Resultados de las reformas de EPN “deberían llegar más rápido”: estudio
Se sigue aplicando el mismo modelo económico de los últimos 30 años, señala el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, a la mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto.
Clausura_Reunio769n_Anual_Concamin-10
Foto: Adolfo Vladimir/ Cuartoscuro

“Para el México de hoy, y después de tres años (del gobierno de Enrique Peña Nieto), lo que resta es obtener resultados inobjetables que transformen una realidad que no corresponde con los recursos físicos y humanos de que dispone la economía clasificada como la 15 del mundo. Después de todo se sigue aplicando el mismo modelo de los últimos 30 años, ya es momento de que genere frutos o se apliquen nuevas estrategias”, sostiene un análisis del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, titulado “Voz de la Industria: A tres años de gobierno”.

En el mismo sentido, agrega: “La mitad del sexenio ha transcurrido, en apariencia poco tiempo para hacer grandes transformaciones, salvo cuando se considera que las denominadas como reformas estructurales forman parte de un modelo económico que comenzó a implementarse hace 30 años. Por tanto, los resultados deberían llegar más rápido, salvo que los cambios aplicados no correspondan a la realidad de la economía y sociedad mexicana”.

El estudio apuntó que “durante los últimos seis sexenios lo que en general ha privado a la mitad de cada administración ha sido un crecimiento modesto, que no alcanzó a rebasar el 2.5% y que a nivel sectorial refleja un debilitamiento de la industria, ello a pesar de que las exportaciones crecen de manera sostenida”.

Y sostiene que “a la mitad del sexenio, aún queda un largo camino por andar. El saldo de los primeros dos años del gobierno fue un incremento de dos millones de personas en situación de pobreza multidimensional. Ello a pesar de la aplicación de la Cruzada Nacional contra el Hambre y del Programa Sin Hambre”.

“El gasto de gobierno no pudo sustituir lo que se pierde con la precarización laboral. Esta situación no es nueva, ha sido una constante desde mediado de los años setenta. La promesa de aquel entonces fue que México se integraría a los países desarrollados con una estrategia de mayor gasto de gobierno y la bonanza petrolera. Un planteamiento similar se realizó cuando se implementó una política económica de apertura comercial sin un programa de desarrollo productivo industrial interno. En aquel entonces el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ofreció como el mecanismo que llevaría a México al mundo desarrollado”, recordó.

(Ver estudio completo)



Temas relacionados:
Enrique Peña Nieto
Poderes
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]