Investigamos la corrupción y lo usaron en nuestra contra: Dilma Rousseff en CNN
"El ala política que me dio el golpe creía que al sacarme del gobierno podrían contener la investigación y que no llegarían a ellos", dijo la ex presidenta.
(Foto: Karina Maciel )

El caso Lava Jato es la investigación por corrupción más grande la historia porque, además de involucrar nombres de importantes figuras políticas, se ha dado a conocer que implica a una gran cantidad de países latinoamericanos.

La ex presidenta Dilma Rousseff es una de las involucradas y en entrevista con Aristegui CNN habló de los errores que ha habido en el proceso.

“En Brasil sólo se investiga y se sabe de la corrupción porque nosotros lo investigamos, en el pasado nadie lo hacía. De alguna manera, la ironía es que la usaron contra de nosotros“, comentó Rousseff respecto a que su nombre y el del ex presidente Lula aparecen en la lista presuntos sobornos entregados por la constructora Odebrecht.

Sin embargo, la ex mandataria brasileña aseguró que “el ala política que me dio el golpe creía que al sacarme del gobierno podrían contener la investigación y que no llegarían a ellos”, pero la situación no ha sido así.

En el sistema de justicia de Brasil existe un mecanismo llamado “delación premiada”, una herramienta que permite que los acusados reduzcan su sentencia al revelar información. Es así como los ejecutivos de Odebrecht han aceptado hablar y dar nombres, ya que con eso aseguran una menor pena.

Pero Dilma Rousseff explicó que “toda legislación tiende a perfeccionarse. En Brasil, la delación premiada, desde mi punto de vista, tiene una falla. Yo la sancioné y digo que tiene una falla, que es que no puede usarse la delación premiada como si fuera un instrumento que fuerce a la persona a hablar, pues sólo se ha aceptado la delación premiada de personas presas y esto se vuelve un instrumento complejo, muy complejo y a veces las distorsiones se dan”.

Rousseff aprovechó el espacio para contar de un hecho de corrupción en el que fue implicada durante su campaña “un delator que se llama Otavio Acevedo que tenía vínculos con el PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña) pero era dueño de una gran empresa; es una persona que tiene relaciones políticas, dijo que mi campaña había recibido una cantidad de dinero de forma oficial pero usando métodos incorrectos. O sea: un chantaje“.

“Durante un año, esto se quedó así porque se filtró y cuando él estuvo frente al juez, cuando salió la investigación y fue a hablar con él, dio la fecha y dijo que había un cheque nominal y entonces nos pudimos defender”.

No obstante, la depuesta presidenta expresó: “lo que dice el delator solo es un indicio no es necesariamente un principio de verdad“.

La ex jefa de Estado explicó que al saber de la situación decidió investigar y fue cuando descubrieron que la “contribución era para PMDB (Partido del Movimiento Democrático Brasileño) y el cheque nominal estaba a nombre de Michel Temer, el cheque estaba registrado a su nombre. Nosotros no sacamos esto de ningún lugar, estaba registrado en la justicia electoral”.

Así que Rousseff solicitó al juez que llamaran a Acevedo “entonces lo llamaron y dijo ‘sí, me equivoqué’. ¿Cómo se va a equivocar si usted dijo que era un soborno, que usted había sido víctima de un chantaje? ¿No fue víctima de un chantaje? ‘No, me equivoqué’, el chantaje desapareció, desapareció el soborno y archivaron todas estas declaraciones“.

“Lo que quiero decir es que el delator puede mentir, la delación puede ser inconsistente y hablo de un caso que pasó en mi campaña. Eso fue público y notorio y se publicó en los periódicos. Hay un columnista llamado Janie Defreitas que escribe esto”.

“Lo que quiero decir es lo siguiente: la corrupción en Brasil no es la mayor del mundo, la mayor corrupción reciente en el mundo tiene nombre y fue en 2008, 2009, a partir de la quiebra de Lehman Brothers, cuando queda clara toda la estructura, ahí se puede estar seguro porque siempre damos la corrupción como una forma de apropiarse del dinero de las personas o el dinero público”.

Rousseff también aseguró no hay duda de que el motivo del golpe fue callarla.

“Han intentado manipularlo al máximo, se enfocan en el ex presidente Lula como si él fuera el centro de la historia”, finalizó.



Temas relacionados:
Brasil
CNN
Dilma Rousseff
Odebrecht




    Contenido Relacionado


  1. Urdieron juicio político tres meses después de mi elección: Rousseff en CNN
    Abril 27, 2017 1:52 pm
  2. Odebrecht pagó ilegalmente campañas de Lula y Dilma, declara publicista ante juez
    Abril 18, 2017 8:22 pm
  3. En caso Odebrecht, “investigación sin precedentes”: Hernán Gómez en CNN
    Abril 12, 2017 3:51 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]