado no se robe la elección.

El PRI-gobierno ha hecho todo durante los últimos años para aferrarse a un poder caduco y corrupto, que mantiene en la desesperanza y la pobreza a la mayoría de los mexicanos.

La importancia de la votación de este año será comparable con la de 2000, cuando la ciudadanía mayoritariamente votó con la esperanza de iniciar la transición hacia la democracia. Y aunque la ciudadanía ganó, en 2006 el PAN y el IFE (ahora INE, Instituto Nacional Electoral) traicionaron a la nación. Así, el PRI y el PAN (y más recientemente el PRD) se convirtieron en cómplices de tanta miseria y dolor en el país. Por eso es importante considerar la conveniencia de votar por la coalición “Juntos Haremos Historia” formada por Morena, PT y PES.

Hacerlo por algún candidato independiente, anular el voto o no votar sólo beneficia al PRI y al PAN. Es increíble que haya personas que voten por el PRI, es como si no tuvieran memoria, como si no recordaran las atrocidades cometidas por los gobiernos de ese partido, es como olvidar la matanza de estudiantes en 1968 y en 1971; la guerra sucia en Guerrero, cuando elementos policiacos y del Ejército, a la sombra, complicidad y protección de los gobiernos estatal y federal priístas asesinaron y torturaron a miles de personas; es como desconocer crímenes de lesa humanidad recientes que han quedado impunes, como Ayotzinapa, Tlatlaya, Tanhuato o de tantos lugares más en los que ciudadanos han sido masacrados por elementos policiacos y militares. No sé cómo alguien puede pensar en votar por el PRI, sabiendo que es sinónimo de corrupción; que incluso voten por el PRI sabiendo de actos de corrupción que involucran al presidente, como el de la Casa Blanca, o los sobornos de Odebrecht.

Tampoco entiendo quién votaría por el PAN. Ahí tenemos el lamentable papel que jugó Vicente Fox, que apoyó la llegada de Felipe Calderón, un presidente ilegítimo y cínico, que con su “haiga sido como haiga sido” tácitamente aceptó el fraude electoral que lo llevó al poder en la contienda presidencial de 2006. Cómo no sentirse defraudados por Fox y Calderón que prometieron acabar con la corrupción y llevar a los “peces gordos” a la cárcel, cuando en realidad hicieron lo contrario, en sus gobiernos se multiplicó la corrupción y firmaron un pacto de impunidad con el PRI. Que nos expliquen esos dos expresidentes y los gobernadores panistas de esos dos sexenios qué hicieron con el excedente petrolero que se obtuvo por los altos precios de ese recurso no renovable en aquellos años. ¿Acaso ya se les olvidó que la “guerra” sin fin contra el narcotráfico, que ha causado tanta muerte y dolor en todo México la inició el panista Calderón?

Fueron tan malos los gobiernos federales del PAN que no sólo perdieron las elecciones presidenciales de 2012, sino que quedaron en 3er lugar. Eso y la compra de voto ayudaron al PRI a regresar al poder. Pero ahora el PRI aprendió que no le gusta “jugar” a la alternancia con el PAN, ni con ningún otro partido. Este gobierno ha cerrado infinidad de pinzas para aferrarse al poder. Por eso se aprobó la Ley de Seguridad Interior que, como hemos comentado, constituye un verdadero peligro no sólo para la democracia, sino para el Estado de Derecho, al darle atribuciones al presidente para emitir “una declaratoria de protección a la seguridad interior”, en la que los derechos civiles son prácticamente eliminados. Asimismo, da poder al Ejército para detener o investigar a ciudadanos sin orden judicial.

El PRI controla el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por ello los magistrados, a sabiendas de que este partido utilizó tarjetas (Monex y Soriana) para la compra de voto en 2012 y las “tarjetas rosas” en el Estado de México el año pasado, eliminó la prohibición de repartirlas en los procesos electorales. ¿Acaso habrán recibido del PRI algunas “tarjetas rosas supergordas”?

El PRI también se “blindó” para evitar posibles impugnaciones por gastos excesivos de campaña al nombrar, con la ayuda de la mayoría de los consejeros del INE, a Linzandro Núñez Picazo, como titular de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, aun cuando fue subordinado de José Antonio Mead, precandidato del PRI, cuando el primero fue Administrador General del Sistema de Recaudación Tributaria (SAT), siendo Meade Secretario de Hacienda. Vaya cinismo.

No puedo creer que los ciudadanos comunes puedan seguir votando por el PRI. Espero que ahora les quede más claro cómo Hacienda se ha convertido en la caja “chica” de ese partido. Hay que reconocer que siempre hemos sabido que el dinero de los contribuyentes financia las campañas del PRI, pero no de la manera como ha sido develado por reportes periodísticos basado en una investigación que se lleva a cabo por la fiscalía de Chihuahua, en la que se comprobó que el ex Secretario de Hacienda del gobierno de César Duarte (prófugo de la justicia), Jaime Herrera Corral (que ha sido diputado y senador del PRI) solicitó dinero a la Secretaría de Hacienda, siendo Secretario Luis Videgaray, para supuestamente financiar gastos en ese estado. Sin embargo, ese dinero llegó a las arcas del PRI para financiar campañas políticas y al parecer acrecentar fortunas privadas cuando Beltrones era presidente de ese partido.

En un país con verdadera democracia y separación de poderes, después de tales revelaciones Luis Videgaray ya habría sido separado de su cargo y la Procuraduría General de la República llevaría a cabo una investigación en su contra y en contra de Beltrones. Pero no, ellos siguen brindando con los mejores vinos y en los mejores restaurantes mientras miles de familias no han recibido ayuda tras los sismos, miles de madres mexicanas y centro y sudamericanas continúan en un peregrinar sin haber encontrado a sus hijos o están velando a un ser querido asesinado por la delincuencia organizada.

Tenemos que rescatar al país, porque dejar el gobierno en manos del PRI o del PAN es perder nuestros sueños y la esperanza de un futuro más justo, con menos violencia, con mayores oportunidades para todos.

Araceli Damián

Es Diputada Federal por Morena y preside la Comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados. Es Profesora-Investigadora con licencia del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es Doctora en economía urbana por la Universidad de Londres, Inglaterra.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. “Así inician las precampañas”, artículo de Araceli Damián
    diciembre 18, 2017 10:39 am
  2. “En este mundo global, los ricos se hacen cada vez más ricos”, artículo de Araceli Damián
    noviembre 27, 2017 7:25 am
  3. El proyecto Alternativo de Morena 2018-2024, analizado por Araceli Damián
    noviembre 21, 2017 9:47 am
  4. “Tapando la corrupción: nuevo yacimiento en Veracruz”, artículo de Araceli Damián
    noviembre 6, 2017 9:15 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]