(Mis) Discos del mes: de los sonideros a Perfume Genius, Valerie June y Kendrick Lamar
Criaturas irresistibles: la pareja, la estabilidad, las introspección, el gozo, la alegría... tres artistas estrenan álbumes, además de una compilación.
  1. (Foto: Mexican Soundsystem)

    Consulta otras Galerías

  2. (Foto: Kendrik Lamar)

    Consulta otras Galerías

  3. (Foto: Mexican Soundsystem)

    Consulta otras Galerías

  4. (Foto: Valery June)

    Consulta otras Galerías

  5. (Foto: Perfume Genious)

    Consulta otras Galerías

Por José David Cano

Lo dijo alguna vez Gabriel García Márquez: “Lo único mejor que la música es hablar de música”.

La frase me sirve como presentación para estas nuevas “Criaturas”. No hay mucho que agregar aquí. Acaso, que ojalá disfruten (también) de esta selección.
Perfume Genius: un estallido de pop elegante y luminoso

Perfume Genius está de regreso. Sí. Mike Hadreas (o sea, el tipo que está detrás del alias Perfume Genius) ha publicado su nuevo trabajo discográfico, No Shape. Un disco impresionante y espectacular. Y no, no es exageración.

Pongámoslo de esta manera: cada álbum publicado hasta ahora había sido un paso adelante para Mike; sin embargo, No Shape está en otra categoría. El estadounidense ha conseguido, con este cuarto material, elevar aún más el nivel de Too Bright —su disco anterior, y uno de los mejores trabajos publicados en 2014.

Es un hecho: Mike ha crecido lo suficiente como persona y compositor como para poder escribir otro tipo de canciones. Como él mismo lo ha dicho: ahora no sólo cuenta historias, aprendió a amalgamar tanto las letras, como la música, para lograr comunicar lo que realmente quiere.

En ese sentido, el disco tiene un tono maravillosamente balsámico tras las turbulencias emocionales de su canciones anteriores… Me explico: en sus tres primeros discos, Mike necesitó volver al pasado para lamer sus heridas, para reconciliarse con su historia y, sobre todo, para sanar sus relaciones y a ese joven que era entonces.

Recordemos: el cantante y compositor de 35 años de edad (cumple 36 en septiembre) pasó por una vida dura y turbulenta, una adolescencia marcada por los prejuicios y la violencia: fue amenazado de muerte en la escuela por su homosexualidad; abandonó su ciudad natal (Seattle) tras ser hospitalizado por un ataque homofóbico; a esto se sumaría la disfunción familiar, el alcoholismo y drogadicción, las recuperaciones y las recaídas.

Así que cada tema que salía de su alma (y sobre todo de sus entrañas) era más desafiante y encarado que el anterior. De hecho, épica es una de las líneas de “Queen”, uno de los sencillos de su disco anterior: “No family is safe when I sashay” (‘Ninguna familia está a salvo cuando me contoneo’).

Empero, ahora las cosas han cambiando y esa rabia y provocación han dado paso a la reflexión y meditación (hasta cierto punto), y No Shape es su declaración, una clara referencia al cambio en sus circunstancias personales. Así que los nuevos temas han sido escritos no lidiando con el pasado, sino tratando de sentirse cómodo con el presente.

Hoy, Mike Hadreas le ha dado prioridad al aquí y al ahora, en cómo se siente en este momento, a la importancia de darse cuenta de todas las cosas que están bien, y, sobre todo, le ha dado prioridad a lo cálido y a lo estable. Está claro que ha aprendido a hablar de lo bueno y también a escribir canciones de amor no convencionales: si la mayoría de éstas hablan del inicio o del final de una relación, él ha querido ahondar en lazos estables de varios años, mostrar que también ahí está la magia… Por ejemplo, en “Alan” —la canción final del álbum— se da tiempo de reverenciar a su novio y colaborador musical (desde hace ocho años), Alan Wyffels, elevando su amor a un plano celestial.

Musicalmente, el disco también es una verdadera joya, una maravilla. Sigue la evolución en el sonido que ya se vislumbraba en Too Bright, y que con No Shape es sobresaliente, realmente hipnótico. La mano del productor Blake Mills se nota en todo el álbum, llenando los temas de infinitos pequeños detalles…

La espiritualidad, el amor, las inquietudes amorosas y existenciales o la búsqueda de la felicidad se visten de glam rock, art pop, soul, pop orquestal o electrónico, sin renunciar —eso sí— a sus orígenes con el piano como única compañía.

Está claro que, para Hadreas, el pasado siempre está colapsando en el presente, pero su nueva música deja claro que ahora está lidiando con eso de manera diferente. De lo sombrío y oscuro, ha dado paso a un sonido más elegante, más claro, más luminoso, más brillante. Y sí: aún más hermoso.

Publicado por Matador, escucha No Shape vía Spotify: https://open.spotify.com/album/7awgq3vvlsIeA7dZduR9x4

Maldito y sensual Kendrick…

Vale, lo confieso: me había prometido no escribir ninguna línea sobre DAMN., el nuevo álbum del rapero y compositor Kendrick Lamar. La razón era sencilla: no quería sumar más palabrería a la gran cantidad que (ya de por sí) se ha vertido sobre este trabajo. Pero.

Pero, lo cierto, es que ha sido imposible no hacerlo. Como también es imposible dejar de escuchar este grandiosos nuevo material…

No sé ustedes pero, desde su publicación en abril pasado, este plumilla no ha dejado pasar una semana sin escucharlo y siempre con el mismo resultado: una mezcla de exaltación y excitación, emoción y placer. La verdad es que no tiene un solo momento de desperdicio.

Aquí aclaro: no se trata de una obra maestra como sí lo fue el anterior trabajo de Kendrick, To Pimp a Butterfly (2015); sin embargo, damn!, está muy cerca de serlo.

Vamos a ponerlo así: Kendrick la tenía difícil: superar lo hecho con To Pimp a Butterfly iba a ser una tarea complicada. ¿Por qué? Porque era (es) una obra tan descomunal como brillante. Era (es) una obra que se salta fronteras o definiciones que se tienen del hip hop —para pasearse o llenarse de funk, grooves, jazz, soul, R&B… Y no sólo eso: la lírica, la prosa, era (es) contundente y, sobre todo, con un hilo narrativo fino y preciso: una radiografía, por afuera y desde dentro, de la comunidad y cultura afroamericana. (Resulta casi imposible imaginar un disco más ambicioso. Y él lo sabe y lo entiende.)

Sin embargo, para este nuevo disco Kendrick se ha reinventado de una manera muy audaz: lo ha hecho volviendo a sus orígenes. Si To Pimp… era producto de un momento agitado, crispado, y rabioso, DAMN. ha surgido más como una vía de reflexión e introspección.

Desde luego, Dios y la religión revolotean a lo largo y ancho de álbum (un tema que, por cierto, frecuenta sus letras), se plantea la dicotomía entre la maldad y la debilidad, celebra su herencia afroamericana, se da tiempo de relatar los excesos del ser humano, o condena (de nueva cuenta) la desmedida violencia policiaca.

(En una entrevista reciente, Kendrick Lamar señalaba algunos puntos: “Estamos en un tiempo en el que excluimos un componente principal de toda esta cosa llamada vida: Dios… Nadie habla de ello porque está casi en conflicto con lo que está sucediendo en el mundo cuando se habla de política, gobierno y sistema”.)

No es todo: Kendrick se mira al espejo, y no sale bien librado, y dedica un tema a su novia, en el que retrata la intimidad y la amistad que vive con ella… Eso sí: esto no significa que dejara el compromiso de justicia social: el disco también está cargado con algunos mensajes necesarios para nuestros tiempos convulsos, además de que dedica algunas líneas a Trump y a la Fox News.

Musicalmente, el rapero también ha regresado a sus orígenes.

Es claro que Kendrick Lamar conserva sus poderes intactos. Si alguien sabe ir a contracorriente del mercado, ése ha sido el genio de Compton (California). Y es que cuando todo el mundo quería sonar como él, tras publicar su extraordinario good kid, m.A.A.d city en 2012, editó su To Pimp…, con el que dejó aún más confundidos a todos, ya que con éste regresaba a los orígenes del g-funk con grandes dosis de jazz y soul. Y, ahora, Kendrick nos sorprende con este sonido mucho más ortodoxo y clásico que registra en DAMN.. El mensaje es directo: adiós sonidos de jazz, bienvenida crudeza sonora, rimas descarnadas, beats poderosos, samples impresionantes…

No hay duda: con apenas siete años en carretera —y cuatro discos en su haber—, Kendrick Lamar ha logrado igualar (y superar) el trabajo de varios de sus colegas musicales. Difícil no llamarle el rey actual…

Publicado por Interscope, escucha DAMN. vía Spotify: https://open.spotify.com/album/4eLPsYPBmXABThSJ821sqY

Valerie June: una música gloriosa y etérea

Luego de su (sublime y exitoso) álbum de 2013: Pushin’ Against a Stone, la cantante y compositora estadounidense Valerie June ha regresado con un nuevo disco: The Order Of Time, el cual sólo ha venido a confirmar lo que ya sabíamos de ella: que, hoy por hoy, es una de las grandes artistas emergentes del blues.

Y no es para menos: viene de una ciudad histórica como es Memphis, donde se curtió en sus escenarios. Sus inicios no fueron sencillos; sin embargo, al final, fue abriendo caminos por este territorio. De hecho, hasta la aparición de su anterior álbum, Valerie June era un secreto a voces. Su absoluta anarquía para combinar y pasar de un género a otro (del folk al blues, de la Americana al soul, del bluegrass al pop, y de ahí al rock más alternativo), la fueron llevando del boca en boca.

(Como ella misma lo contaba en una entrevista: “Empecé cantando en la iglesia, de una forma natural delante de la gente… Así que la música siempre ha formado parte de mi vida, toqué en bares, bibliotecas, hice música para niños…”)

Con la llegada de Pushin’ Against a Stone, todo cambió para ella, pues fue un disco que le atrajo las miradas del mundo musical y le abrió las puertas para seguir grabando…

Ahora está aquí The Order Of Time, que es al mismo tiempo un álbum íntimo, contemplativo, evocativo, por supuesto hermoso. Se trata de una docena de variadas canciones que, a pesar de su heterogeneidad, todas tienen una sorprendente cohesión. No sólo porque están unidas por la única e irrepetible voz de June —una voz sumamente melódica y expresiva—, también por su temática: todas las composiciones giran en torno al paso del tiempo y cómo esto nos afecta. Pero no sólo eso: las canciones de The Order Of Time ofrecen muchos caminos a la iluminación: el amor, la confianza en sí mismo, la espiritualidad…

Musicalmente, Valerie June sigue explorando vías, caminos. Desde la primera canción, “Long lonely road”, aparece ese blues espectral lleno de referencias a la música de montaña y las sonoridades que uno asociaría con las comunidades indias de Estados Unidos.

Así que Valerie sigue mezclando el blues eléctrico, ritmos africanos, atmósferas cósmicas y un delicado soul. Hablamos de un álbum con una riqueza musical de alto vuelo. En serio.

Publicado por Concord, escucha The Order Of Time vía bandcamp: https://valeriejunemusic.bandcamp.com/releases

También por puedes escucharlo vía Spotify: https://open.spotify.com/album/4TVWSt83FpSfocgA3omB0k

¡Cumbia sonidera mexicana, desde California!

Este disco es puro agasajo. Es puro sabor. ¡Venga, es hora de bailar!..

Verán. Desde hace un par de meses ya circula un compilado a partes iguales sui géneris, sabroso, gozoso, festivo, antropológico y social.

Su título lo dice todo: ¡Un Saludo! Mexican Soundsystem Cumbia in LA, el cual ha sido editado por el sello discográfico Dutty Artz, junto con Songs From Home.

Curado por la antropóloga Alexandra Lippman —acá dj Xandão—, el álbum funciona como un pequeño muestrario del vasto catálogo que Discos Barba Azul, disquera ubicada en Los Ángeles, California, editó entre 2006 y 2013.

Durante ese lapso, el sello independiente dirigido por Vicente Pedraza lanzó cerca de 150 grabaciones. Según una nota del New York Time, Pedraza “comenzó el sello después de pasar varios años al frente de una pequeña tienda de música en South Broadway, en el centro de Los Ángeles. Sus clientes le pedían cumbia sonidera y, ese momento, tuvo que confesarles que no había escuchado esa música, así que comenzó a buscar discos de sellos mexicanos que no se distribuyen en Estados Unidos”.

Para 2006, ya empapado sobre el género, “se ofreció a financiar las sesiones de grabación de diversas bandas en estudios mexicanos. A cambio le enviarían las cintas para hacer la posproducción y fabricar los discos en Los Ángeles”. Fue así que comenzó a funcionar.

Pero el compilado tiene otras lecturas: documenta cómo Discos Barba Azul se convirtió en un puerto de enlace que conectaba ambos países vía los sonideros, no sólo promocionando su música, también lo hacía por medio de los mensajes leídos por los diyéis durante las sesiones.

En el pasado, dice la nota del NYT, “se grababa en vivo una pista llena de saludos y después se vendía en cintas a comunidades mexicanas de Estados Unidos, y también de vuelta a través de la frontera. Hoy es más probable que se divulgue en línea o en directo. Esa tendencia digital colapsó a Discos Barba Azul porque las ventas en físico se desplomaron cuando la mayor parte del material terminó publicado en YouTube”.

En una nota para The Fader, Alexandra Lippman dice: “El álbum trata de cómo la música desafía las fronteras y cómo las personas se conectan entre sí mediante esto. Me quedé fascinada por la forma en la que los saludos, dedicaciones pronunciadas por los sonideros, conectan a las familias separadas por la frontera. La gente habla con sus seres queridos a través de la voz del sonidero, y luego envían esas grabaciones del programa a sus familias.”

Regresemos a ¡Un Saludo! Mexican Soundsystem Cumbia in LA. La selección es formidable: están las Estrellas de la Kumbia, Grupo Ju-Juy, Los Star Boys, DJ Neo, Grupo Kual, Chucho Ponce Los Daddy’s de Chinantla, el gran Jorge Meza, Grupo Colmillo y Grupo Tinta Roja. La mayoría de ellos interpretando puro clásico sonidero, como “Pájaro Zinzontle” —¡es la onda!—, “Cumbia estéreo”, o “Melina”…

Así que, ¿qué espera? ¡Música! Mientras tanto, un saludo-udo-udo a los lectores-es-es-es de Aristegui Noticias-as-as-as…

Puede escuchar ¡Un Saludo!… vía bandcamp: https://duttyartz.bandcamp.com/album/un-saludo-mexican-soundsystem-cumbia-in-la

También escúchalo por Spotify: https://open.spotify.com/album/0n0H7zPna4S99rSrBMVEuc

Tower of Song (Session 4) / Torre de la Canción (Sesión 4)

Canciones sociales, canciones amorosas, canciones introspectivas, canciones hedonistas… En realidad, ¡da lo mismo! En esta ocasión, en nuestra lista de reproducción, en nuestra playlist, hemos seleccionados un puñado de temas para danzar: algunos están confeccionados con un groove pegajoso, otros están envueltos con ropajes electrónicos.

Así, incluimos canciones de Låpsley —su álbum más reciente es estupendo—, de Bruno Mars —aunque sigue sin gustarme su trabajo en general, su 24K Magic es una joya—, de Pharrell Williams —la cual tomamos de su sobresaliente soundtrack de Hidden Figures—, de Todd Terje —el inquieto productor sigue haciendo excelentes covers electrónicos—, y de Justice  —el dúo francés entregó recientemente un disco bastante irregular.

De los nuevos materiales discográficos, ahora incluimos temas de la banda !!! (Chk Chk Chk) —cuyo álbum es muy desigual—, de Sinkane —y su afro-funk optimista—, de Jens Lekman —quien ha publicado su trabajo más completo y redondo—, de Vitalic —su nueva entrega es floja y desigual—, de Austra —su disco es político, bailable, oscuro, brillante y esperanzador—, de Bonobo —cuyo álbum es excelente, además de ser un paso adelante en su desarrollo musical—, de Gorillaz —y su decepcionante álbum— y de los ya legendarios Kraftwerk —quienes están estrenando el monumental 3-D (The Catalogue).

Finalmente, incluimos el tercer sencillo del próximo disco de Arcade Fire —quienes, por cierto, ya visitaron esta Torre en una edición anterior—, y un nuevo tema de la novel banda australiana Parcels —el cual ha sido producido por ¡Daft Punk!.. Ahora sí, ¿están dispuesto a dejarse llevar y mover el cuerpo?

Escúchala vía YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=dNRYzn9OEd4&list=PLbcerJq8u6Id_jvBkoDutGRx2d_zAq-VS

Escúchala vía Spotify: https://open.spotify.com/user/pepedavid13/playlist/3hDgdhxCWmbeARRH1EpgQc



Temas relacionados:
Espectáculos
Música


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]