No hubo ecocidio en Tajamar, asegura la Profepa
Tampoco hay responsabilidad atribuible a Fonatur, sólo incumplió con un rescate de fauna que realizó incompleto; el único indicio de daño ambiental es atribuible a la empresa Bi&Di Real State, señaló la dependencia federal.
Tajamar_Ecocidio-5
(Foto: Cuartoscuro/Elizabeth Ruiz).

“No es preciso atribuir que existe o estamos ante la presencia de un ecocidio o devastación ambiental” en Tajamar, en Cancún, Quintana Roo, aseguró el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro.

Tampoco “hay indicio de existencia de daños ni responsabilidad atribuible a Fonatur“, pues la única evidencia encontrada sobre presunto daño ambiental es atribuible a la empresa desarrolladora Bi&Di Real State de México, por desmonte sin autorización, añadió el titular de la Profepa en conferencia de prensa.

“Sólo hemos podido determinar a Fonatur un solo incumplimiento en las obligaciones previstas en el manifiesto de impacto ambiental”, que es un rescate incompleto de fauna, agregó.

También precisó que algunas de las imágenes utilizadas por activistas y medios de comunicación para denunciar o informar sobre el presunto ecocidio son falsas, pues pertenecen a otras fechas o incluso diferentes países.

En el manglar de Tajamar se registraron 27 especies de fauna, sólo tres se tienen el estatus NOM-059-SEMARNAT, es decir, sujetas a protección especial y amenazadas, y ninguna de ellas está en peligro de extinción.

Ningún ejemplar de las 23 especies de aves, los tres reptiles (iguana rayada, basilisco y cocodrilo de pantano) o de jaguar, fue encontrado muerto en el área durante el recorrido de la Profepa.

La dependencia detalló que el manglar de Tajamar representa el .007% de la superficie total de manglar en México y el .04% de la superficie de mangle en el estado de Quintana Roo.

Además, el desarrollo representa 2.1% de las tres mil hectáreas donadas por Fonatur, es decir, que por cada hectárea utilizada se donaron 50.

La Profepa recordó que el 28 de julio de 2005 se dio la autorización de impacto ambiental en sus etapas 1 y 2, el 7 de febrero de 2006 se autorizó el cambio de uso de suelo forestal y el 2 de agosto de ese año se amplió el plazo del permiso por seis meses para la preparación de la construcción de vialidades.

Pero el 1 de febrero de 2007, ya en el sexenio de Felipe Calderón, se modificó la Ley General de Vida Silvestre para impedir la construcción en manglares, y ocho días después se amplió por 24 meses el permiso para construir vialidades en Tajamar. Los permisos y autorizaciones otorgados en 2005 se prorrogaron hasta el 7 de febrero de 2016.

El expresidente Felipe Calderón había asegurado que la autorización para el desarrollo de Tajamar no se había otorgado en su mandato sino un año y medio antes, pero tanto Fonatur como la Profepa han informado que las ampliaciones de los permisos se dieron en su sexenio.

Conferencia de prensa de la Profepa (Youtube/PROFEPA MX).

 



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]