Peritaje que auspició PGR en Cocula: 3 páginas con hipótesis y una foto de Google Earth
"La duración y fechas de los fuegos (en el basurero) no pudo ser establecida con la evidencia física disponible", indicó el peritaje.
Conferencia_PGR_Presentacion_03
Basurero de Cocula, en Guerrero.

El más reciente peritaje que se realizó en el basurero de Cocula, Guerrero, auspiciado por la PGR, consta de sólo 3 páginas y una fotografía tomada de Google Earth.

Dicho estudio sería la clave para confirmar o desmentir la llamada “verdad histórica”, que estableció el ex procurador Jesús Murillo Karam, sobre que los 43 normalistas supuestamente habían sido incinerados en dicho lugar.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes apuntó en su más reciente informe: “El 31 de marzo de 2016, el panel de especialistas en fuego entregó su estudio de fuego. Dicho documento consta de 9 páginas incluidas la única fotografía del basurero de Cocula que tiene el estudio, tomada desde Google Earth; la carta de remisión dirigida a la Procuradora Sra. Arely Gómez; las 3 páginas de materiales remitidos por parte de la PGR y el GIEI para que elaboraran su estudio y una con los nombres de los especialistas y los objetivos generales y específico que se les encomendaron. Es decir, el contenido sustantivo del estudio se limita a 3 páginas”. 

El GIEI señaló que “en la lectura de esas 3 páginas no se observa cálculo alguno de cargas de combustible. Tampoco contienen referencias a los experimentos realizados sobre el fuego en madera, vegetación, cuerpos de animales o humanos… No se incluye una referencia a discusión alguna o análisis que desestime o confirme las pericias que obraban en la averiguación previa provenientes de la PGR, ni el informe del Dr. Torero incluido en el primer informe del GIEI o del peritaje llevado a cabo por el EAAF (Equipo Argentino) que a esa fecha ya había publicado su estudio en fuego de 246 páginas, incluyendo dinámica de fuego, flora, balística y criminalística de campo y antropología forense”.

Los expertos -quienes solicitaron que ese peritaje se hiciera público hasta que hubiera un consenso en sus resultados, lo cual acusaron que no ocurrió- expusieron el referido estudio que arrojó “conclusiones” como las siguientes:

“Primera: Con base a la observación del lugar se localizaron fragmentos óseos calcinados y quemados que corresponden a la anatomía humana: y que al apreciar que dicho lugar por su ubicación geográfica, condiciones de terreno y distancia con las zonas urbanas, permiten establecer que es un lugar propicio para realizar actos encaminados a privar de la vida a personas y posteriormente quemarlas. Segunda: De acuerdo a la observación directa de las concentraciones fuera de la retícula implementada, se encontraron restos óseos de origen humano lo que permite establecer que en el lugar se llevaban a cabo acciones tendientes a la quema de personas de forma habitual”. 

Los expertos lamentaron que “en ninguna parte de su dictamen se menciona o se explica la teoría de la flama. Ni mucho menos que se tratara de un ‘fuego controlado’”.

La tercera conclusión de la pericia indica: “Tercera.- La causa que produjo el incendio ocurrido en las cercanías de las coordenadas geográficas 18 grados 12 minutos 16.50 segundos latitud Norte y 99 grados 36 minutos 18.80 segundos longitud oeste, lugar que corresponde con un paraje donde se localiza una hondonada utilizada como vertedero para basura, fue la acumulación deliberada de neumáticos o llantas, a la que posteriormente se le vertió acelerante de fuego correspondiente a una mezcla de hidrocarburos del tipo gasolina y diesel, exponiéndolos posteriormente a un elemento de ignición (flama de un cerillo o encendedor o a cualquier tipo de flama abierta) ocasionando con ello que el acelerante de fuego entrara en ignición, liberando toda su energía calorífica y temperatura de combustión, favoreciendo con ello que los neumáticos entraran en combustión, que al encontrar las condiciones ideales de material combustible y oxígeno permitieron que la temperatura se elevara hasta un rango que abarca los 1.600 grados centígrados, ocasionando que el incendio se propagara en forma radial, provocando los daños que se describen en el presente dictamen”.

En su informe el GIEI transcribió “partes sustantivas” del documento entregado por los expertos en fuego:

Respuesta Objetivos Generales.

1.  Hay evidencia física observable en la quebrada al menos varios (hasta 5) fuegos ocurrieron en la quebrada. Esto fue evidente por las marcas de quemado encontradas en la tierra. Una de las áreas de quemado era considerablemente más grande físicamente que el resto y contenía la mayor cantidad de residuos de fuego, restos humanos y otras evidencias físicas.

2.  La quebrada de Cocula fue identificada como el sitio de quema de cuerpos por los miembros acusados de un cartel local. La PGR y el EAAF procesaron el sitio después (en el original el subrayado) que fuera identificado por los acusados. Las declaraciones hechas por los acusados describen una pira que pudo potencialmente acomodar el número de estudiantes desaparecidos. Aunque las declaraciones pueden variar en tiempo y/o acciones desarrolladas durante la quema controlada, no hay contradicciones y/o variaciones que indicarían que las declaraciones han sido fabricadas y/o que los acusados conspiraron para dar declaraciones falsas o mendaces acciones a la autoridad. El hecho que hubiese huesos en la quebrada de Cocula, confirma que las declaraciones son verdaderas. Debe llamarse la atención que junto con los restos humanos, había otra evidencia física que corrobora las declaraciones incluyendo ropas, casquillos de bala, restos de neumáticos, piedras que exhiben daño por calor, árboles que aparecen cortados y la presencia de abundantes contenedores de plástico (botellas). Debe ser notado que los huesos recuperados desde la quebrada de Cocula, fueron encontrados por la PGR y el EAAF. Ambos informes encontraron huesos que tienen daño por exposición mayor a 700 grados. El equipo antropológico y odontológico identificaron restos de 17 cuerpos de adultos. 

Los restos fragmentados de hueso recuperados en Cocula eran consistentes con aquellos producidos por la exposición prolongada al fuego producido por combustible ordinario y no por crematorios comerciales. La duración y fechas de los fuegos no pudo ser establecida con la evidencia física disponible.

3.  Podemos hipotetizar acerca de las condiciones, cantidades de combustible, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos como lo indican las declaraciones, pero solo una prueba a escala completa podrá confirmar o derribar cualquier hipótesis desarrollada a partir de las declaraciones. Los factores desconocidos son lo que las condiciones necesarias para la destrucción total de 43 cuerpos por un periodo de 16 horas.

Respuesta objetivos específicos.

1.   Cocula estuvo sin resguardo por al menos 30 días. Durante esos 30 días es ciertamente posible que personas desconocidas hayan ingresado al sitio y/o contaminado el sitio introduciendo materiales y/o basura incluyendo restos animales. o seguir removiendo y destruyendo restos humanos y hacer fuegos menores adicionales.

2.   Incluso un fuego pequeño sostenido por combustible común ha demostrado que puede lograr la destrucción total de un cuerpo humano con el suficiente tiempo de exposición. Un fuego más grande (al menos en tamaño sino necesariamente en descarga de calor) sería necesario para logra una destrucción similar de cuerpos humanos. A la fecha no hay dato de estudios sobre incineración masiva de cuerpos en un solo momento sobre los cuales se pueda proyectar o predecir la carga combustible necesarios.

3.   La evidencia indica que la mayoría de los lugares quemados corresponden a espacios usados para quemar basura u otros elementos habitualmente quemados por lugareños. Hay evidencia de una marca de fuego más grande (un área considerablemente más grande) que indica que una quema controlada mayor ocurrió en Cocula. Esta área mayor es de aproximadamente 180 m2. El área crítica de esta “mancha de fuego” es más bien de 50 m2. Esta es la pisada [sic] que incluye la mayor cantidad de restos humanos, la ubicación de la mayoría de los residuos líquidos combustibles y las ruedas. La posibilidad que las cenizas/ la capa de carbón haya sido extendida durante el proceso de recuperación no puede ser descartada.

4.   El hecho que restos óseos hayan sido encontrados en Cocula confirma la información obtenida de las declaraciones. Debe ser destacado que junto con restos óseos se encontró otra evidencia física que confirma las declaraciones incluyendo restos de ropa, casquillos de bala20, restos de neumáticos, rocas que exhibían daño por exposición al calor, arboles aparentemente cortados y la presencia de abundantes recipientes plásticos (botellas). Los residuos de carbón de madera, ropa y neumáticos todos indican la presencia de combustibles comunes. La distribución de balas de pequeño calibre (pistola) en la zona a y b (que no parecen haber sido expuestas a inclemencias del tiempo) coincide con la descripción de testigos de las armas utilizadas en el lugar. El daño a las rocas en el área central del área de cenizas/carbón son la evidencia de la presencia de un fuego activo en la zona.

5. La estación meteorológica más cercana de Cocula está localizada aprox 8 km de la quebrada de Cocula. Esta estación informó que la precipitación acumulada fue de 7.33 mm para el 26 y 11.18 para el 27 de sep 2014. Esta lluvia es llovizna de acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología. El periodo de lluvia fuerte informado es de Iguala, que está a más de 30 km de la quebrada y no en la misma “nube de clima”. Los testigos la describen como llovizna en las horas tempranas.

6. La marca de la pira continúa siendo objeto de especulación debido a la marca grande en la hondonada. Solo un acusado proporcionó una descripción general de la pira y la orientación de los cuerpos en relación con otros cuerpos y los materiales combustibles agregados para alcanzar el nivel de calcinación encontrado en la hondonada. Usando esta descripción de la colocación de los cuerpos la área de fuego habría tenido 15 mts2 aprox. Esta área claramente calza con la marca del suelo. El crecimiento de las plantas notado durante el primer examen de la PGR indica que el centro de la marca estaba casi ausente de plantas. Las pocas plantas que habían tenían un crecimiento estimado que incluye la fecha proyectada del fuego (27 de septiembre).

7. Tanto la PGR como el EAAF recolectaron restos desde dentro de la grilla. Las muestras fueron analizadas por laboratorio clínico de la PGR. El informe de los laboratorios de la PGR informaron componentes asociados a petróleo destilado en 29 de los 30 ejemplares. La PGR recolectó sus muestras 27oct, 27 de nov y 5 dec, 2014. Los argentinos mandaron sus muestras a Actlabs Canadá. Los informes de Canadá indican que solo un ejemplar contenía petróleo pesado destilado. Los resultados de la PGR incluyen gasolina y diésel. Los de Actlabs solo encontraron diesel pero esas muestras fueron recogidas un tiempo después y si hubo gasolina se puede haber evaporado o degradado.

Recomendaciones para pruebas adicionales.

1. Determinación de la energía necesaria para quemar un cuerpo y su output (no hay literatura al respecto).

2 Determinar el mínimo de madera de Cocula necesaria para sostener un fuego para cremar un cuerpo.

3. Determinar la contribución adicional de ruedas, plásticos.

4. Si es posible determinar la dinámica de la quema de varios cuerpos en una pira”.

Para el GIEI, este último peritaje “no expone razonamientos científicos que puedan ser contrastados, sino solo afirmaciones sin explicar el sustento probatorio o científico”. 

Los expertos se van del país antes de que termine abril, mientras las dudas sobre lo ocurrido en Cocula, permanecen.

Pero dejan clara su “convicción” de que en el basurero de Cocula “no se habían quemado los 43 estudiantes el día 27 de septiembre”, tras el peritaje realizado por José Torero, el dictamen de los peritos argentinos, y “testimonios recogidos por el GIEI que pudo entrevistar a dos personas que concurrieron al día siguiente al basurero y no observaron nada relacionado con dicha quema masiva”.

En una reunión previa a la presentación de su segundo informe, los expertos coincidieron en que las autoridades deben “descoculizar” la investigación del caso Ayotzinapa.



Temas relacionados:
Ayotzinapa
Guerrero
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. En Cocula, ni incineración ni restos de normalistas, confirman peritos argentinos (Documento)En Cocula, ni incineración ni restos de normalistas, confirman peritos argentinos (Documento)
    abril 20, 2016 7:26 pm
  2. exper2No hubo incendio en Cocula el 27 de septiembre: GIEI
    diciembre 7, 2015 10:22 am
  3. Informe_GIEI_Ayotzinapa-6.jpgNo es necesario nuevo peritaje en Cocula; incineración de normalistas ahí es imposible: expertos
    noviembre 6, 2015 11:55 am
  4. image_140 (1)Tercer dictamen determinará si normalistas fueron incinerados en Cocula: Arely Gómez (Video)
    octubre 28, 2015 9:22 am
  5. hornosInvestiguen los hornos crematorios, piden expertos del caso Ayotzinapa al gobierno
    septiembre 7, 2015 9:46 am
  6. Conferencia_PGR_Presentacion_06“Los muchachos no fueron incinerados en basurero de Cocula”: #InformeGIEI
    septiembre 6, 2015 12:21 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]