Aún asocian homosexualidad con perversión, pedofilia… por ello hay rechazos irracionales: Lamas
No sólo a las parejas homoparentales les incumbe decirle a los niños la verdad sobre su origen genético, señala.
Padres_Homosexuales-2
Foto: Archivo Cuartoscuro

Amplios sectores de la población aún la ven la homosexualidad como una perversión y la asocian con la pedofilia, la pederastia, el travestismo y la prostitución, aseveró la antropóloga Marta Lamas, en la presentación del libro Familias homoparentales en México. Mitos, realidades y vida cotidiana.

La feminista dijo que a pesar de los avances obtenidos en materia de derechos por el colectivo lésbico, gay, bisexual, transgénero (LGBT), todavía existe un núcleo de personas que reprueba estas identidades sexuales, pues lamentablemente ni la legalidad ni la información científica eliminan de manera inmediata los prejuicios.

Por ello, dijo, el tema de las familias homoparentales se mantiene como “espinoso” en el debate democrático. Mencionó que no obstante algunos sectores reconocen las uniones homosexuales, también se oponen “ferozmente” a que estas impliquen la creación de nuevas familias.

Subrayó que en ese sentido, el libro compilado por el periodista Antonio Medina Trejo, es un “dispositivo” para esclarecer fobias y rechazos irracionales pues está armado de tal forma que constituye “una caja de herramientas” para litigantes, activistas, antropólogos, psicólogos y público interesado en el tema.

Tras señalar que los avances obtenidos en México como la Ley de Sociedades de Convivencia, acceso al matrimonio igualitario y el reconocimiento del derecho a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, son consecuencia del proceso cultural y jurídico que los activistas han desarrollado en los últimos años, Marta Lamas indicó que el error de quienes se oponen a la conformación de familias diversas, es hacer de la biología de los adoptantes un requisito indispensable para determinar su salud mental.

La experta en estudios de género aseguró que los infantes pueden aprender que aunque la crianza se lleve a cabo con personas del mismo sexo, la procreación requiere la colaboración de sexos distintos.

“En el caso de los hijos de las parejas homosexuales, este saber probablemente en el futuro los llevará a indagar quién es el otro genitor que participó en su concepción. Pero no sólo a las parejas homoparentales les incumbe decirle a los niños la verdad sobre su origen genético, también lo deberían hacer las parejas heterosexuales que requirieron asistencia para procrear, así como las adoptantes”, expuso.

Destacó que todas las personas tienen derecho a saber de dónde vienen y por ese motivo muchos países han modificado sus leyes regulatorias sobre la adopción y donación de óvulos y espermatozoides, lo que legalmente posibilita a hijos adoptados o de reproducción asistida a buscar a quienes los procrearon.

Sobre la utilidad del libro presentado, Marta Lamas recomendó hacer tarjetas informativas con los puntos más importantes y entregárselas a los asesores de los legisladores, quienes no están acostumbrados a leer, en aras de incidir positivamente en la elaboración de las leyes.

“Preocupante que pocas familias homoparentales den la cara”

Por su parte, Katia D’Artigues celebró la publicación del libro al señalar que logros como la tesis 43/15 emitida por la SCJN en junio pasado para señalar que el matrimonio no sólo es la unión entre un hombre y una mujer, y la reforma constitucional en materia de derechos humanos del año 2011, se deben traducir en un proceso de armonización legislativa.

La comunicadora calificó como “preocupante” que haya pocas familias homoparentales dispuestas a ser entrevistadas para visibilizar su existencia, aunque “entiendo el temor a una sociedad discriminadora, pero sólo conociendo y apreciando la valía de cada una de ellas podremos superar ese obstáculo”.

En tanto, Alejandro Brito, director de Letra S, -organización civil con amplia trayectoria en defensa de los derechos del colectivo LGBT-, mencionó que el libro ayuda a combatir culturalmente los prejuicios homofóbicos sumamente arraigados en la sociedad mexicana.

Al respecto, el periodista citó datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación para decir que siete de cada 10 mexicanos aceptan el matrimonio igualitario, pero al preguntarles sobre la adopción homoparental, la cifra se revierte, ya que sólo tres de cada 10 aprueban este derecho de las parejas del mismo sexo.



Temas relacionados:
Género
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. CRyM6P1UEAA816OPresentan libro sobre familias homoparentales en México
    octubre 26, 2015 8:07 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre