‘Argentina no cederá a presiones por huelga’
Ante las presiones por la primera huelga general del país en su gobierno, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó que "no habrá extorsión o amenazas" que la aleje de su compromiso con su país
"Tengo un compromiso mucho más grande con mi Patria, primero; con mi compañero después y con muchos que hoy ya no están”. (Foto: Archivo)

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, descartó hoy que vaya a ceder a las presiones ejercidas por la primera primera huelga general decretada bajo su gobierno y el de su antecesor y marido Néstor Kirchner, impulsada por el líder de la mayor central sindical del país Hugo Moyano.

“Quiero llevarles a todos los argentinos la tranquilidad de que esta presidenta va a seguir trabajando incansablemente y todos los días”, escribió la mandataria en su cuenta en la red social Facebook.

Añadió que “no habrá extorsión, amenazas, insulto o agravio que me aparte del camino que me he fijado. Tengo un compromiso mucho más grande con mi Patria, primero; con mi compañero después y con muchos que hoy ya no están”.

Quien en su momento fuera férreo aliado de los Kirchner, Moyano se ha vuelto el principal opositor del gobierno en el ambiente de los gremios, tradicional base de apoyo de las administraciones peronistas, informó el periódico Reforma.

A raíz de la iniciativa del Gobierno de ampliar la extensión del impuesto a las ganancias, Moyano realizó la semana pasada un paro sorpresivo del transporte de combustibles y de valores, obligando a Kirchner a regresar antes de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20.

Por su parte, el gobierno argentino asegura que sólo un 19% de los 9 millones de trabajadores paga el impuesto a las ganancias.

Mientras la presidenta enviaba mensajes conciliadores, en Buenos Aires, además de la huelga, el líder sindical convocó a una masiva movilización hacia la Plaza de Mayo para demostrar su fuerza frente a la Casa Rosada. Situación que varios sectores entendieron que respondía a un enfrentamiento personal de Moyano con Fernández y no a demandas laborales concretas.

A la manifestación sindical le seguirán varias marchas con cacerolas de vecinos de clase media que protestan por la corrupción, las trabas al comercio y las recientes medidas restrictivas a la compra de dólares.

(Con información de Notimex y Reforma)





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]