Instituto Cervantes inicia conmemoración del centenario de Octavio Paz
En una conferencia, el escritor Juan Villoro reflexionó sobre el "cosmopolitismo, la libertad y el nacionalismo mexicano", entre otros temas, en la obra del poeta y ensayista mexicano (1914-1998). El próximo 31 de marzo se cumple el centenario del nacimiento de Paz.
(Cuartoscuro)

El Instituto Cervantes rindió el primer homenaje del año celebrando el centenario del poeta mexicano Octavio Paz.

El escritor Juan Villoro, una conferencia, evocó la figura “oceánica” del poeta mexicano, retomando los varios rostros del intelectual, además de a su poesía transgresora.

Tras el reciente fallecimiento, el pasado domingo, del poeta José Emilio Pacheco, la conmemoración del centenario se había visto suspendida. Por lo que el acto fue un preámbulo al programa conmemorativo que se dará en México y en España.

A este otro gran poeta se le recordó con unas palabras durante la conferencia, dichas por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Se había planeado como un diálogo entre el escritor mexicano Juan Villoro y el filósofo Fernando Savater, quien fue un amigo del ganador del premio Nobel; pero un retraso en su vuelo de avión, dejó a Savater en el aeropuerto de Barajas, y a Villoro solo en el auditorio, aunque le acompañó unos momentos vía telefónica, desde donde Savater señaló humorísticamente que no se podía contar con Iberia para estas cosas poéticas. Sobre Paz compartió: “A él le gustaba la prosa clara como a Ortega, a quien tuvo como modelo, como a los buenos franceses anteriores a Derrida”.

“A pesar de que escribía claro, Paz tenía un acento surrealista y contracultural importante. Tenía vocación por el lado oscuro de la vida y eso le vincula a los surrealistas y a otras tradiciones que están muy presentes en su obra, como el yin y el yan”.

El filósofo también subrayó la vigencia en México de los temas tratados por Paz, y recordó la importancia del escritor al denunciar los totalitarismos.

Un tema inevitable en la obra de Paz es el tiempo, en el cual Villoro señaló la importancia del mito y el misterio. “No creía en la cronología. Creía en el tiempo como un misterio esotérico, como los aztecas. Para él la poesía era un instante de sacralidad fuera del tiempo que representa el hoy y un guiño hacia la eternidad”.

Según Villoro, para Paz el ensayo era “una forma de cortesía”. Él decía que el enemigo tenía voz humana y que había que respetarlo. “‘La fantasía de la libertad’ podría ser un título para la biografía de Octavio Paz”, comentó Villoro.

(con información de El Universal)



Temas relacionados:
Libros
Octavio Paz 100 años


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]