Ejército israelí cometió crímenes de guerra: Amnistía Internacional
Durante la guerra en Gaza, entre julio y agosto de 2014, murieron unos dos mil 200 palestinos, la mayoría civiles, además de 73 israelíes, 67 de ellos soldados, según cifras de las Naciones Unidas.
Israel 1
(Foto: AI)

El Ejército israelí cometió crímenes de guerra durante un asalto para rescatar a un soldado capturado por milicianos palestinos durante el conflicto de Gaza el verano pasado, denunció este miércoles Amnistía Internacional (AI) y Forensic Architecture.

Según AI, el objetivo del Ejército israelí era recuperar al teniente Hadar Goldin “a cualquier costa” y el resultado fue al menos 135 civiles muertos, incluidos 75 niños, cientos de heridos y arrasar con barrios enteros de la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza.

“Hay pruebas convincentes de que las fuerzas israelíes cometieron crímenes de guerra durante su implacable y masivo bombardeo de zonas residenciales de Rafah para recuperar a Goldin, mostrando un desprecio total hacia la vida de los civiles”, indicó AI en su página web.

“Esos ataques constituyeron “serias violaciones de la ley humanitaria internacional por parte del Ejército israelí que deben ser investigadas de forma independiente”, dijo el director del programa regional para Medio Oriente y el norte de África de AI, Philip Luther.

El informe titulado Viernes Negro: Matanza en Rafah durante el conflicto de Israel y Gaza de 2014 (en referencia al 1 de agosto de 2014) se basa en centenares de fotografías, videos, imágenes vía satélite y testimonios.

El reporte, realizado por AI, en colaboración con el equipo de investigación de la Universidad de Londres Forensic Architecture, detalla lo ocurrido del 1 al 4 de agosto de 2014, cuando el ejército israelí aplicó el procedimiento “Hannibal” tras la captura de Goldin.

En virtud de la directriz “Hannibal”, las fuerzas israelíes pueden responder a la captura de un soldado con un intenso ataque aunque pongan en peligro la vida del soldado o de los civiles de la zona.

La ferocidad de los ataques, que continuaron después de que el teniente Goldin fuera declarado muerto el 2 de agosto, indica que pudieron estar motivados en parte por el deseo de infligir un castigo a la población de Rafah en venganza por la captura del soldado israelí.

Israel, a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores, consideró que el informe “está lleno de puntos débiles en su metodología y en los hechos, en su análisis legal y en sus conclusiones”.

Indicó que AI “construye una falsa narrativa al señalar que los cuatro días de operaciones fueron una respuesta directa a la muerte y secuestro del soldado olvidando que había un conflicto activo durante el cual el Ejército actuaba para detener el lanzamiento de cohetes y neutralizar túneles de asalto transfronterizos”.

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Medio Oriente
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre