Ayotzinapa pone a prueba al Estado; “mientras más tiempo pase es más grave”: Álvarez Icaza
El tema de los desaparecidos en México se pone en plenitud con el caso de los jóvenes normalistas. El Estado se ha esforzado más en controlar a ciudadanos que a los policías, dijo en MVS el secretario ejecutivo de la CIDH.
Premio_No_Discriminacion-4

El caso Iguala-Ayotzinapa es un momento de prueba para la capacidad del Estado y “mientras más tiempo pasa es más grave”, advierte Emilio Álvarez Icaza, secretario técnico de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“El Estado mexicano tiene instituciones, recursos, pero tiene que poner dimensión y contexto a esto, hacer un esfuerzo extraordinario, porque las preguntas siguen en el aire:  ¿dónde están los jóvenes?, ¿dónde están los estudiantes?”.

En entrevista con Noticias MVS primera emisión, el viernes 31 de octubre, Álvarez Icaza subrayó que Ayotzinapa se ha vuelto un ejemplo paradigmático sobre la situación de los desaparecidos en México:

“No es un fenómeno nuevo, por supuesto, pero toma tintes dramáticos con este caso. Con Ayotzinapa se pone en plenitud, digamos: que a un movimiento social como los estudiantes se les desaparezca, y en contubernio de autoridades locales, con policías, con narcos, en fin, hace un cóctel que eventualmente lo que pone es un ejemplo paradigmático”, señaló.

“…Y por esa misma razón debe ser un ejemplo paradigmático de respuesta de justicia y de poner un hasta aquí en este tipo de fenómenos que lleve de manera también muy principal a poner la lupa en los gobiernos estatales, porque ahí hay un enorme corresponsabilidad.

“Me parece que una parte significativa de los atrasos pasa por los gobiernos estatales, las procuradurías locales, las policías municipales, y no veo honestamente que eso se esté atendiendo en la medida del agravio que pierde la población mexicana cuando servidores públicos locales cometen delitos como los que se han vivido en Iguala”.

Este fin de semana, la CIDH afinará la propuesta de asistencia técnica que el Estado mexicano dará en estos momentos.

Crisis de derechos humanos

Como secretario ejecutivo de la CIDH, como mexicano, como especialista en la materia, ¿qué me dirías frente a esto que desde luego tiene tintes de crisis en materia de derechos humanos?, cuestionó Carmen Aristegui. 

EAI: Que genera en la sociedad mexicana indignación, desde luego incertidumbre sobre lo que sigue, una dosis de desolación frente a los resultados a la falta de resultados concretos y específicos muy particularmente con el caso de los jóvenes de Ayotzinapa.

CA:  Como experto en la materia ¿cómo debe conducir las cosas del gobierno mexicano esta crisis?

EAI: Me parece que hay que reforzar todas las capacidades y estrategias que está desarrollando el gobierno mexicano. Por supuesto se nos ha informado de los esfuerzos que están desplegando, no son pocos, y las detenciones que han hecho, las averiguaciones que han hecho, la cantidad de efectivos puestos, los peritos puestos, hay un ejercicio importante.

La Procuraduría General de la República nos ha informado que además entró en suplencia, digamos, dado el desastre a nivel estatal, tanto en Guerrero, como en Iguala.

Pero al final del día hay un desencuentro de indicadores, que eso se puede poner en evidencia, no sólo en las reuniones con los secretarios de Gobernación, sino con el procurador sino con el propio presidente Peña.

Los servidores públicos, con razón, ponen por delante todas las gestiones que han realizado, que no son pocas, y los esfuerzos puestos, pero los padres ponen por delante la pregunta de: “¿y a cuantos estudiantes han encontrado?”  No “¿cuántos oficios han enviado, o cuántos servidores públicos están trabajando, cuántos laboratorios, cuántos peritos?”

Y ante la pregunta, cuya evidencia empírica es tan demoledora, lo único que queda es asumir, y redoblar, y retomar.

Es decir, me parece que es momento de pruebas, en términos de la capacidad del Estado, ya vamos a 35 días de que esto sucedió y tanto más tiempo pasa, más grave.  Me parece que el Estado mexicano tiene la oportunidad, primero, de generar una capacidad que permita investigar con más celeridad este tipo de fenómenos; segundo, tener condición para multiplicar esfuerzos. México es un país, comparado con otros de la región, cuyo estado es muy sólido”.

 Audiencia en Washington, DC

Emilio Álvarez Icaza comentó en la entrevista el contenido de la primera audiencia de representantes del gobierno y ONG mexicanos para exponer el tema de la situación de derechos humanos en México, celebrada el  jueves 30, en la sede de la CIDH, Washington, DC.

Una de sus conclusiones es que el Estado mexicano no quiere regular el uso de la fuerza y pone más esfuerzo en controlar a los ciudadanos que en tener control en sus policías:

“Hay más esfuerzos del Estado mexicano por controlar a los ciudadanos a través de sus manifestaciones, que por controlar a las policías a través de leyes de uso de la fuerza”, señaló.

“Se habló por ejemplo, de la Fiscalía de la Pasado y cómo está pendiente todo el tema de los desaparecidos de la llamada Guerra Sucia; se habló de violaciones graves a los derechos humanos y los temas de impunidad, casos como las mujeres de Juárez, casos como los de Baja California, algunos otros; se habló de criminalización de la protesta, casos del Distrito Federal donde se han agredido incluso a defensores del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez o periodistas; en Puebla, lo que sucedió con la pérdida de vida de este joven, un niño de 13 años, y las limitaciones a las movilizaciones que se han hecho por una ley, o también en Quintana Roo, y también se habló del impacto de los temas en materia de la afectación al patrimonio biocultural de México por producto de los monocultivos como todo este tipo de temáticas”, abundó.

Expuso que en dicha reunión, surgió con mucha fuerza la voz de la sociedad civil; el momento que más cimbró fue cuando se pusieron de pie, “en un silencio que partía el ambiente, con letreros hacían saber su posición”, comentó en referencia a la protesta por los 43 estudiantes de Ayotzinapa que continúan desaparecidos.

Álvarez Icaza reconoció hechos dolorosos en el país, como lo sucedido en Iguala, pero también apuntó la masacre en Tlatlaya y lo ocurrido en Puebla, donde un niño perdió la vida por un proyectil de la policía.

“El tema tiene que ver justamente en cómo lograr que los procesos que tienen que ver con diseño del leyes o de gestión pública, enfrente esta herencia, o esta inercia, o estas prácticas tan dolorosas y que tanto desgarran el tejido social de nuestro país, que lo han llevado ya a un contexto de crisis de derechos humanos. Así se está viendo en el ámbito internacional”, indicó.

“Creo que no solamente en el ámbito internacional es visto así, me parece que en el ámbito nacional todos los focos rojos están prendidos en el tablero, porque lo que sucedió, y esa fue parte de mi presentación ayer, es que lo que sucede con estos casos, vincula con lo que sucedía en el sexenio anterior”, refirió.

“Habrá mucha indignación, habrá mucho dolor, pero tal vez no sorpresa. Ya se habían dado antecedentes de miles de desaparecidos, ya se había puesto en evidencia esa incapacidad para buscar a las personas, de manera que el reclamo de que esto sirva como un quiebre para que México despliegue la capacidad institucional, para evitar la desaparición forzada de personas, creo que surge con toda la fuerza en un reclamo de justicia y contra la impunidad“, consideró.

Ve el video completo.

 





    Contenido Relacionado


  1. dolia“Señal de alarma” en México: CIDH; a prueba, la fortaleza institucional: Segob
    octubre 31, 2014 9:44 am
  2. Saluda CNDH recomendaciones de Comité contra Desaparición ForzadaCIDH reclama al Estado mexicano casos Tlatlaya e Iguala
    octubre 31, 2014 7:49 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.