Peligra riqueza ecológica de las islas Spratly, por disputa entre China y sus vecinos
China, Vietnam, Taiwán, Malasia y Filipinas han encontrado en las islas del Mar de China Meridional el lugar ideal para 15 bases militares.
(Foto: Reuters)

Las islas Spratly, centro de una disputa territorial entre China y sus vecinos, son una nebulosa de maravillas biológicas, más de 600 especies de coral y seis mil especies de peces, incluyendo pez loro, tiburones martillo y delfines.

Pero también se encuentran en uno de los tramos de agua más controvertidos del mundo –el Mar de China Meridional– y la cadena de islas alberga actualmente unas 15 bases militares.

China, Vietnam, Taiwán, Malasia y Filipinas han recuperado tierras en los Spratly y han construido pistas de aterrizaje que pueden soportar aviones militares, pero es la construcción que realiza China en las islas lo que ha capturado la mayoría de los titulares.

“Las tres bases aéreas de China en las Spratly y otra en la isla Woody, en las islas Paracel, permitirán a los aviones militares chinos operar sobre casi todo el mar de la China Meridional. La misma cobertura la tienen ahora los radares chinos”, indicó la AMTI.

Beijing quiere dejar clara de esta manera su soberanía sobre 3.5 millones de kilómetros cuadrados de zonas marítimas que también son reclamadas por Vietnam, Taiwán, Malasia, Brunéi, Filipinas y Japón.

Las actividades de China en la zona se han convertido en uno de los mayores retos para la política exterior del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El pasado mes de enero, el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, declaró en el Senado que Washington “debe impedir el acceso de Beijing a las islas en disputa en el mar de la China Meridional”.

China reivindica derechos sobre casi todo el Mar de China meridional y realiza allí enormes operaciones de rellenos que desde hace un año aceleran la transformación de arrecifes de corales para construir puertos y otras infraestructuras.

La región tiene gran importancia desde el punto de vista económico. Por allí pasa un tercio del tránsito marítimo mundial. Por ejemplo, deben recorrerla los barcos que quieren llegar al gigantesco puerto de Hong Kong.

Beijing ha completado sus tres principales bases militares en el mar de la China Meridional, unos complejos que cuentan con instalaciones aéreas, radares y misiles, señaló la Iniciativa de Transparencia Marítima de Asia (AMTI).

La AMTI, que forma parte del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, indicó que China ahora puede desplegar sus activos militares, incluyendo aviones de combate y lanzamisiles móviles, en las islas Spratly en cualquier momento.

Desde principios de 2014, China recuperó más de tres mil acres de tierra centrándose en siete arrecifes, según Estados Unidos. Por el contrario, los otros reclamantes han recuperado sólo 100 acres en más de 45 años.

Este proceso en los Spratly, un grupo de aproximadamente 100 arrecifes e islotes, rodeados por ricos bancos de pesca y yacimientos de gas natural y petróleo, ha tenido un enorme costo ecológico y un impacto devastador en los arrecifes de coral.

Cuando un atolón se convierte en una base militar, es dragado y los corales se utilizan como cimientos para pistas de aterrizaje, edificios, armamentos y otras instalaciones.

De acuerdo con estudios comparados sobre la proporción de arrecifes de coral en los atolones ocupados contra los desocupados, se encontró una reducción del 70% en la cobertura de arrecifes que albergan bases militares.

En otras palabras, la base militar y el edificio de avanzada han destruido grandes extensiones de arrecifes de coral, lo que significa que millones de sus formas de vida coloridas han sido borradas del planeta.

Sorprendentemente, la gran mayoría de la pérdida en la cobertura del arrecife ha tenido lugar en los últimos tres años.

Sin embargo, es prometedor que todavía hay un centenar de arrecifes con relativamente poco impacto humano, por lo que la conservación y la gestión debe tener la oportunidad de hacer una diferencia antes de que sea demasiado tarde.

Los conservacionistas han sostenido durante mucho tiempo que el ahorro de los arrecifes de coral en el Mar de China Meridional se puede lograr mediante un acuerdo de parques internacionales entre las naciones. (NTMX)



Temas relacionados:
China


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]