“Mi músico favorito es Leonard Cohen”: Pedro Ángel Palou #Letrasynotas
El autor de la novela ‘Tinta Roja’, se confiesa ser un asiduo seguidor de Mahler.
Entrevista con pedro angel palou
(Planeta/Redacción AN).

“La música es el lengua más perfecto”, dice sin dudarlo Pedro Ángel Palou. El escritor recién publica Tinta roja (Planeta), una novela dedicada a Lázaro Cárdenas, pero donde cabe también un pequeño homenaje a Guty Cárdenas; y es que para el narrador poblano, la música ha sido una inseparable compañera de viaje que lo llevó a ser uno de los privilegiados testigos del épico concierto de Queen en Puebla, en 1981.

¿Qué es la música para usted?

Es la aspiración a la perfección total, donde no necesitas las palabras para expresar las más hondas emociones. La música no es que sea un sucedáneo del lenguaje, es el lenguaje más perfecto.

¿Qué música lo remite a su infancia?

Tuve una infancia por un lado marcada por el bolero porque era lo que mi padre oía, le gustaba mucho Luis Arcaraz, oía Mentira tres veces en una misma tarde; de hecho, por eso escribí una novela llamada Bolero. Es una música nostálgica clasemediera que habla de una serie de cosas que pudieron ser pero no fueron, tiene su gracia pero es casi conservadora. Y a la misma vez, mi madre estudiaba Sociología escuchaba a Inti-Illimani, Quilapayún, los famosos discos de Nicanor Parra recitando poesía antipoesía, los Mejía Godoy. En la adolescencia me tocó la peor música de toda la historia: la disco, la detesto.

Eso por el lado de sus padres, ¿pero por su cuenta?

Tenía buenos amigos en la preparatoria que oían rock pesado y tenían las óperas de The Who. Me llevaron al cine para ver la película de Pink Floyd, The Wall. Fui al histórico concierto de Queen en Puebla. Mis amigos me querían jalar hacia el rock pero yo ya estaba empezando a escuchar jazz y clásico. Cuando empecé a ganar dinero como maestro antes que comprarme ropa, iba por discos de Deutsche Grammophon. Me intereso por Mahler y leo su biografía, sus historias de amor y sobre Alma Mahler; me deslumbra la historia de amor de Clara Schumann con Brahms.

 ¿Cómo recuerda el concierto de Queen?.

Fue un momento de profunda libertad y un loco alcalde de Puebla que se llamaba Victoriano Álvarez, que no creo que haya pasado a la historia como político ni como alcalde, fue el promotor de ese concierto. Supongo que se gastó todo el dinero del erario público para traerlos, porque para un muchacho de preparatoria no era caro. Fue en el estadio Hermanos Serdán que es al aire libre, medio feo y destruido. Lo recuerdo como un acto de performance absoluto de Freddy Mercury, pero también como el último momento de gran comunión, no tomábamos camiones, todo mundo nos regresamos caminando, era otra Puebla.

De los boleros, ¿cuáles son sus favoritos?

Me gusta mucho Manzanero porque me parece que logra cierta sutileza. Me gustan algunos de los boleros de Juan Gabriel, por un lado es denostado y por otro ensalzado. Álvaro Carrillo también me gusta, y en la novela Tierra roja le hago un homenaje a Guty Cárdenas.

¿Por qué en México pegaron tanto el bolero y la balada?

Carlos Fuentes escribe en La región más transparente: “En México no hay tragedia sólo hay afrenta”; la afrenta es el tema del bolero, es un duelo que no llega al duelo. Finalmente en esas pequeñas historias de amor y traición, en las cuales los dos cantantes topaban como topan los decimeros en Tlacotalpan, había la síntesis de un modo de ser. No estoy tan seguro de que hoy en día la música, por ejemplo de onda grupera, responda realmente a una sensibilidad nacional quizá fue impuesta por las televisoras por el grado de dinero que tienen estos grupos. Creo que de todos los géneros artísticos, la música es el que más se acerca a poder representar una sensibilidad popular colectiva.

¿Por qué llega al jazz y a la música clásica?

A los 14 años, un amigo me prestó un acetato del Festival de Montreal, en Canadá. Ahí escuché por primera vez, muy tardíamente, a Dizzy Gillespie, y empecé a entender lo que era la improvisación. A los latinoamericanos también nos acerco al jazz, quien ha leído El perseguidor, lógico que ame el jazz. En cambio música clásica primero me entró como una autoeducación sentimental. Mi favorito sigue siendo Malher porque es la representación sinfónica de la melancolía.

Cortázar e incluso varios escritores beats tenían también un gusto por el jazz y experimentaron con una escritura sincopada.

Sí, el jazz tiene, el sincopamiento y el staccato. Me acuerdo de un viaje que hicimos Luis Humberto Crosthwaite y yo a San Luis Potosí a visitar a David Ojeda, oímos a los Beatles como locos, y luego de allí nos fuimos a Tijuana, donde conocí a un personaje muy interesante que se llama Roberto Castillo Udiarte, gran poeta que tradujo a Bukowski y además melómano absoluto. Me puso Tom Waits, un vocalista que usa su capacidad vocal para hacer jazz y me presentó también a Gavin Bryars, un músico inglés que también desconocía. Ambos tienen un colaboración extraordinaria, Jesus Love me, Bryars grabó a un borracho del Soho que cantaba a capela: “la sangre de Cristo nunca me abandonará”, y con e hace una sinfonía de una hora ocho minutos jugando con todos los tonos posibles de esa misma frase. Durante una gira de Waits por Inglaterra, Gavin Bryars le cuenta de su obra y lo invita al estudio de grabación. En el último movimiento de la sinfonía empieza a disminuir la voz del viejito borracho hasta casi ser inaudible, y luego empieza casi inaudible la voz de Waits y la sinfonía termina con su voz potentísima aguardientosa diciendo: “Jesus love never fails me”. Te cuento esto como un ejemplo de la liga tan profunda que tiene la música con la literatura. Tengo grandes amigos también melómanos de otro tipo de música, como nuestro querido Daniel Sada que era un gran escucha de la música norteña; por ejemplo, nunca hubiera oído al Piporro si no hubiera sido por él. No puedes entender a Daniel como escritor sin la música norteña.

¿Cuál es su músico favorito, de quién tiene más discos?

Curiosamente Leonard Cohen, tengo todos sus discos. Mis hijos se ríen, incluso me dicen: “Otra vez tu Leonard Cohen”, es un gran poeta, y así es que gana el premio Príncipe de Asturias.

Su canción favorita de Cohen…

Es Chelsea Hotel por todo lo que representa, es una canción que habla de toda una época, “nos vimos ahí, yo era feo, tú eras fea, pero teníamos la música”.

Dedicada a Janis Joplin.

Es la canción de amor de esa noche que pasan juntos. Y me gusta mucho también cuando recita poesía en voz alta en sus conciertos en vivo. Todavía en sus últimos discos tiene algunas canciones interesantes, es raro de un músico tan longevo que esté haciendo canciones románticas sobre la vejez.

Algunas ya son como de despedida, ¿no?

Sí claro, y tienen que ver también con su budismo zen; de hecho, él regresa a la gira famosa de Londres porque el manager lo estafa. Llevaba ya 15 años encerrado en este monasterio y se queda sin dinero ni para pagar el cuarto. Es un fenómeno muy interesante de longevidad, de un artista que sigue siendo incluso utilizado por el cine, como lo hace Atom Egoyan en Exótica, como alguien que tiene algo qué decir sobre la sensibilidad.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Música


    Contenido Relacionado


  1. Publican catalogo orozcoPublican catálogo de los murales de José Clemente Orozco
    octubre 27, 2016 11:45 am
  2. A partir de noviembre la novela inedita de roberto bolanoAsí empieza la novela inédita de Roberto Bolaño
    octubre 27, 2016 11:27 am
  3. xavier-velasco-policia-federalApadrina Xavier Velasco biblioteca de la Policía Federal (Fotos)
    octubre 26, 2016 7:14 pm
  4. el eterno viajero nuevo libro de cristina‘El eterno viajero’, nuevo libro de Cristina Pacheco
    octubre 26, 2016 6:07 pm
  5. homenaje a esther seligson en bellas artesRecuerdan a Esther Seligson a 75 años de su nacimiento
    octubre 26, 2016 5:36 pm
  6. JODERY “¿cuándo se empezó a xoder Méjico?”, según Rius
    octubre 26, 2016 4:50 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.