Le Pen, la mujer que podría elegir al próximo presidente de Francia
Marine Le Pen tiene en sus manos 6.4 millones de votos que pueden ser decisivos en la segunda vuelta de las elecciones francesas
Aristegui
Aristegui Noticias

Un politólogo francés la definió como una mujer activa y moderna. Marine Le Pen no sólo se ha convertido en el nuevo rostro de a ultraderecha en Francia, sino que también es la mujer que puede tener en sus manos la elección del próximo presidente.

En caso de que decida aliarse con alguno de los dos candidatos que pasaron a la segunda ronda, François Hollande y Nicolás Sarkozy,  los 6.4 millones de votos que obtuvo en la primera vuelta del fin de semana pasado pueden hacer la diferencia.

Es una mujer que habla y sonríe mucho, lo cual agrada al electorado, principalmente, a los jóvenes. Según una encuesta publicada en marzo por el instituto CSA, 26% de los jóvenes entre 18 y 24 años estaba dispuesto a votar por ella en la primera vuelta, lo que representó la mayor intención de votos entre este sector.

“Lo que me gusta de ella es que representa una nueva generación y que está empezando su carrera política, así que lo veo como una inversión para el futuro “, le explicó a BBC Mundo Perceval, un joven militante del Frente Nacional, instituto político al que representa Le Pen.

Tiene 43 años, es licenciada en derecho, madre de tres hijos y asegura que “la política es más difícil para una mujer que la ejerce en competencia directa con la vida familiar”. Divorciada dos veces es la imagen de la mujer moderna.

Su relación con la política francesa está marcada por su apellido, es hija del político francés Jean-Marie Le Pen.

Tradición familiar

El apellido Le Pen ha estado asociado a la vida política de Francia desde mediados del siglo pasado. Los franceses conocieron primero al padre, Jean-Marie, que en 2002 llegó a la segunda vuelta de las presidenciales contra Jacques Chirac, para disgusto de quienes rechazaban su racismo y antisemitismo.

Campañas políticas, medios de comunicación, éxitos y derrotas de su padre marcaron a Marine, quien a los 18 años se adhiere al Frente Nacional sin el consentimiento de su progenitor.

Desde entonces, ingresó al torbellino de la política,  el cual varias veces la atrapó, como ejemplo está el atentado perpetrado contra el apartamento de su padre en Paris durante 1976, del cual salió ilesa.

Su propuesta para que Francia abandone al euro como moneda y cierre sus fronteras a algunas importaciones, le trajo un gran número de simpatizantes, quienes consideran que la política de sumisión del presidente Sarkozy a la Unión Europea, tiene al país con un desempleo de 10%.

El factor Le Pen

Según los conteos oficiales de la primera ronda electoral, François Hollande obtuvo 27.9% de los votos, mientras que el presidente Sarkozy le siguió con el 26.7%, lo que marca una diferencia de menos de un punto.

A pesar de que cualquiera de los dos candidatos puede aliarse con Le Pen, ambos han manifestado públicamente su rechazo a la ideología ultraderechista que representa.

Sin embargo, analistas políticos no descartan que en el último momento, alguno de los dos logre un acuerdo con al Frente Nacional para otorgarles carteras a cambio de los votos de Le Pen que hoy día tiene en sus manos a una quinta parte del electorado francés. (Con información de BBC Mundo, El País y Le Monde)

 





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]