Los prófugos, las versiones y las evidencias del caso Tres Marías
Familiares de los 12 policías arraigados afirman que no son los responsables del ataque a los agentes de la CIA y como prueba señalan que ellos estaban uniformados cuando fueron detenidos, mientras que los responsables iban vestidos de civil. La PGR perfila una emboscada como línea de investigación
Ayer se realizó la reconstrucción de hechos sobre el incidente en que dos elementos de la Embajada de Estados Unidos y un elemento de la Secretaría de Marina-Armada de México resultaron heridos cuando el vehículo en el que viajaban recibió múltiples impactos de bala por parte de policías federales. (Foto: Alma Lafayet /Cuartoscuro)

Autoridades federales presumen además de los 12 policías arraigados por el ataque contra presuntos agentes de la Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) en Tres Marías, Morelos, el viernes 24 de agosto, a manos de miembros de la Policía Federal, habrían participado otros elementos que no han sido presentados.

De acuerdo con información del diario Reforma, aún no es clara la situación de los 12 integrantes de la Policía Federal arraigados por presunto abuso de autoridad, ya que los agresores iban vestidos de civil al momento del ataque, mientras que familiares de los oficiales afirman estos estaban uniformados y que no son quienes dispararon contra el vehículo de la embajada de Estados Unidos.

De acuerdo con fuentes del gobierno federal, hasta ahora la única víctima del ataque que ha rendido su declaración ante la Procuraduría General de la República (PGR) es el capitán de la Armada que acompañaba a los estadunidenses y ha señalado que los agresores eran policías federales vestidos de civil.

Por otro lado, la titular de la PGR, Marisela Morales, informó que una de las líneas de investigación que se están manejando es la de una posible emboscada.

Otras versiones

Marco Aurelio González, abogado de cuatro de los 12 oficiales detenidos, explicó que el vehículo diplomático fue el que embistió el auto de los oficiales mexicanos lo que originó la balacera.

De acuerdo con información del diario Milenio, el defensor sostuvo que la camioneta diplomática fue la que chocó el auto de la Policía Federal, por lo que iniciaron una persecución y posteriormente le dispararon.

Detalló que dos de sus defendidos estaban en una base en Tlalpan cuando fueron informados del suceso y al momento de llegar a Tres Marías encontraron el vehículo de la embajada con impactos de bala.

Marco Aurelio González dijo que los uniformados se desplazaron hasta ese punto, debido a que se les dio aviso desde un Nextel por parte de otros uniformados, quienes fueron los que detuvieron el vehículo diplomático.

El abogado denunció que el agente del Ministerio Público viola los derechos de sus defendidos, porque “están a su disposición en la casa de arraigo y no permiten verlos”.

EU busca evidencias en la zona del ataque

Cuatro peritos extranjeros en compañía de autoridades mexicanas arribaron alrededor de las 13:00 horas de ayer a la zona donde se suscitó la agresión contra agentes de la CIA, para tomar evidencias y reconstruir los hechos.

Ello, de acuerdo con información del diario Excélsior, testigos señalaron que  los primeros en llegar fueron los peritos estadunidenses, además de un periodista de la agencia Reuters, que realizaba desde la mañana investigaciones en la zona, quien se percató de la nacionalidad de los trabajadores de la embajada y los identificó como personal de la CIA.

La carretera federal fue cerrada por lapsos desde las 15:00 hasta las 17:00 mientras se realizaron los peritajes por parte de los especialistas extranjeros.

 





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]