Noche de museos: revolución sexual de los 60 llega a Tlatelolco
El público podrá asistir a la charla “La revolución de la píldora” el día 30 de marzo del 2016 a las 19:00 horas, en las instalaciones del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

La revolución sexual de los 60 y sus aportaciones, como la píldora anticonceptiva, que cambió la forma de vivir la sexualidad de miles de jóvenes y que su impacto sigue presente en nuestra sociedad, serán los temas a abordar en la Noche de Museos del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM , el 30 de marzo a las 19:00 horas.

Después de la plática, habrá un recorrido guiado por el Memorial 68.

“Es importante hablar de la píldora en el Memorial porque son fundamentales los cambios que hubo en la sociedad de los 60 y éste es uno de ellos, la sexualidad”, dijo Esmeralda Reynoso, coordinadora del museo.

Varios han sido los métodos anticonceptivos utilizados por las mujeres a lo largo de la historia. Por ejemplo, en el antiguo Egipto era usado el excremento de cocodrilo, el cual se aplicaba en el cuello del útero y actuaba como barrera, además de ser un poderoso espermicida por su elevada acidez. Gracias a los avances médicos, los métodos ya son menos radicales y más efectivos.

El invento de la píldora se le adjudica al ingeniero mexicano Luis Ernesto Miramontes (1925 – 2004), quien con tan sólo 26 años, en 1951, descubre el compuesto sintetizado base del anticonceptivo, la noretisterona. Este acontecimiento le valió ser el único mexicano en aparecer en el USA Inventors Hall of Fame, al lado de personajes como Louis Pasteur, Thomas Alva Edison, Alexander Graham Bell, entre otros. La patente fue vendida a Estados Unidos, donde se comenzó a comercializar  hasta 1960.

“En México se conocía la existencia de la píldora, pero era impensable para las jóvenes ir a la farmacia a pedirlas. Aunque si eras una mujer casada ya no existía tanto problema, porque la sexualidad era permitida después del matrimonio”, explica Esmeralda Reynoso.

Incluso se sabe que durante la década de los 60, el simple hecho de ir a comprar productos de higiene íntima femenina, era muy diferente a como lo vivimos hoy en día. “Las toallas sanitarias las vendían envueltas en periódico, para que nadie pudiera apreciar realmente cuál era su contenido, así que para los jóvenes era casi impensable pararse en una farmacia a pedir algún anticonceptivo –condones y píldoras-  tenían mala fama”, platicó la coordinadora del Memorial 68.

En aquella época, la mayor parte de la población mexicana no conocía los métodos anticonceptivos, y la poca información que se tenía al respecto era restringida y conservadora. Durante mucho tiempo se tachó de prostitutas a las mujeres que utilizaban la píldora. Esmeralda Reynoso comenta que, además de no contar con información del tema, la píldora llegaba a costar alrededor de 70 u 80 pesos, suma que para aquellos años resultaba un precio casi inaccesible para las familias de clase media y ni pensarlo para la clase obrera.



Temas relacionados:
Cultura




    Contenido Relacionado


  1. Observa a Júpiter, desde el Museo de Historia Natural
    Marzo 29, 2016 8:18 am
  2. Más de 165 mil personas visitaron exposición ‘Duelo’, de Toledo, en el MAM
    Marzo 28, 2016 4:59 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]