Calderón dio más poder a los ‘zares de la droga’: Fuentes
Para el autor mexicano, la responsabilidad del combate al tráfico de droga está recargada hacia México, mientras en Estados Unidos parece que no pasa nada
Carlos Fuentes aseguró que la única opción viable frente al narco es la despenalización paulatina. Foto: Misael Valtierra/Cuartoscuro (archivo)

El escritor mexicano Carlos Fuentes advirtió hoy que los gobiernos de México y Estados Unidos deben de transformar el problema del narcotráfico en un asunto bilateral en el que Washington también asuma sus responsabilidades.

En una entrevista publicada en el portal del diario argentino La Nación, Fuentes aseguró que éste es “un problema muy difícil” para los presidentes de México, Felipe Calderón, y Estados Unidos, Barack Obama, “y quienes los sucedan”.

Subrayó que se debe “tratar este tema como un problema bilateral, y que hasta ahora se ha tratado como unilateral”, sobre todo porque la culpa de todo se le suele achacar a México.

Con esta estrategia, agregó, pareciera que “una vez que la droga cruza la frontera, la bendice el Espíritu Santo, porque entonces, ya entonces, todo pasa a ser inocente. No hay quienes la distribuyan, la consuman. No sabemos nada allí”.

“Mire usted quiénes son los que distribuyen y consumen la droga. En Estados Unidos, que es el principal mercado, nadie lo sabe. Toda la culpa está del lado mexicano, de quienes la distribuyen, la ofrecen, compran las armas”, dijo.

El autor de clásicos de la literatura hispanoamericana como La región más transparente y Aura recordó que él forma parte de una comisión que lucha por la despenalización de las drogas.

Señaló que, junto con los ex presidentes Ernesto Zedillo (México), Fernando Henrique Cardoso (Brasil) y César Gaviria (Colombia), “nos hemos dado cuenta de que la política de represión sólo genera más criminalidad”.

Afirmó que Calderón “se empeñó en una política que no ha hecho más que darles mayor poder a los grandes zares de la droga. Esa política ha fracasado, y hay que buscar otra”.

Así, dijo, “la única alternativa que se me ocurre es la de la despenalización paulatina. Se puede empezar con la mariguana, con algunas pocas drogas, pero el hecho es comenzar una campaña y universalizar ese concepto”.

Aunque esta salida no es perfecta, agregó, “por el momento, no veo otra salida”, y puso como ejemplo al ex presidente de Estados Unidos, Franklin Roosevelt, cuando legalizó el alcohol.

“En el momento en el que se permitió a la gente que se emborrachara, hubo borrachos, pero lo que ya no hubo fue Al Capones, eso se acabó. Entonces, hay un camino, que tiene peligros, que no es perfecto, pero que es mejor que el actual”, aseguró





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]