TE RECOMENDAMOS
#FridaSofía: un teleshow (Video)
Septiembre 21, 2017 5:52 pm
Monumento a ex dictador de Azerbaiyán costó “10 mdd”: columnistas de ‘La Razón’
La estatua en memoria del ex dictador de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, en Paseo de la Reforma, habría costado 10 millones de dólares y no 6 como informó el GDF, según el secretario de la embajada de ese país. El tema es retomado este lunes en columnas del diario 'La Razón'.
Manuel Luna, secretario particular del embajador de Azerbaiyán en México y la estatua de Reforma. (Fotos: archivo)

“Azerbaiyán: no fue un gol”, columna Uso de Razón

Pablo Hiriart/ La Razón

29 de octubre 2012

Es falso que el gobierno de Azerbaiyán haya puesto seis millones de dólares para que el Gobierno del Distrito Federal levante una estatua al ex dictador de ese país, Heydar Aliyev, en el Paseo de la Reforma.

La verdad es que la cantidad asciende a cerca de diez millones de dólares. Así me lo dijo en entrevista el secretario particular del embajador, Ilgar Mukhtarov, Manuel Luna, quien ha venido fungiendo como vocero de la embajada de Azerbaiyán en México.

En la entrevista abundó que ese dinero no entró a las cuentas del GDF como una donación o aporte del gobierno de su país, sino que se utilizó a través de contratistas e intermediarios.

Más obscuro, imposible. Son alrededor de diez millones de dólares que entraron al GDF pero que no entraron al GDF. ¿Se entiende?

Es decir, el dinero para el gobierno capitalino, destinado a la remodelación de parques, nunca ingresó a las arcas del GDF, por lo que no es auditable ni pasó por ningún sistema de control.

Esos recursos se entregaron a contratistas, que como son particulares, mueven el dinero de manera completamente libre.

Funcionarios del Gobierno del Distrito Federal —que se dicen los campeones mundiales de los derechos humanos— nos pusieron a un dictador y torturador en Reforma a cambio de diez millones de dólares que se fueron a remodelar parques sin pasar por los órganos de control.

También desmintió el funcionario de la embajada de Azerbaiyán que en el gobierno capitalino no hayan sabido quién era Heydar Aliyev ni que ignorasen que lo iban a poner en Reforma, muy cerca del circuito —vaya paradoja— Gandhi.

En la entrevista realizada durante el programa Frente al País, de Grupo Imagen, el secretario particular del embajador Mukhtarov aclaró que le avisaron con tiempo a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, por lo que nunca hubo engaño ni se trató de “un gol”, como sostiene la secretaria del Medio Ambiente del DF, Martha Delgado.

Aseguró que fue con Seduvi que se hicieron los contactos para poner la estatua de Heydar Aliyev y, otro dato importante, la iniciativa no partió del gobierno de Azerbaiyán, sino de funcionarios del Gobierno del DF.

“Ellos nos buscaron”, dijo el funcionario de la embajada de Azerbaiyán.

Sostuvo que la oposición a la permanencia de la estatua de Aliyev es parte de una conjura internacional, y citó al doctor José Saruhkán, ex rector de la UNAM, como uno de los “asesinos, genocidas e invasores armenios” que “se mete en asuntos que no le competen” al criticar el monumento por el cual ellos pagaron.

Me permití decirle que además de ser un gran científico y un humanista respetado, Saruhkán es un ciudadano mexicano que tiene todo el derecho de criticar la colocación de la estatua de un torturador en esta ciudad, su ciudad.

Estuvo de acuerdo.

[email protected]

Twitter: @phiriart

 

“Affaire Azerbaiyán y Miguel Mancera”, columna Canela Fina

Rubén Cortés/ La Razón

29 de octubre 2012

La decisión de dejar o quitar la estatua del ex dictador de Azerbaiyán en Reforma tiene que ser tomada por las actuales autoridades del GDF antes de entregar los destinos de la capital al mandato de Miguel Mancera el 5 de diciembre.

No podrá ser heredada al gobierno entrante la carga por la presencia (durante 99 años, según el contrato) de un monumento a un violador de derechos humanos como Heydar Aliyev, en un sitio emblemático de la ciudad.

Porque el desaliño en la autorización del GDF para levantar la efigie adquirió vuelos aún más preocupantes, tras la nota conseguida el viernes por Pablo Hiriart en Frente al País, de Imagen: no fueron seis millones de dólares los pagados por Azerbaiyán… sino diez.

Manuel Luna, secretario del embajador de Azerbaiyán, fijó el costo de la estatua “por cerca de 10 millones de dólares, pagados a proveedores y contratistas”. Es decir: el dinero ni siquiera llegó al GDF, sino a segundas manos.

El Jefe del GDF, Marcelo Ebrard, creó la semana pasada “una comisión” que decida el destino de la estatua, pero falta poco más de un mes para su entrega de poderes a Mancera, por lo cual esa comisión tendría que agilizar su determinación.

En el pasado priista, en cuya escuela política se formó Ebrard, el sistema para esquivar decisiones ante un problema de gobierno era “integrar una comisión”. Sin embargo, una táctica dilatoria de ese tipo, en este caso, perseguiría a Ebrard en su anunciada campaña presidencial para 2018.

Pero es muy evidente: la estrategia del GDF es dar largas, aprovechando diferencias entre dos miembros de la comisión, Gabriel Guerra y Guillermo Osorno (el otro integrante es Gerardo Estrada) y creando confusión acerca del funcionario en específico que cabildeó la instalación de la estatua.

Quienes hablan del tema son los titulares de Seduvi (Felipe Leal) y de Espacios Públicos (Daniel Escotto), pero en realidad la negociadora resultó Martha Delgado, secretaria de Medio Ambiente: fue ella la interlocutora del GDF con el Consejo Rector del Boque de Chapultepec.

Es por eso que el Consejo exige que Delgado dé la cara, ya que  desde noviembre del año pasado le pidió por escrito seis veces que interviniera para echar abajo el proyecto por considerarlo “desmedido y honra a un dictador en Chapultepec”.

Todavía el 2 de mayo, el Consejo se reunió con Delgado y le manifestó su “extrañeza” por no tener respuesta de parte del GDF sobre su petición de reconsiderar el proyecto, pero ella respondió que “todavía no había podido reunirse con Marcelo”.

Y, por lo visto, sigue sin lograrlo. Ojalá no sea para ganar tiempo y heredar el tema a Mancera.

Porque eso no sería más que una irresponsabilidad política.

[email protected]

Twitter: @ruben_cortes





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]