opinión
Brasil al filo del abismo
por Gilberto Prado Galán
(Foto: Xinhua)

Invitamos a los usuarios a leer la colaboración del escritor y ensayista Gilberto Prado Galán llamada “OrbilibrO (el mundo de los libros)” que se difundirá durante el Mundial de Futbol Brasil 2014.
Quienes vimos el partido entre Chile y Brasil, el sábado 28 de junio, quedamos perplejos. Ya sé: las conjeturas son ociosas pero la realidad de lo ocurrido es dilacerante: si el balón impactado por Mauricio Pinilla hubiese entrado el país entero se habría conmovido, por decir lo menos. El sociólogo Mauro Paulino, director de DataFolha, fue muy preciso en su análisis: “El buen papel de Brasil como anfitrión ayuda a mudar un cuadro negativo, pero si ocurre una derrota en el juego en busca de octavos de final todo el sentimiento de euforia podría volverse frustración. En cambio, si ganamos ese juego el sentimiento de orgullo estará en apogeo”.  Las palabras de Paulino son precisas pero la forma como se le ganó a Chile nos remitió al texto clásico, canónico, del gran escritor Nelson Rodrigues acerca del llamado complejo de vira-latas, descrito de la siguiente manera: “La inferioridad en la que el brasileño se coloca, voluntariamente, ante el resto del mundo”. Esta inferioridad encontró su cúspide en 1950 tras haber sufrido Brasil el celebérrimo Maracanazo. El complejo persiste, dice Rodrigues, y queda evidenciado incluso en el hecho incontestable, contundente, de que ningún brasileño ha ganado un premio Nobel. Se trata de un complejo de inferioridad potenciado por el Maracanazo y que ni siquiera la conquista de las cinco copas del mundo ha podido paliar. Recordemos la feroz silbatina, la insistente rechifla contra el seleccionado uruguayo (autor del Maracanazo) en su reciente partido contra Colombia. Aquí me detengo.
Brasil ganó a Chile de manera milagrosa. Olvidó el “jogo bonito” y fue anestesiado por una selección que había doblegado a nadie menos que a España. Brasil avanzó a cuartos de final –y no exagero- por escasos milímetros. Los milímetros que excedieron al disparo de Mauricio Pinilla en el travesaño a pocos minutos del final del partido. Los milímetros que excedieron (o faltaron según se vea) al disparo de Jara en el último penal cobrado por Chile. Y luego la magia de un desgastado Neymar obró el milagro. ¿Qué hubiese ocurrido si Chile elimina a Brasil hacia los cuartos de final? Un desajuste terrible, el abatimiento de las previsiones políticas, un viraje en la percepción del mundial más hermoso de la historia y, sobre todo, una depresión potenciada por el complejo de vira-latas, pero Brasil sigue vivo, arrastrando la cobija y ensuciando el apellido, como reza la letra de una canción del Jean Paul Sartre mexicano Cuco Sánchez. El problema es mayúsculo porque Brasil tendrá que enfrentar a la enrachada Colombia, una selección invicta y presidida por un director técnico que, salvo en ronda de penales, jamás ha perdido en los mundiales: José Néstor Pékerman.
Estuve en Brasil para presenciar el mejor juego que ha brindado México en muchísimos años (contra Croacia) y pude palpar de cerca la frenética ola triunfalista de los brasileños respecto de la conquista de una sexta copa que podría desdibujar el complejo de vira-latas. Ojalá que sea posible: por el bien de Brasil y por el bien del futbol, pero Neymar no es Atlas y no podrá solitario cargar el mundo.

Gilberto Prado Galán

(Torreón, 1960), Master of arts por la New Mexico State University, actualmente es el coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Ha publicado una docena de libros en las principales editoriales mexicanas y el poemario 'El canto de la ceniza' en España. Ha obtenido los premios internacionales, entre ellos “Lya Kostakowsky” y el premio nacional de crítica de arte “Luis Cardoza y Aragón”. Es miembro de honor del Club Internacional de palindromistas con sede en Barcelona.

Temas relacionados:
Mundial Brasil 2014
OrbilibrO
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre