Murió el escritor chiapaneco, Juan Bañuelos
"Fue una persona que aportó tanto a la literatura mexicana y, en particular, a la literatura que defiende los derechos indígenas": Cecilia Bañuelos, hija del poeta.
Foto: CP-Pascual Borzelli Iglesias/ circulodepoesia.com

El escritor Juan Bañuelos, quien formó parte del grupo La espiga amotinada, falleció el miércoles a los 84 años de edad en la Ciudad de México, debido a complicaciones respiratorias, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Los restos del poeta chiapaneco son velados desde el miércoles por la noche en la funeraria J. García López, ubicada en la colonia Juárez.

“En nombre de la familia Bañuelos, estamos consternados por la pérdida de mi padre. Fue una persona que aportó tanto a la literatura mexicana y, en particular, a la literatura que defiende los derechos indígenas”, comentó Cecilia Bañuelos, hija del poeta.

Señaló que “evidentemente es una gran pérdida para nosotros en el plano personal, pero también en el plano de la literatura mexicana. Era un amante de su nación y de su entidad, de la naturaleza, le cantaba y hacía poesía dedicada a la cultura”.

El autor, quien estudió en las facultades de Derecho, Filosofía y Letras y en la de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, formó parte del grupo integrado por cinco poetas mexicanos que en 1960 publicaron el volumen colectivo “La espiga amotinada”.

Las obras “Puertas del mundo”, de Juan Bañuelos; “La voz desbocada”, de Óscar Oliva, “La rueda y el eco”, de Jaime Augusto Shelley, “Los soles de la noche”, de Eraclio Zepeda, y “El descenso”, de Jaime Labastida, conformaron el volumen.

Jaime Labastida expresó su pesar por la muerte de Juan Bañuelos. “Fuimos amigos desde 1957. Fue un amigo entrañable, puedo decir mi hermano. Los que constituimos La espiga amotinada ya nos estamos yendo: primero Eraclio, ahora Juan. Me duele muchísimo, no tengo palabras”.

Bañuelos fue miembro fundador del Ateneo de Chiapas, así como un destacado coordinador de talleres de poesía de la UNAM y de las universidades de Guerrero, Querétaro, Sinaloa y Chiapas. Su obra fue traducida al checo, polaco, húngaro, noruego, sueco, búlgaro, rumano y alemán.

Fue reconocido con el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 1968 por “Espejo humeante”; el Premio Chiapas en la rama de Arte 1984 por su destacada aportación a la lírica de México.

También obtuvo el Premio Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer 2001 por “El traje que vestí mañana”, así como el Premio Xavier Villaurrutia y el Premio de Poesía José Lezama Lima por “A paso de hierba”.

Entre la obra de Bañuelos se encuentra “Puertas del mundo”, en “La espiga amotinada” (1960); “Escribo en las paredes” en “Ocupación de la palabra” (1965); “Espejo humeante” (1969); “No consta en actas” (1971); “Destino arbitrario” (1982) y “Donde muere la lluvia” (1992).  (NTMX)



Temas relacionados:
Cultura
Libros


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]