opinión
“Los promotores de Gonzalo Rivas le tienen miedo al debate”, artículo de Témoris Grecko
Buscasendas por Témoris Grecko

Debatir con los que están previamente de acuerdo no es debate. Como tampoco lo es cuando, al que está en desacuerdo, lo has colocado en ínfima minoría, y tú y los“moderadores” lo apabullan y le quitan la palabra.

A partir de mi artículo del 12 de octubre, al que él y otros se han referido, le propuse a Julio Patán debatir en buena lid, con base en el argumento razonado, no en la descalificación. Gabriela Warkentin, la directora de W Radio y conductora del programa “Así las cosas”, me tomó la palabra y nos invitó a hacerlo en su espacio, bajo reglas elementales: mismo tiempo para cada uno, respeto de turnos, que cada quien pueda exponer sin interrupciones. No sé si fue porque a Gabriela es difícil decirle que no o porque su convocatoria lo tomó de sorpresa, pero Patán aceptó.

El miércoles 19 me dijeron que sería el viernes 21. Luego Julio dijo que no podía, que mejor el lunes, pero hacía falta su confirmación. No la dio el jueves. El viernes, a mediodía, le aseguró a la productora que en media hora le diría algo. Ya no fue posible contactarlo. Ni el sábado. El lunes 24, al mediodía, lo saludé con un post de Facebook y un tweet: “celebro que hayas dicho que sí pero seguimos esperando que digas cuándo. Si realmente estás de acuerdo, está en tus manos que se realice. Si no, dilo de frente”.“De frente” es mucho pedir. A mí no me quiso dar respuesta. Pero, al menos, sí al equipo de la W: que siempre no, “por agenda”.

¿Quién más podría debatir el tema? Propuse como interlocutores a Héctor Aguilar Camín y a Héctor de Mauleón, ambos sonoros promotores de la campaña para que el Senado le conceda la Medalla Belisario Domínguez a Gonzalo Rivas. Incluso, les envié un mensaje en redes, invitándolos. El primero ya había quedado exhibido en un breve debate en Twitter y el segundo, tiene problemas para controlar el temperamento. No respondieron, que yo sepa.

En realidad, al menos en este asunto, en el que sus argumentos son débiles, confusos e incluso contradictorios, ellos sólo “debaten” en ambientes donde no puedan ser cuestionados con alguna profundidad, o donde las razones expuestas por los otros puedan ser desaparecidas en el smog de la marrullería y las distracciones.

La suya no es una propuesta honesta, originada en el deseo de honrar a un humilde héroe de la calle, sino, como sostuve antes, motivada por el interés de fabricar un héroe anti-Ayotzinapa, un ariete político contra la exigencia de justicia para los 43 desaparecidos, los asesinados y los heridos en la noche de Iguala.

TRUCOS Y MAÑAS

A quienes quieran intercambiar ideas con ellos les convendría tomar en cuenta que, aunque se presentan como representantes de la alta intelectualidad nacional, en realidad los elementos de su técnica de argumentación son tan sucios como evidentes:

Exagerar: Su candidato es indudablemente el mejor porque, según ellos, no hay heroísmo más grande que el suyo. Su sacrificio al intentar apagar el fuego en la gasolinera salvó “centenares de vidas” (De Mauleón, Aguilar Camín) porque evitó que fueran “lanzados autobuses llenos de pasajeros, autos y transportes de carga por los aires” (González de Alba). Si el de Rivas no es un “hecho de virtud sin parangón”,“entonces yo no sé qué pueda serlo” (Pérez Gay). Dudar que tenga el más grande merecimiento “es inaudito” (Patán).

Ignorar los hechos: los centenares de muertos y los autobuses voladores son propios de una película de catástrofes, no de lo que pudo haber ocurrido ahí, por lo siguiente:

1- Por normatividad básica, todas las estaciones de servicio autorizadas por Pemex, como las de la Autopista del Sol donde ocurrieron los eventos, cuentan con sistemas de seguridad diseñados precisamente para evitar que tengamos explosiones cada tercer día en alguna parte del país, lo mismo en gasolineras de carretera que en las que están rodeadas por casas o edificios residenciales. Sobre todo, después de la tragedia de San Juanico: si no fuera así, nadie podría estar tranquilo cerca de una de ellas. Es algo indispensable, elemental, que ellos hacen como que no ven.

2- Además,en la experiencia nacional, la explosión que causó centenares de muertos fue precisamente la de la planta de almacenamiento de gas de San Juanico, en 1984, donde se guardaban más de 13 mil metros cúbicos de combustible. Las más grandes en las carreteras no contienen más de 100 metros cúbicos.

3- Héctor de Mauleón tuiteó el testimonio de un trabajador de la gasolinera que, según él, demuestra que quienes provocaron el incendio eran estudiantes. Pero escoge ignorar lo que el testigo dice a partir del minuto 0’50”: “lo que hicimos fue asegurarnos, con todo el protocolo de seguridad que tenemos, es decir, cortar el suministro, también cortar la energía eléctrica”. Y eso ocurrió mucho antes de que alguien intentara prender algún fuego, según la narración que el mismo De Mauleón difunde.

Criminalizar: Julio Patán insiste en que no se criminaliza, a pesar de que González de Alba insistía en que Gonzalo Rivas fue “asesinado y quemado vivo” por los normalistas, y que Aguilar Camín tituló uno de sus artículos “Gonzalo Rivas, la otra víctima de Ayotzinapa”. Con Loret de Mola, Pérez Gay tuvo que reconocer que la propuesta de medalla “es una crítica implícita” a los normalistas. A los mismos a quienes culpan sin que exista una investigación que lo demuestre, ni pruebas o testimonios concluyentes: la del trabajador que refirió De Mauleón es sólo una entre varias versiones; él dice que vio estudiantes, otros aseguran que los perpetradores salieron de las filas de la policía y después regresaron a ellas; menciona que traían camisetas rojas que decían Ayotzinapa: falta ver si en la Normal las había de ese color, y comprobar que nadie más que los alumnos pueden ponerse una de esas prendas, ni siquiera para confundir e inculpar. De Mauleón, que es un consumado copiaypegador de expedientes judiciales, entiende bien que no es una evidencia definitoria. Sabe que una de las injusticias que sufre Gonzalo Rivas es la falta de una investigación que determine quién causó el incendio. Pero él no exige que investiguen, no pide aclararlas cosas, la confusión conviene a su campaña. Como tampoco pide procesar a los responsables de dos normalistas que –ellos sí- fueron asesinados en esa misma jornada, por policías. La intención de criminalizar es evidente.

Ignorar su propia contradicción: ¿Gonzalo Rivas fue “asesinado” y “quemado vivo”, o se lanzó por decisión y riesgo propios a apagar el fuego? La explicación de su heroísmo está en que, por su voluntad, sin presiones ajenas, puso en peligro su vida y murió en ese intento. O lo asesinaron o es un héroe: en este caso, ambas cosas son incompatibles.

“Debatir” sin riesgo: señalan la temeraria y desinteresada acción de Gonzalo Rivas pero actúan de manera temerosa e interesada. Dos ejemplos: en el programa de Julio Patán en ForoTV (18 de octubre), el conductor y Rafael Pérez Gay tiraron a la basura su pretendido carácter periodístico y lo convirtieron en una mesa de chismosos de cantina, en donde entre risotadas se dedicaron a arrojar pestilencias contra quienes disentimos de su propuesta, desdibujando, mezclando y tergiversando argumentos para desecharlos sin tener que defender lo suyos; y en el de Carlos Loret de Mola en Canal 2 (mismo día), el titular del programa y sus dos acompañantes hicieron equipo con el mismo Pérez Gay para apabullar a un senador del PT, Marco Antonio Blázquez, que aguantó la cargada con cara de póker (incluso en el momento en que Pérez Gay se montó en la muerte trágica de González de Alba para interrumpirlo y callarlo). El rechazo de Patán a dialogar conmigo con base en argumentos, en condiciones de equidad, como ofreció Gabriela Warkentin, confirma su rechazo al debate razonado.

Descalificar al que no está de acuerdo: a falta de razones, el recurso a los ataques ad hominem. Pérez Gay quiso emboscar al senador; él y Patán, en su charla de bar en penumbras, se burlaron en general de cualquier disidente; de mí, en particular, Julio se quiso reír sin mencionar mi nombre (“vamos a decir que es un periodista, jaja”), a pesar de que mi trayectoria profesional es bastante más sólida, profunda y de hecho periodística que la suya (si por virtudes del periodismo se entiende el trabajo decampo, la investigación a cabalidad, la verificación y el contraste). De Mauleón también acude a los insultos y al menosprecio de los demás, revelando su propia inseguridad. Evade el debate honesto con el argumento de que todos se quieren colgar de su fama, como si fuera buena o tuviera la de Kim Kardashian.

En países de pobre desarrollo mediático como el nuestro, no en todos los casos pero casi, para ocupar los principales espacios en la televisión no hacen falta méritos periodísticos, sino otros como desenvoltura a cuadro –obvio- y la habilidad para servir en un complicado sistema de intereses políticos, económicos e individuales, muy ajenos al concepto de servicio al público o a la sociedad. Salvo brillantes excepciones, los mejores periodistas no han tenido acceso a las pantallas o han sido expulsados de ellas por ser honestos con la profesión. Sin pretender sugerir que estoy entre los mejores, yo también tuve un breve paso por ella, a los 24 años, hasta que constaté que en la TV la honestidad es una tara y renuncié denunciándolo en una carta abierta que publicó la revista Proceso: fueron menos de 12 semanas pero la gente en la calle me empezó a reconocer de inmediato y a tomar mis palabras, sobre cualquier cosa, como si tuviera algún tipo de autoridad. Como cualquier tipo de poder, la televisión enferma y muchos ahí (Patán en este caso, aunque es más bien gris y cumple mal con el requisito de verse bien a cuadro) sienten que de alguna forma merecen la popularidad arbitraria que les concede y que por eso pueden menospreciar el trabajo de otros. Les resulta útil cuando no se puede ganar una discusión con argumentos.

Denunciar un supuesto “periodismo de causa”: lo que escritores como Aguilar Camín y De Mauleón sostienen es una causa, la de la campaña por la medalla, y lo que llaman periodismo, lo han puesto al servicio de esa causa; representan además, sistemáticamente, las causas de ciertas autoridades, a veces federales, otras locales; pero la idea del periodismo que le dice la verdad al poder les choca y pretenden descalificarlo con el apodo “periodismo de causa”. No estar de acuerdo con su causa se convierte en “periodismo de causa”.

-Y el truco estrella: acusar a otros de ensuciar la memoria del héroe caído. Patán no dejó de llamarnos “mezquinos” por el simple hecho de creer que hay otros héroes mexicanos de la historia reciente, gente común como “El Cayetano” que salvó bebés de la Guardería ABC o Marisela Escobedo, la madre que exigió justicia para su hija hasta que la mató el mismo asesino en plena plaza, o Las Patronas que ayudan a migrantes, o… la lista es larga, son personajes ejemplares y, a diferencia de lo que quieren hacer con la tragedia de Gonzalo Rivas -usar a una víctima contra otras víctimas-, no causan polémica y sí consenso en su heroísmo y entrega. El arma, sin embargo, es denunciarnos por “ofender” a Gonzalo, por “desconocer” su acto heroico, señalarnos como unos patanes por no apoyar que lo eleven al cielo de la Medalla Belisario Domínguez.

El BOXEO DE SOMBRA DE AGUILAR CAMÍN

Para ejemplo, queda la evidencia proporcionada por el mismo Héctor Aguilar Camín, jefe histórico del grupo Nexos, al enredarse públicamente en su propia necedad hasta terminar exhibido y callándose en un breve pero ilustrativo debate por Twitter, el 14 de octubre.

Lo inició el doctor en historia Pedro Salmerón, el día anterior, pero cuando lo seguimos mucho después, él no se había conectado. Aguilar Camín utilizó su ausencia para simular que todo se reducía a aceptar el heroísmo de Rivas, como si eso demostrara que su campaña por la medalla es honesta. Salmerón no podía contestar: eso le sirvió a Aguilar Camín para intentar que pareciera que mantenía el debate al nivel, enfocando su atención en presionar a… alguien que ni siquiera lo estaba leyendo:

Captura de pantalla 2016-10-25 a la(s) 22.01.39 Captura de pantalla 2016-10-25 a la(s) 22.04.37 Captura de pantalla 2016-10-25 a la(s) 22.05.11

Témoris Grecko

Témoris Grecko es un periodista independiente que ha realizado reportajes en 91 países de todos los continentes y completado tres vueltas al mundo. Ha publicado cuatro libros, con temas como la guerra en Siria, una insurrección en Irán, el racismo y el sida en África y la ultraderecha en México. Acaba de estrenar la película "Mirar Morir. El Ejército en la noche de Iguala", está escribiendo un libro sobre el mismo tema y trabaja en un documental sobre censura y violencia contra periodistas en México. www.temoris.org

Temas relacionados:
Opinión
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. IMG_1474_2“Peña Nieto: la amenaza de la justicia”, artículo de Témoris Grecko
    septiembre 2, 2016 9:25 am
  2. periodismo“Anti-manual del joven periodista”, artículo de Témoris Grecko
    julio 15, 2016 2:40 pm
  3. EPN_Cumbre_Trilateral-6“Peña, las lecciones de Obama y los memes”, artículo de Témoris Grecko
    julio 1, 2016 6:45 am
  4. Presidencia-PRI-4“Peña Nieto en el caos y Beltrones al galope”, artículo de Témoris Grecko
    junio 24, 2016 6:34 am
  5. image_114“Peña Nieto, amenazado ante el 2018”, artículo de Témoris Grecko
    junio 17, 2016 6:51 am
  6. IMG_0593“Poder chilango: engañarnos por la víscera”, artículo de Témoris Grecko
    mayo 27, 2016 7:04 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Murió el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Así lo confirmó la Secretaría Cultura y el presidente EPN.
JoonathanAG Jonathan Ávila
Murió Rafael Tovar y de Teresa en medio de un ambiente hostil desde el presupuesto...eso es una mala señal para la cultura en México
0 retweets less than a minute ago
HectorYunes Héctor Yunes Landa
Hoy nuestro país pierde a una de las personas más comprometidas con el fomento y preservación de la cultura: Rafael… https://t.co/UEEqrZ5ggz
0 retweets less than a minute ago
CUAUHTEMOCGAMEZ Cuauhtemoc
#RafaelTovarydeTeresa el primer secretario de Cultura de México (Perfil) https://t.co/cMKKlqOQUd
0 retweets less than a minute ago
DAVIDROMEROVARA DAVID ROMERO VARA
#RafaelTovarydeTeresa el primer secretario de Cultura de México (Perfil) https://t.co/aTFqQHogg7
0 retweets less than a minute ago
SomosNoticiasMX Somos Noticia
Falleció Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura https://t.co/BXOTN5MVgj https://t.co/S8fDtR0AWh
0 retweets less than a minute ago