‘Las tres bodas de Manolita’, una novela de sobrevivientes en España: Almudena en CNN
"España está muy dividida, la dictadura es un tema del que no hay mucho consenso, porque España es un país raro con una historia anormal, es la única democracia en Europa que se fundó en el aire, sin raíces", dijo la autora.
CNN
(Foto: Karina Maciel)

Las tres bodas de Manolita es una novela de personajes pequeños, de sobrevivientes en Madrid en la década más dura de la posguerra entre los años 40 y 50, lo que nosotros llamamos los años del hambre, comentó la escritora y autora del libro, Almudena Grandes.

En entrevista para Aristegui CNN, dijo que la protagonista de la historia es una chica, Manolita Perales, quien cuando acaba la guerra tiene 17 años, no tiene oficio, está totalmente desarmada.

Para Manolita, el final de la guerra representa un empobrecimiento radical, se queda sin nada, no encuentra trabajo, la echan de sus casa y sin embargo esta novela es la crónica de cómo esta mujer, y muchas otras mujeres en España, lograron sobrevivir a ese infortunio , lograron organizarse una vida e incluso ser felices, cuando su destino parecía que era desaparecer. En la historia, Manolita tiene un hermano, que desencadena la acción en la historia.

Además, en su familia, a todos les sentó bien la guerra, excepto a ella, porque todos tenían trabajos aburridos y en la guerra están como voluntarios en diversas ocupaciones.

Su hermana entra en la clandestinidad de una forma muy extraña, a través de las bodas, que organizaba en la cárcel un cura quien se hizo rico por el procedimiento de vender encuentros entre presos y mujeres de la calle por un precio desorbitante.

En cada encuentro tenían que participar dos presos y tenían que pagar mucho dinero y eufemísticamente las llamaban bodas, y eufemísticamente había unos novios y unos padrinos.

El hermano de Manolita -quien está en la cárcel-, le sugiere casarse con un hombre que sabe arreglar un multicopista (dicho de una máquina o de un aparato: que reproduce en numerosas copias sobre láminas de papel textos impresos, mecanografiados o manuscritos, dibujos, grabados…). Esto, para que él le explique cómo funciona. 

Con ello, surge la historia de amor singular, que empieza cuando este chico lleva en la cárcel dos años y medio e irrumpe Manolita.

España

Sobre España, Almudena Grandes afirmó que “está muy dividida, la dictadura es un tema del que no hay mucho consenso, porque España es un país raro con una historia anormal, es la única democracia en Europa que se fundó en el aire, sin raíces, después de la Segunda Guerra Mundial todas las democracias europeas se fundaron sobre la tradición de la lucha antifascista, sobre los héroes de su democracia”.

En España no fue así, en España después de que un dictador muriera en la cama, se hizo un modelo de transición que se vendió por el mundo entero como algo que servía de modelo, y nos dijeron que algunos padres de la patria habían quitado de comer por nuestro bien y que era una cosa maravillosa la democracia que teníamos, y que era de muy mal gusto mirar para atrás.

Además explicó que  “la crisis política, la crisis moral, institucional de España que está viviendo ahora, es una consecuencia de aquella transición tan teóricamente ejemplar que se basó en que era perfecta y que no se podía tocar, el país fue evolucionando. España fue cambiando pero la Constitución no se podía tocar, el sistema no se podía tocar, era todo perfecto y ahora resulta que durante todo ese tiempo era tan hermético, tan cerrado, estaba tan controlado que se ha podido corromper perfectamente.

Ahora más que nunca está claro que la memoria tiene que ver con el presente, yo siempre digo que la memoria no tiene que ver con el pasado, la memoria tiene que ver con el presente y con el futuro. La memoria es útil para decidir en qué país vivimos y en qué país queremos vivir, aseveró.

Hay mucha gente que se opone a que las familias rescaten a sus muertos; lo que me parece tremendo es que eso no es política, eso no es ideología, eso solo tiene que ver con los Derechos Humanos, dijo.

Recordó que “cuando hay una dictadura que dura cuarenta años, modelan una forma de pensar, crean una serie de conductas e incluso de verdades oficiales, que no desaparecen”.

Los ciudadanos no tienen el poder de controlar nada, la democracia de España es perfectamente hermética, comentó la autora.

En cuanto a México señaló que “lo de Iguala es una raya roja, en un país puede haber crimen organizado y sabes que el crimen organizado se expresa por el procedimiento de asesinar a la gente que les perjudica, eso es terrible y hay que luchar contra ello, pero una raya roja es que un cargo público electo democráticamente coja el teléfono y diga elimínenme a estos que me están molestando, que se comporte como un capo criminal”.

La globalización que nos llevó a ser  más libres, más felices, que iba a acabar con el pasado, lo que ha conseguido es universalizar la miseria. Las grandes ideologías han muerto, enfatizó.



Temas relacionados:
España
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.