Margo Glantz habla en CNN sobre su obra autobiográfica ‘Yo también me acuerdo’
Glantz dijo que en su libro hay “cosas completamente ridículas, intercaladas con cosas mucho más profundas, con la política, la historia, con mi propia realidad, mis antecedentes, la historia de mis propias lecturas, mi formación como escritora, como profesora, todo eso se va juntando".
CNN 1

Yo también recuerdo es un libro en el que están los recuerdos, como fragmentos, se mezclan de todo tipo; “me sirve como obituario”, refirió la escritora Margo Glantz sobre su más reciente publicación. 

En entrevista para Aristegui CNN, indicó que el libro surgió porque “un joven que tiene una revista virtual, Traviesa, muy interesante, me escribió para pedirme textos de un libro y me encantó. Porque es una escritura muy interesante, muy repetitiva, te da una libertad enorme”.

“Pensé que era una gran oportunidad de trabajar esta textualidad fragmentaria que funcionaba de acuerdo con la autobiografía, una muy particular. De recuerdos sucesivos que no tienen una temporalidad”, y señaló que “cuando empiezas a trabajar un texto, te obsesionas, sueñas con él. Me levanto a veces en las noches con frases, y como  también soy muy tuitera, me ayuda mucho el tuit porque tiene una estructura parecida, limitarme a 140 caracteres, tengo que decir algo que valga la pena”.

Glantz dijo que en su texto hay “cosas completamente ridículas, intercaladas con cosas mucho más profundas, con la política, la historia, con mi propia realidad, mis antecedentes, la historia de mis propias lecturas, mi formación como escritora, como profesora, todo eso se va juntando, luego hay que hacer algo más organizado, es el trabajo diario”.

Explicó que “los fragmentos, podrían ser aforismos, podrían ser sentencias, no hay ninguna restricción, lo que importa es que no sean textos tan largos”.

“Lo que me parece muy interesante en este tipo de estructura tan abierta y tan cerrada al mismo tiempo, tienes la posibilidad no sólo de incluir tus recuerdos que van viviendo como van llegando, pero al mismo tiempo puedes ir intercalando recuerdos no sólo de tu propia infancia, o de tu propia identidad o de lo que fueron tus padres, si no que puedes hacer una especie de vagancia… pienso que no tengo mucho futuro y ese es un problema que me acota, también la edad me acota, tengo que darme cuenta de que mi vida es limitada y que aunque tengo muchas ganas de seguir escribiendo”, indicó Glantz.

Además aseveró que “soy una sobreviviente de mi generación… mi generación es una generación que se está acabando, esa constatación te da nostalgia, consternación”.

Este libro “me sirve para reflexionar sobre la vida de mis padres, de qué diferencias hay entre una cultura como de la que ellos provienen, es decir nacieron en Ucrania, pero cuando ellos nacieron era Rusia, ahora tenemos que ya nos es Rusia, es Ucrania”, contó Glantz.

“Todas esas cosas se pueden plasmar en este libro y me sirven para hacer una autobiografía muy extensa y que se dispara hacia muchas posibilidades”, agregó la escritora.

Expuso que “a la mitad de mi vida me di cuenta que podía escribir, que era inteligente, de repente me di cuenta de que era más o menos buena en todos los sentidos, que era bastante guapa, bastante lista… lo mío es la belleza y la tontería”.

El trabajo de creación literaria, “comporta a la vez todo un trabajo inconsciente muy subterráneo, que se va gestando poco a poco a medida de que vas haciendo un trabajo muy intenso”, indicó.

“Es un libro muy padre porque lo puedes leer empezando en la mitad,  lo puedes leer agarrando cualquier página, pero está muy bien trabajado como totalidad”, contó la autora.

Dijo que “los recuerdos son muy fascinantes porque son inacabables, no sabes muy bien cuál es el principal, ahora, cómo empiezas el libro, cómo lo acabas, eso es casi un imponderable, lo haces muy conscientemente en el trabajo cotidiano pero también muy inconscientemente”.

También habló sobre temas coyunturales, señaló que “me interesa mucho el problema de las mujeres, de la violación, me parece importante la reforma energética, todo eso va entrando como píldoras… aparecen todas las preocupaciones que son sucesivas”.

“Me parece muy importante determinar la forma de la estructura, yo creo que el orden de los factores en literatura, altera definitivamente el producto, con este libro lo pruebo”, expresó Glantz.

Sobre cómo se imagina que va a recordar al México de hoy, dijo: “una ciudad imposible de caminar, ennegrecida, con menos libertades, complicadísima, ojalá no sea cierto, pero el panorama es muy violento”.



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]